Comillas, Arnuero, Noja y Camargo distinguidas como Ciudades Amigas de Infancia 2018

Comillas, Arnuero, Noja y Camargo distinguidas como Ciudades Amigas de Infancia 2018
Javier Rosendo

Estos galardones, entregados por Unicef, reconocen la labor diaria de los gobiernos locales por poner los derechos de la infancia en el centro de su actividad

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Cuatro municipios cántabros - Arnuero, Comillas, Noja y Camargo- cuentan desde hoy con la distinción de ser Ciudades Amigas de la Infancia, un reconocimiento que imparte Unicef y a la cual han concurrido casi 200 municipios de toda España.

¿Qué significa este nombramiento? Se reconoce a estos lugares por sus gobiernos que en su labor diaria, ponen los derechos de la infancia en el centro de su actividad pública.

En estas ciudades los menores tienen acceso a servicios sociales de calidad, viven en un entorno limpio y seguro, pueden disfrutar de su vida familiar de juego y de ocio, son respetados y tratados de una manera justa en sus barrios, y sus necesidades son tenidas en cuenta en las leyes, las políticas y las decisiones que les afectan.

En total se han entregado 114 premios a gobiernos locales. 80 han renovado su compromiso por la infancia y 25 proyectos han recibido el reconocimiento de buenas prácticas en derechos de Infancia y Política Municipal. La red de Ciudades Amigas de la Infancia crece así hasta los 274 miembros en toda España. Un crecimiento del 41%.

El presidente de UNICEF Comité Español, Gustavo Suárez Pertierra, ha afirmado que las premiadas son ciudades donde hay un «compromiso firme y real de trabajar por el bienestar de la infancia y la juventud».

La presidenta de UNICEF Principado de Asturias, María José Platero, ha destacado que a estas ciudades les une un «espíritu común», el convencimiento de que «los niños son ciudadanos de presente con los mismos derechos que los adultos».

Por su parte, la directora del Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia (Iundia), María Ángeles Espinosa, ha indicado que respetar las opiniones de los niños en la toma de decisiones «ayuda a crear ciudades más democráticas, inclusivas y equitativas».

 

Fotos

Vídeos