La ocupación hotelera se eleva por encima del 80%

Turistas se hacen fotografías en la terraza superior del Centro Botín, en Santander. /María Gil
Turistas se hacen fotografías en la terraza superior del Centro Botín, en Santander. / María Gil

«Una cifra tan alta de turistas en un puente fuera de temporada es un regalo, es para estar muy contentos», destaca Ángel Cuevas, presidente de los hosteleros cántabros

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«Es para estar muy contentos», resume Ángel Cuevas, presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), al hablar de los turistas que han apostado por la región como lugar de destino durante este puente de Todos los Santos. «Entre un 80% y un 85%» cifra finalmente la ocupación hotelera, superior a la previsión que realizaba a principios de semana, entonces situada en un 75%. «Está trabajando bien toda la hostelería que continúa abierta -hay negocios que cierran temporada en octubre-: hoteles, restaurantes, cafeterías...», destaca.

La progresiva mejoría del tiempo después del temporal del fin de semana pasado ha animado a los que postergaron su decisión hasta última hora. No se alcanzan las «sobresalientes» cifras del pasado puente del Pilar, cuando se rozó el lleno, ni el pronóstico realizado por el consejero de Turismo, que apuntó a una ocupación por encima del 90%, pero en, cualquier caso, la afluencia turística es «más que notable». «Hay que tener en cuenta que se trata de un puente fuera de temporada», reflexiona Cuevas, que considera esta alta ocupación «un regalo» para los hosteleros de cara al «largo» invierno. «En esta época del año tiene mucho mérito alcanzar estas cifras superiores al 80%», destaca el máximo responsable de la AEHC.

Mejor aún es el balance que realiza José Carlos Campos, presidente de la Red de Paradores de Cantabria, que sitúa «por encima del 90%» el nivel de ocupación durante estos días de este tipo de establecimientos.

Pasear por Santander ya advertía que ayer no era un día normal. La sucesión de personas, móvil en mano, haciéndose fotos en el Centro Botín, delante de la bahía o ante el Palacio de La Magdalena revelaban una nutrida presencia de visitantes. Del norte al sur: «Estamos hasta arriba», responden desde el hotel Valdecoro en Potes. «Está siendo un puente bueno», reconocen. Sus cifras así lo demuestran: ayer, completo; hoy, también; y mañana, casi. Y en el restaurante «hubo muchos comensales», a los que se suman las reservas de mesas ya apuntadas para los próximos días. El turismo no falla a la capital lebaniega. Ayer ya se empezó a notar «bastante movimiento de gente», que hoy se multiplicará debido a la tradicional Feria de Todos los Santos, una de las más antiguas de España, que, al margen de vecinos de la comarca, atrae a visitantes del resto de Cantabria y de fuera de la región.

Otro de los puntos fuertes del turismo, Bárcena Mayor, disfrutó ayer igualmente de un día grande. Lo confirman desde el restaurante El Puente: «Ha sido bastante bueno, lo esperábamos así y se han cumplido las expectativas. Además hay bastantes reservas para el viernes y el sábado. Es puente y la gente tiene ganas de moverse». Un movimiento que también notaron las instalaciones de Cantur: al margen de los 350 esquiadores que disfrutaron de la apertura de la temporada en Alto Campoo, el teleférico de Fuente De fue utilizado por 650 personas, y el Parque de la Naturaleza de Cabárceno atrajo a más de 1.150 visitantes.

Sin incidencias viales

En las carreteras cántabras no hubo excesivas complicaciones a lo largo de la jornada de ayer, salvo puntuales retenciones en las carreteras de acceso a los cementerios y en los aparcamientos de los alrededores. Como es habitual a partir de las primeras nevadas, el puerto de Lunada permanece cerrado al tráfico entre los puntos kilométricos 8 y 14 de la carretera autonómica CA-643.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos