Aún permanecen activos 21 incendios en zonas altas del interior de Cantabria

Imagen de uno de los incendios desde el alto de La Braguía. / Sane

Los fuegos están concentrados en los municipios de Vega de Pas, San Pedro del Romeral, Soba, Los Tojos y Selaya

DM
DMSantander

El viento sur ha continuado causando estragos en los montes cántabros esta tarde y aún hay 21 incendios activos de los 47 que se han provocado en las últimas 24 horas. Los más importantes, que ya están extinguidos, han tenido lugar en los municipios de Riotuerto y Lamasón.

En las tareas de extinción del primero trabajaron dos agentes de Medio Natural y tres cuadrillas forestales con dos autobombas, que lograron extinguir el fuego que afectó a un eucaliptal y amenazaba con extenderse al barrio de Socastillo.

El incendio del municipio de Lamasón quemó arbolado autóctono y supuso un riesgo para cabañas dispersas por la zona afectada. En su extinción, además de las cuadrillas y los agentes de la Dirección General del Medio Natural, participó el helicóptero del 112, que realizó un total de 10 descargas de agua.

La mayor parte de los focos actualmente activos se encuentran en zonas altas, inaccesibles para las autobombas y cuyo acceso supone un elevado riesgo para los equipos de extinción, por lo que se mantienen en seguimiento por parte de los agentes del Medio Natural por si en su propagación pudieran afectar a edificaciones o infraestructuras. Están concentrados especialmente en los municipios de Vega de Pas, San Pedro del Romeral, Soba, Los Tojos y Selaya.

La Dirección General del Medio Natural ha activado el nivel 2 de alerta del operativo de lucha contra los incendios forestales en siete de las trece comarcas forestales en las que se divide la región a los efectos de la gestión de los medios de la Dirección General: Liébana Occidental, Nansa, Cabuérniga, Besaya, Pisueña y Miera, Pas y Asón.

Para este sábado está previsto que se activen otras cuatro comarcas más, con lo que sólo permanecerían fuera de este nivel máximo de alerta Valderredible y la comarca Costera Central.

Efectivos totales movilizados

Hasta ahora el Gobierno ha movilizado en las tareas de extinción a 18 cuadrillas forestales, 65 agentes del medio natural, dos ingenieros y seis emisoristas, todos ellos dependientes de la Dirección General del Medio Natural.

Ante las previsiones de viento sur en los próximos días, que facilita la propagación de las llamas, el director general, Antonio Lucio, reitera el llamamiento a la responsabilidad, al sentido común y la colaboración ciudadana para que se eviten las prácticas de riesgo que pueden generar graves problemas para las personas, sus bienes y el patrimonio natural de Cantabria.

Las llamas comenzaron a propagarse el jueves por las zonas altas de los montes, principalmente de Selaya y de la cuenca media del río Besaya. Dos de estos incendios, en Liérganes y Cieza, se registraron cerca de cabañas y cuadras por lo que tuvieron que intervenir bomberos de los parques de Villacarriedo y Los Corrales de Buelna. Ambos focos ya están extinguidos. Jesús Oria, consejero de Medio Rural, señaló que los fuegos habían afectado a «zonas muy altas en las que prácticamente no se puede intervenir, pero que en su mayoría son de matorral, sin un excesivo valor ecológico». Sólo uno, en la zona de Lamasón, amenazó las cercanías de una casa pero afortunadamente pudo ser controlado.

Incendios vistos desde el alto de La Braguía. / Sane

La vigilancia se mantendrá este fin de semana porque la Agencia Estatal de Meteorología prevé que el viento sur de componente flojo y variable será el dominante. Algo que no ayuda en la propagación de los focos. Por eso el director general de Medio Natural hace un llamamiento «a la responsabilidad, al sentido común y la colaboración ciudadana, para que se eviten las prácticas de riesgo que pueden generar graves problemas para las personas, sus bienes y el patrimonio natural».

Además, el Gobierno ha prohibido las quemas en terrenos rústicos hasta nuevo aviso. «Ante cualquier indicio de fuego o posible identificación de sus presuntos responsables, debe avisarse a los agentes de la autoridad, al 112 o a la Guardia Civil», solicitan desde la Consejería de Medio Rural.