Un Parlamento dividido rechaza la retirada de la estatua del Marqués de Comillas de Barcelona

Un Parlamento dividido rechaza la retirada de la estatua del Marqués de Comillas de Barcelona

El PRC y Ciudadanos han apoyado la propuesta del PP, mientras que Podemos, PSOE y Carrancio se han opuesto

E. P.

Un Parlamento divididoa aprobado este lunes instar al Gobierno autonómico a pedir que el Ayuntamiento de Barcelona rectifique la retirada de la estatua del marqués de Comillas y que, en caso de que no se restituya, se traslade a Comillas, su localidad natal.

La estatua del marqués de Comillas se retiró el pasado día 4 de marzo de la plaza del mismo nombre con una fiesta ciudadana, en una decisión tomada por la voluntad de que deje de tener «la función de ejemplaridad que cualquier monumento en un espacio público ofrece a los ciudadanos», según explicó el Ayuntamiento de Barcelona. Esta retirada ha suscitado en Cantabria quejas de responsables políticos, como la alcaldesa de Comillas, la regionalista Teresa Noceda, que, además del presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha escrito cartas por este asunto a su homóloga en la Ciudad Condal, Ada Colau.

El texto del PP ha recibido el apoyo del PRC, partido de la alcaldesa de Comillas, Teresa Noceda, y de Ciudadanos, mientras que el PSOE, socio del PRC en el Gobierno regional, ha votado en contra junto con Podemos y el diputado del Grupo Mixto Juan Ramón Carrancio.

En total, 26 votos a favor y nueve en contra de una iniciativa a la que se ha incorporado una enmienda del PRC para solicitar el traslado de la estatua de Antonio López a su localidad natal en el caso de que el Ayuntamiento de Barcelona no la restituya.

Leer más

El PP, los regionalistas y el diputado Rubén Gómez han defendido la figura de Antonio López, el marqués de Comillas, quien en el siglo XIX viajó a Cuba, donde hizo una fortuna que le sirvió, según estos grupos, para impulsar acciones filantrópicas en su localidad natal y en la Ciudad Condal. Los grupos de PP y del PRC, además de Gómez, han puesto en duda el pasado esclavista del marqués de Comillas, principal argumento para la retirada de su estatua, y han defendido que no se puede entrar en un revisionismo histórico con los criterios actuales.

«Cantabria le debe mucho al Marqués de Comillas por todo lo que hizo por esta tierra, por Comillas y su promoción turística», ha recalcado el diputado del PP Íñigo Fernández. Además, al igual que el PRC y Cs, Fernández ha considerado que Barcelona también está en deuda con él, por la contribución a su desarrollo.

La diputada regionalista y alcaldesa de Comillas, Teresa Noceda, ha tachado de «despropósito» la retirada de la estatua y ha remarcado que no hay constancia documental de que Antonio López «tuviera barcos destinados al tráfico de personas» «A los comillanos nos parece denigrante que lo tachen ahora de negrero. Igual teníamos que revisar en Barcelona estatuas emblemáticas o calles a personalidades que sí hicieron fortuna como negreros», ha aseverado.

Noceda ha insistido en que no se puede mirar «con los ojos del siglo XXI lo que ocurrió en el XIX», una idea que ha compartido Rubén Gómez, de Cs, que se ha preguntado si en Estados Unidos retirarían estatuas de George Washington «por tener más de 300 esclavos».

También en el pleno

El PSOE, Podemos y Carrancio han reivindicado la autonomía municipal del Ayuntamiento de Barcelona para decidir qué hacer con una estatua que es de su propiedad.

Además, Podemos ha sido especialmente crítico con la figura del marqués de Comillas, «que representa el esclavismo y el tráfico de seres humanos». «Este señor era un traficante de personas», ha criticado la portavoz de la formación morada, Verónica Ordóñez, que ha abogado por «revisar» y «quitar calles y estatuas» ahí donde sea necesario.

«Claro que hay que revisar la historia y si tenemos que quitar calles se quitan, y si hay que quitar estatuas se quitan», ha subrayado Ordóñez. A su juicio, «por supuesto» que se debe «mirar atrás» y ver «qué símbolos no tienen que responder a la sociedad actual». «Eso se llama democracia», ha apostillado.

Por su parte, Víctor Casal, del PSOE, ha lamentado, en alusión a la retirada de símbolos franquistas y preconstitucionales, que el PP quiera hacer ahora con Barcelona lo que no hizo el ministro Íñigo de la Serna cuando fue alcalde de Santander.

El Gobierno convoca a grupos para tratar decreto de ayudas alquiler

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno regional ha convocado a los grupos parlamentarios a una reunión el miércoles, día 21, para analizar el decreto por el que se aprueba la concesión de ayudas al pago del alquiler y tratar de lograr un acuerdo en posibles modificaciones.

Pese a que la Consejería ya ha convocado esta reunión, los grupos parlamentarios han aprobado por unanimidad hoy una iniciativa que precisamente pedía que se produjera una convocatoria para analizar el decreto de ayudas al alquiler.

Ya el pasado 26 de febrero se debatió en el pleno de la Cámara una proposición no de ley de Podemos, enmendada por el PP, que solicitaba modificar el decreto de las ayudas al pago del alquiler.

La iniciativa fue rechazada en ese pleno, pese a que contaba con el apoyo de PP, Podemos y los dos diputados del Grupo Mixto, debido a la ausencia por enfermedad de dos parlamentarios de la oposición.

Esa iniciativa, rechazada hace quince días, proponía crear un grupo de trabajo para consensuar las modificaciones que «garanticen la justicia y la equidad» de esas ayudas. Y hoy se ha vuelto a llevar al pleno y se ha aprobado por unanimidad.

Los grupos del PRC y del PSOE, que votaron en contra de la propuesta en el debate anterior, han criticado que se haya vuelto a discutir, algo que ve n«innecesario» porque la Consejería de Obras Públicas y Vivienda ya había convocado a los grupos y mostrado su «voluntad de acuerdo».

Pero el diputado del PP y exconsejero del área en la anterior legislatura, Francisco Rodríguez, ha llamado la atención en que el emplazamiento de la Consejería haya llegado precisamente tras la iniciativa parlamentaria, y ha dicho a regionalistas y socialistas que, mientras hoy han votado a favor, hace quince días lo hacían en contra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos