Renfe valora llevar a Cataluña trenes de Cantabria y poner en su lugar otros más antiguos

Renfe valora llevar a Cataluña trenes de Cantabria y poner en su lugar otros más antiguos
Luis Palomeque

El núcleo de Cercanías que cubre la región podría perder tres unidades de la serie 447, que serían reemplazados por otros de la serie 470, un material más obsoleto

Teodoro San José
TEODORO SAN JOSÉSantander

Renfe está estudiando reforzar el servicio de Cercanías de Cataluña y para ello baraja una serie de opciones que pasan por transferir material ferroviario desde distintos núcleos, y el de Cantabria es uno de ellos. Aunque la decisión no está tomada, ni tampoco existe comunicación alguna, en determinados niveles del sector ferroviario cántabro sí tienen constancia de que la compañía está valorando ese traslado. En concreto, afectaría a tres unidades del modelo 447 que habitualmente cubren el servicio de Cercanías entre Santander y Reinosa, trenes que serían sustituidos por otros tantos de la serie 470, más antiguos.

Al parecer, el núcleo de Cercanías de Cataluña –allí denominado Rodalies– precisaría varias unidades para reforzar su servicio después de una serie de incidencias que se han registrado en su red estas últimas semanas, sobre todo en el entorno de Barcelona, la última con el choque de dos trenes en el que falleció la maquinista de uno de ellos.

De momento no hay constancia oficial de que Renfe haya tomado ninguna decisión –consultado su gabinete de prensa, no tiene nada que aportar porque el asunto no les consta– y, consecuentemente, tampoco puede hablarse de posibles fechas para ese traslado. Como tampoco se sabe de qué núcleo de Cercanías se llevarían los trenes que reforzarían el servicio de Cataluña, pero según algunas fuentes se apunta a que serán las de Cantabria y País Vasco.

El Govern catalán asumió en 2010 la gestión de los trenes (horarios, frecuencia de paso, tarifas e información a los usuarios) así como del personal. No obstante, la infraestructura sigue en manos de Adif y Renfe se mantiene como la empresa que pone el material y opera el servicio. YRenfe trata de cubrir el material que las recientes incidencias han dejado fuera de las vías. Fuentes sindicales admiten que esta noticia del posible traslado de trenes ya se mueve en algunos niveles del sector ferroviario de la región, pero también reconocen que Renfe «no ha comunicado nada».

Sustitución

«Se habla de que Cataluña necesita algunas unidades y la empresa está valorando de dónde sacarlas, de qué núcleo de Cercanías, y el de Cantabria sería uno de los elegidos para transferir material», señalan desde la sección sindical de UGT. «Renfe, al parecer, lo está valorando, pero no hay ninguna decisión tomada», concluye esa misma fuente, que prefiere no realizar ninguna valoración en tanto se confirme o desmienta esta posibilidad de cambio.

Porque sería eso, una especie de sustitución. Modelos de la serie UT 447 que ruedan por Cantabria destinados para Cataluña y en su lugar Renfe los reemplazaría con trenes del modelo 470. Los primeros fueron fabricados a primeros de los años noventa, mientras que los segundos son de tiempo atrás ya que fueron construidos a finales de los setenta y principios de los ochenta.

Más precisos respecto a de cuánto material se estaría hablando son en el Sindicato Español de Maquinista y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), donde también ha llegado la noticia de ese posible cambio. Ahí tienen conocimiento de que Renfe estaría barajando trasladar a Cataluña «tres unidades 447 y traer en su lugar tres 470. Y quizá llevarse también alguna más de los núcleos de Asturias o del País Vasco. Hay previsión de ello», señalan desde ese sindicato, pero también reconocen hablar sin disponer de una comunicación oficial. Y quieren entender que el cambio sería «provisional. Cabe esa posibilidad, pero no sabemos ni cuando ni cómo».

«En CC OO oficialmente no sabemos nada», señala, por su parte, Manuel Celis, delegado de ese sindicato en Renfe. Lo único previsto de lo que sí tienen noticia es la de una máquina que se trasladará a Valencia «para reforzar aquel servicio durante las Fallas. Si hay oficialmente algo más que la empresa se esté planteando, no tenemos constancia».

Nueve unidades en Cantabria

El servicio de Cercanías de Cantabria (línea Reinosa-Santander) está cubierto por nueve unidades del modelo 447, material fabricado a primeros de los años noventa del pasado siglo. Los trenes del modelo 470, aunque perfectamente equipados y modernizados interiormente tras distintos pasos por talleres, son de finales de los setenta y primeros de los ochenta, cerca ya del final de su vida útil; es un material más obsoleto. Tienen menor aceleración y son algo más lentas, por lo que acumulan más problemas para cumplir los horarios.