La Junta de Personal Docente pide el cese de Mañanes por abrir una «guerra» en la educación

Rueda de prensa de la Junta de Personal Docente, celebrada este martes./
Rueda de prensa de la Junta de Personal Docente, celebrada este martes.

La reunión celebrada anoche entre el consejero y los sindicatos finalizó sin acuerdo sobre el calendario escolar y la jornada de junio y septiembre

DM .
DM .Santander

Los sindicatos de la Junta de Personal Docente piden al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, el «cese inmediato» del consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, al que acusan de buscar rédito político y de «abrir una guerra innecesaria» a cuenta del calendario escolar y la jornada de junio y septiembre.

Los sindicatos representados en la Junta de Personal Docente (STEC, Anpe, UGT y CCOO) han dado una rueda de prensa tras la reunión de urgencia con la Consejería que se celebró en la noche del lunes y que terminó sin acuerdo, en la que abordaron la situación creada por el calendario escolar y la ampliación de jornada en junio y septiembre.

Según explican los sindicatos, ayer en la reunión, el consejero y su equipo les trasladó que la jornada en junio y septiembre hasta las 14.00 horas se llevaría a cabo con horas lectivas, que deberán cubrir los docentes.

La Consejería se basa en un informe jurídico «que no se sabe en qué condiciones se ha hecho» y que se está utilizando ahora como «una excusa» para ampliar la jornada de los alumnos, una medida que los sindicatos ven nociva, no solo para los niños sino también para la planificación y organización del curso escolar.

Las organizaciones sindicales lamentan que el consejero «ha mantenido abierto y en carne viva» el conflicto del calendario escolar y la ampliación de jornada en junio y septiembre y acusan a Fernández Mañanes de buscar rédito electoral con este tema, sin que «le haya importado generar una guerra escolar de consecuencias irreparables y desastrosas para el sistema educativo». «Peor no se puede gestionar. Quizás el consejero piensa que va a ganar un puñado de votos», aducen los sindicatos.

A su juicio, además, la Consejería no deja «de dar bandazos» y se salta los acuerdos formales y los actos administrativos firmes pactados en órganos como la Mesa Sectorial. Por eso, los sindicatos advierten de que se han «quebrado» los principios de confianza y buena fe en la negociación.

La Junta de Personal Docente se reúne hoy con el comité de directores de centros de Primaria y celebrará asambleas para decidir qué medidas concretas se adoptan. Con todo, los sindicatos aseguran que, ante la situación creada, han recibido muchas peticiones de docentes para iniciar movilizaciones, incluso sin esperar al inicio del próximo curso en septiembre.

«El consejero ha desestabilizado la comunidad educativa»

Las voces críticas con el consejero llegan también desde otras formaciones. El portavoz parlamentario de Ciudadanos Cantabria, Rubén Gómez, ha señalado que Fernández Mañanes, «ha logrado desestabilizar por completo el equilibrio de la comunidad educativa» debido a que su gestión «no es clara ni sigue una línea coherente». Al respecto, ha apuntado que «los principales perjudicados por la guerra escolar anunciada por los sindicatos son los alumnos».

«Toda la comunidad educativa ha alcanzado un consenso», ha señalado Gómez, «y ahora el consejero, con su irresponsabilidad y su actitud permanente de esconderse en vez de gestionar, está consiguiendo que ese clima de consenso salte por los aires». En su opinión, «si lo que buscaba era el enfrentamiento entre padres y profesores, está claro que Fernández Mañanes lo ha conseguido».

También Izquierda Unida de Cantabria ha pedido a la Consejería de Educación que «redoble» sus esfuerzos para conseguir un «clima de diálogo» que evite el «ambiente de confrontación» con el que se está cerrando el curso escolar en el seno de la comunidad educativa.

La coordinadora de IU, Leticia Martínez, ha lamentado que el «buen tono que sí se ha vivido en el Consejo Escolar» y que fue refrendado en el Parlamento en torno al acuerdo escolar no esté teniendo reflejo en dichas negociaciones y ha criticado que el consejero «se quede de brazos cruzados».

Para Martínez, la prioridad han de ser las necesidades educativas del alumnado y «en torno a ellas se ha de trabajar para llegar a un acuerdo en la que todas las partes se sientan cómodas», ha sostenido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos