Toneladas de barro cortan la carretera a Bárcena Mayor, pero ya hay paso hacia Reinosa

El argayo ha cubierto por completo el cruce de la CA-280 / Vídeo: Javier Rosendo

El argayo ha arrastrado este mediodía cantidades ingentes de material del monte. La zona más afectada es el cruce se une la CA-280 y la que da acceso al puerto de Palombera, a pocos metros de Correpoco

JOSÉ CARLOS ROJO SantanderLUCÍA ALCOLEA Cabezón de la Sal

La carretera nacional CA-817, que une Cabezón de la Sal con Reinosa, sobre la que esta mañana ha caído un argayo de grandes dimensiones, ya ha sido abierta al tráfico, aunque permanece cerrada CA-280, que discurre hacia Bárcena Mayor, en el término municipal de Los Tojos. La vía se ha abierto tras los esfuerzos realizados por los operarios de Carreteras desde que alrededor de las doce del mediodía una enorme cantidad de piedras de gran tamaño y barro se deslizasen por la montaña y cayesen sobre la vía, que ha permanecido cortada al tráfico justo en el cruce, donde limitan los ayuntamientos de Cabuérniga y Los Tojos.

Según ha explicado la alcaldesa, Belén Ceballos, la caída de un pino de unos «cuatro metros de altura» por la ladera del monte ha provocado un argayo de piedras y barro que han cubierto la vía, donde se ha formado una 'marea marrón' debido a que no ha dejado de llover. En el lugar se encuentran trabajando efectivos de Carreteras para tratar de despejar la carretera en su totalidad cuanto antes.

«Llevamos unas dos horas incomunicados y hay gente que ha tenido que darse la vuelta o quedarse esperando, sobre todo personas que tenían que acudir a sus puestos de trabajo o ancianos que iban al médico», explicaba Ceballos esta mañana, aunque puntualizaba que no son muchos los vecinos que se han visto afectados. El corte de la vía se ha producido justo en el límite entre el Ayuntamiento de Cabuérniga y Los Tojos, cortando las dos rutas existentes en este punto kilométrico, la que se desvía a Bárcena Mayor y la que continúa dirección Reinosa. «Aún no sabemos cuánto tiempo pueden tardar en arreglarlo, pero se ha producido un desmonte importante y hay muchas piedras sobre la carretera», concretó la alcaldesa.

En la zona donde se ha producido el desprendimiento no hay redes de protección sobre la ladera, «y hay un canal por el que baja agua». Ceballos considera que el argayo se habría producido igualmente aunque hubiese una red, «porque han caído piedras enormes». Hace años se produjo un argayo similar a la altura del pueblo de Fresneda, «a unos doscientos metros del cruce, y estuvimos varios días incomunicados mientras despejaban la carretera». Esperemos que esta vez tengan más suerte.

El servicio de emergencias 112 ha informado sobre el suceso en redes sociales a las 14.00 horas y los servicios de mantenimiento de carreteras han llegado ya a la zona para despejarla y restablecer el tráfico, dado que ese vial (CA-280) es la principal vía de entrada a Bárcena Mayor. La carretera que se dirige hacia Reinosa ya está abierta, pero aún se trabaja en la que comunica con Bárcena Mayór.

La limpieza, a juzgar por el aspecto del cruce, no será sencilla porque además del barro hay pesadas rocas y troncos de árboles que han caído a la carretera, algo que complicará bastante el trabajo de los operarios.

Ver más

 

Fotos

Vídeos