Suspendida la búsqueda del pescador desaparecido en la costa de Islares

La zona donde ha desaparecido el vecino de Noja es de difícil acceso/
La zona donde ha desaparecido el vecino de Noja es de difícil acceso

Las malas condiciones del mar ponen en peligro a los efectivos de salvamento

P. GONZALEZ / P. CHATOSantander

Las complicadas condiciones del mar han obligado a suspender el operativo de búsqueda del pescador desaparecido en Islares. El emperoamiento a lo largo de la mañana dificulta los trabajos y supone un riesgo para los efectivos.

Los trabajos de localización se retomaran cuando la meteorología lo permita.

Desde primera hora de la mañana, diferentes efectivos han salido a la costa para continuar con la búsqueda iniciada en la tarde-noche de ayer. Por tierra han participado miembros de la Guardia Civil, bomberos de Castro Urdiales, Protección Civil y Policía Local del municipio, y DYA; por mar una embarcación de Salvamento marítimo Bilbao, y por aire el equipo del helicóptero del Gobierno de Cantabria.

Durante la tarde-noche de ayer J.L.L. de 74 años y vecino de Noja desapareció cuando se encontraba pescando en la costa de Islares.

Un familiar de la víctima dio aviso al Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria, sobre las 22.20 horas de ayer, después de que el hombre les avisara de que iba a intentar abandonar la zona en la que se encontraba por las malas condiciones meteorológicas y no llegara a su coche, aparcado en las inmediaciones.

Esa llamada dio lugar al inicio de la búsqueda. El 112 movilizó hasta la zona a bomberos de Castro Urdiales, Policía Local del municipio, Guardia Civil, 061 y DYA, que tuvieron que abandonar los trabajos de localización por las malas condiciones meteorológicas con aviso naranja por viento y fenómenos costeros adversos, y abundante lluvia.

Este es el segundo pescador que desaparece este año en las costas de Cantabria. Esta misma semana un vecino de Colindres fue encontrado muerto en la ría dos días después de salir con su barco.