Casyc propone un recorrido por Europa a traves de sus teatrillos de papel

Fotos María Gil / Vídeo: Pablo Bermúdez

El centro cultural acoge una muestra con piezas de una decena de países, desde el siglo XIX hasta la actualidad, que podrá visitarse hasta el 25 de mayo

ANGELA CASADOSantander

Pequeños telones, recortables, escenas y títeres de papel componen la muestra 'Teatrillos de papel. Mágico mundo de cuentos'. La exposición, compuesta por una decena de obras desde el siglo XIX hasta la actualidad, supone un viaje a la infancia a través de teatros recortables provenientes de varios países europeos.

El centro cultural Casyc acoge hasta el 25 de mayo esta exposición, organizada en colaboración con la Asociación Arte Libro. El comisario de la muestra y coordinador de la asociación, Giuliano Camilleri, ha explicado que es la primera vez que se expone esta colección que está acompañada de varias escenas y libros sueltos de obras para los teatrillosn que provienen de Francia, Alemania, Italia, República Checa, Inglaterra y España.

Según Camilleri, la muestra es un «mágico viaje por Europa» buscando los orígenes del teatro dirigido a los más pequeños, en un mundo donde las historias de los personajes recortados de hojas de papel «cobran vida».

Las obras que se exponen en el Casyc son muy variadas y proceden de colecciones privadas y públicas y de los fondos propios de Arte Libro. Entre ellas, destaca el Teatro dei Pupi Siciliani, un gran escenario proveniente de Sicilia que llega a Santander con sus marionetas y está acompañada de un vídeo en el que los personajes recrean una de sus historias, basadas en las hazañas de los paladinos de Francia. Del diseño siciliano, la exposición salta a Napoles, con el Teatro Sarzi de los años 70, y a Venecia, Milán y Roma, a través de tres teatrillos que creados entre 1890 y 1930.

Tras pasar por Francia, con los teatros de Epinal y de Mezt y sus guiñoles, el recorrido de la muestra lleva a sus visitantes hasta España, donde Paluzie y Seix i Barral llevaron el arte del teatro a las casas de las familias españolas, desde finales de 1800 hasta los primeros años 50, «educando a niños y adultos».

Inglaterra está representada por cuatro obras de Pollock que heredó el Juvenile Drama de Redington. Estos teatros de papel todavía se siguen encontrando, 200 años después, en la tienda museo de Coven Garden. Alemania y la República Checa cierran este viaje a través de Europa con un conjunto de pequeños teatros de Schreiber y Shappler, con todos los accesorios propios de un teatro con bastidores, atrezos de escena y con los títeres de la tradición checa.

Camilleri ha destacado que la tradición de los teatrillos de papel «nunca ha muerto» y, de hecho, ahora se «vive un auge». Por su parte, el presidente de la Fundación Caja Cantabria, Gaspar Laredo, ha señalado que en una época digital como la actual, es muy interesante esta «mirada al pasado».

La inauguración de 'Teatrillos de papel. Mágico mundo de cuentos' ha coincidido con la celebración del Día del Libro. Y es que, Según Camilleri, los teatrillos tienen mucho en común con los libros porque «no tienen palabras en sentido estricto, pero también tienen muchas, porque cuentan historias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos