«España es uno de los países más potentes del mundo a nivel paisajístico»

El 'Lumix G Photographic Challenge' llega en agosto a Cantabria para enfrentar a los participantes al exigente entorno de los Picos de Europa en busca de la fotografía perfecta

Carlos Caraglia lleva 14 años participando en las mediciones del retroceso de los glaciares por todo el mundo./Earth360
Carlos Caraglia lleva 14 años participando en las mediciones del retroceso de los glaciares por todo el mundo. / Earth360
Álvaro G. Polavieja
ÁLVARO G. POLAVIEJASantander

La fotografía es un lenguaje capaz de hablar alto y claro. De transmitir sentimientos y de trascender fronteras. Es un arte y es una ciencia. Y aunque como todo lenguaje es subjetivo, también puede ofrecer una visión muy clara de aquello que retrata. Con ese espíritu y un importante componente de concienciación medioambiental, el concurso de fotografía 'Lumix G Photographic Challenge' llega en agosto a Cantabria tras recorrer distintos puntos de España. Su objetivo es enfrentar a los participantes a un reto en formato de competición deportiva en el que deberán capturar la esencia de una de las zonas más salvajes, abruptas y bellas del país: los Picos de Europa. Fuente Dé será el epicentro cántabro de la segunda edición de una iniciativa promovida por la Asociación Científica Glackma y la marca Panasonic, que este año cuenta también con el patrocinio del Gobierno de Cantabria. Su promotor, el productor y naturalista gallego Carlos Caraglia (Inglaterra, 1969) destaca la autenticidad y la exigencia de un reto creativo que aspira a difundir y potenciar la imagen de Cantabria y de España en toda Europa.

–¿Qué características tiene el 'Lumix G Photographic Challenge'?

–Es la primera vez que un concurso de fotografía es realmente competitivo, como si fuera un deporte. Es un reto en tiempo real en el que los fotógrafos se tienen que enfrentar a pruebas que duran entre uno y varios días, dependiendo de las fase del campeonato que se trate, y en el que tienen que realizar una ruta fotográfica de carácter extrema, en lugares donde el entorno es muy espectacular pero en los que el terreno y las condiciones climatológicas a veces son muy duras y adversas. Además compiten en igualdad de condiciones, porque todos llevan la misma cámara, tienen el mismo tiempo y la capacidad de procesar posteriormente las imágenes también está muy limitada. Es una prueba en la que lo que más valor tiene es la capacidad de los propios fotógrafos.

«Participan 580 fotógrafos y se desarrolla en 11 comunidades»

–¿Qué objetivos tiene el concurso?

–Esta iniciativa busca elegir a los mejores fotógrafos de cada comunidad autónoma para que luego compitan entre selecciones. Es un formato parecido a las Olimpiadas, en el que cada uno vive el orgullo de representar a su territorio en las eliminatorias.

–¿Cuántas comunidades participan en esta edición?

–En este campeonato compiten fotógrafos de todas las comunidades autónomas de España, aunque las pruebas de la competición se concentran en varias de ellas. Este año se está desarrollando en total en 11 comunidades distintas y hemos recibido más de 2.200 inscripciones, de las que han salido los 580 participantes. Cantabria aporta 18 fotógrafos.

–¿Por qué se limita el procesado de las imágenes? ¿A qué filosofía responde esa condición?

–Cada uno hace las fotos que quiere y como quiere, pero en nuestro caso buscamos capturar y plasmar la belleza natural de los entornos en los que se realizan las pruebas. Eso está muy relacionado con otro de los objetivos del concurso, que es el de la concienciación. Queremos utilizar la fotografía para tratar de concienciar a la sociedad de la importancia del medio ambiente y del respeto y el cuidado que merece. Desde la Asociación Glakma, que es una organización científica en la que llevamos ya 14 años realizando trabajos científicos en la Antártida y en el Polo Norte, con mediciones en los glaciares e impulsando numerosas incitativas para fomentar la concienciación de la gente en materia medioambiental, queremos que la gente entienda que el planeta se está deteriorando mucho, que demostramos un desprecio absoluto por lo que está pasando y por el hecho de que nos lo estemos cargando.

«Demostramos un desprecio absoluto por el daño que le hacemos al planeta»

–¿Cómo ayuda este reto ante semejante realidad?

–Creemos que hay que implicarse, que cada uno lo haga en su día a día. Entre otras cosas queremos fomentar una apuesta por el ocio más tradicional, el que se consumía hace unos años: ir a la playa e ir a la montaña para conocer y vivir la naturaleza, y no estar siempre tan colgados de la tecnología. Así que pensamos que ya que todo el mundo está en internet y en las redes sociales, por qué no usar las fotos para demostrarle a la gente que tenemos un planeta espectacular que tenemos que cuidar.

1. Los participantes se enfrentan en las pruebas a entornos muy exigentes. | 2. Un modelo de competición fotográfica que emula a las prueba deportivas. | 3. La naturaleza es la gran protagonista del concurso fotográfico. / Earth360

–Es un formato muy ambicioso...

–Sí lo es, pero eso implica que tiene mucho trabajo detrás. Juntar a 34 personas en entornos tan complejos y que haya ido todo perfecto, sin ningún fallo o problema, es para estar orgullosos. Estamos haciendo 11 competiciones en tiempo real en toda España; llevamos ya un mes y medio y nos queda otro, que será cuando lleguemos a Cantabria. Estamos encantados porque el espíritu de la prueba ha trascendido lo que es la mera competición y se ha generado y se transmite un compañerismo y un amor por la naturaleza que cala mucho en todos los que lo conocen. Al final creo que estamos creando muchos embajadores que hablan maravillas de las tierras que visitan, y eso es muy bueno porque es otro de los valores del concurso, el potenciar el turismo desde una perspectiva sostenible.

– ¿Cómo se enfoca ese espíritu de promoción de las zonas en las que se desarrollan las pruebas?

–Se da la paradoja de que enEspaña tenemos mucho desconocimiento de muchos rincones de nuestro país que son alucinantes. Los fotógrafos viajan a otros países buscando entornos y fotografías maravillosos cuando en España tenemos un paisaje de una riqueza increíble y toda las posibilidades del mundo. Además de las propias fotos de los participantes, desde la organización estamos haciendo vídeos de las competiciones en cada sede, que después también se aprovechan. A eso hay que sumarle el hecho de que en nuestro caso tenemos detrás a una marca como Panasonic, con millones de seguidores y una capacidad de difusión enorme, lo que ayuda mucho a ese objetivo de dar a conocer la riqueza de nuestros paisajes y de nuestra naturaleza.

«Estamos creando embajadores que hablan maravillas de las zonas que visitan»

–¿Por qué se escogió Cantabria como una de las sedes?

–Una de las razones fundamentales es porque nos ofrece un potencial espectacular a nivel paisajístico, como todo el norte de España en general. En mi caso, Fuente Dé es la zona de los Picos de Europa que más me gusta. Son entornos que además de su potencial visual obligan a los fotógrafos a estar bien preparados, y eso refuerza el carácter de la competición.

–En esta edición el Gobierno de Cantabria es uno de los patrocinadores del concurso. ¿Cómo se ha establecido y qué supone ese vínculo?

–Sí, es uno de los acuerdos nuevos de este año y se ha establecido con idea de futuro. La base no es el dinero, porque hay otras comunidades que quieren estar y nos ofrecen más pero no tienen esta riqueza de entornos, que para nosotros es fundamental. Nadie puede poner en duda que el norte de España tiene una belleza, un verde y unos ríos... que no los hay en otros lugares. Eso es importante sobre todo teniendo en cuenta que en el futuro vamos a tener que competir con otros países con paisajes muy potentes como Islandia, por ejemplo. Y queremos que cuando vengan aquí tengan también esa sensación que tienen los fotógrafos que van allí y sienten que están en un lugar realmente espectacular. Yo personalmente creo que a nivel paisajístico España es el país más completo del mundo, porque si quieres entornos como el Caribe tienes Formentera, si quieres montaña tienes los Picos o Pirineos, cañones, bosques increíbles... Lo tenemos todo.

Más 'Autorretratos'