«Para novelar un hecho real hay que ser cauto, respetuoso y poner cariño»

Ponseti visita Santander para promocionar la novela./María Gil
Ponseti visita Santander para promocionar la novela. / María Gil

El periodista José Antonio Ponseti trae a Santander su primera novela, su propia investigación sobre una de las desapariciones más famosas de la aviación estadounidense

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

La cita es en la cafetería de un céntrico hotel de Santander, donde uno de los periodistas deportivos de radio más reconocidos del país se encuentra con una periodista de cultura para hablar de su primera novela. A los cinco minutos la conversación gira en torno al Triángulo de Las Bermudas. ¡Si hace años que nadie habla de ese misterio¡ y él, Juan Antonio Ponseti, que asegura que «ni cree ni deja de creer» en que la desaparición de docenas de aviones y barcos en ese punto geográfico a lo largo del tiempo tenga que ver con fenómenos paranormales, centra la conversación y la entrevista en los extraños acontecimientos que rodean la desaparición, el 5 de diciembre de 1945, del seis aviones militares y sus 27 tripulantes. Un acontecimiento que narra en 'Vuelo 19' (Editorial Suma) su primer libro de ficción, publicado el pasado mes de abril y que ya va por su tercera edición. «Soy el primer sorprendido con la respuesta que está teniendo esta historia. Me hace mucha ilusión», asegura Ponseti que llega a Cantabria en plena promoción. «Tuve conocimiento de esta extraña desaparición de pequeño tras leer un libro sobre el Triángulo de las Bermudas de Charles Berlitz que era muy popular por entonces. También en la película 'Encuentros en la Tercera Fase' de Spielberg hay una referencia a esas tripulaciones desaparecidas. Así que cuando me fui a vivir a Miami, la puerta del Triángulo de las Bermudas, y comprobé que más de 70 años después en Fort Lauderdale se sigue recordando cada 5 de diciembre a esas víctimas pensé que había toda una historia por descubrir y que merecía la pena investigarla».

«El hermano de uno de los desaparecidos recibió días después del accidente un misterioso telegrama»

Así fue como Ponseti fue robando horas al sueño y empleando sus días libres en buscar documentación de un tema del que habla con gran rigor. «Hay cosas muy llamativas en este caso. Tal vez la que a mí más me llama la atención es que 21 días después del accidente el hermano de uno de los desaparecidos recibe un telegrama con un escueto texto: 'Te han informado mal sobre mí. Estoy muy vivo'. Y lo más sorprendente es que estaba firmado por 'Georgie', que es como llamaba su madre y sólo ella a George Paonessa, uno de los sargentos marines dados por muerto». Sin embargo, y pese a que en la búsqueda de aquellos aviones se hizo un enorme despliegue, nunca se investigó en el entorno de las víctimas», explica.

Para centrar la historia pone en antecedentes: «La Segunda Guerra Mundial había acabado unos meses antes y aquel día seis aviones y 27 personas desaparecen cuando sobrevolaban el Atlántico, en la zona que en la siguiente década sería conocida como el Triángulo de las Bermudas. Los primeros cinco aviones con 14 tripulantes despegan de Fort Lauderdale en una misión de entrenamiento de la que no regresaron. Durante la búsqueda también desaparece otro de los aviones, elevando la cifra final de desaparecidos a 27».

También relata una serie de «circunstancias anormales» que pudieron entorpecer la investigación: «Desde la adversa climatología que se sufrió aquellos días, a que la base estaba desatendida porque su máximo responsable se había cogido el día libre sin avisar. Otro hecho inusual es como una vez acabada la guerra, los militares habían decidido desmontar todos los radares de la base, no había ninguna señal que indicase que había podido pasar o donde habían desaparecido. En fin, el típico día en el que todo sale mal».

«Nunca pensé en hacer una novela, al principio iba a ser un 'podcast' para la radio»

Se le pregunta por qué con tanta información ha optado por escribir una novela en vez de un ensayo. «Por casualidad. Mi idea inicial era hacer un 'podcast' para la radio, pero cayó en manos del editor Gonzalo Albert que dijo que ese material era perfecto para una novela de misterio».

Realidad

Periodista, por encima de todo, Ponseti afirma varias veces sin falsa humildad que no se considera un escritor. Simplemente he novelado una investigación periodística que he hecho yo mismo con mucha ilusión». Reconoce que su oficio le ha ayudado a la hora de estructurar la novela, que también tiene mucho de cinematográfica. «He intentado que hasta la parte con más ficción sea lo más real posible. Además he incluido al final una nota del autor en la que el lector entenderá lo que es ficción y no. Creo que para novelar un hecho real hay que tener rigor, ser respetuoso y poner y mucho cariño».

Ahora está muy feliz porque en unos meses la novela se presentará en Estados Unidos y en Colombia y, sobre todo, «porque se va a grabar un audiolibro y voy a poder poner mi propia voz» y, aunque su editor ya le ha pedido que comience a investigar otro de esos casos sin resolver, va a esperar un tiempo. Y ya que es uno de las periodistas deportivos más reconocidas se le pide que cuente esta historia con un símil futbolístico. «No es fácil, es una historia muy trágica, a la altura de perder la Champions League, aunque por desgracia aquí hubo muertos».