'Mariñeiros', el humanismo de José Suárez

dos imágenes de la serie 'Mariñeiros', alejadas de las miradas costumbristas que suelen representar a los marineros bajo un aspecto pintoresco./José Suárez
dos imágenes de la serie 'Mariñeiros', alejadas de las miradas costumbristas que suelen representar a los marineros bajo un aspecto pintoresco. / José Suárez

La serie del histórico, intelectual e innovador fotógrafo gallego se exhibirá en el CDIS en julio de la mano de la UIMP

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

«Cuando detrás del espejo de la cámara oscura hay unos ojos vivos que piensan». Las palabras del poeta José Bergamín aludieron el universo de un fotógrafo singular, el gallego José Suárez. Una de las grandes convocatorias del verano expositivo en Cantabria quedará configurada por las miradas de este creador del exilio fallecido en su tierra natal en 1974, tras vivir en el exilio cerca de veinte años, la mayor parte de ellos en Argentina. El próximo mes de julio la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS) del Ayuntamiento han organizado una muestra en la Sala Ángel de la Hoz, en la sede del CDIS, bajo el epígrafe de 'Mariñeiros', en la que la mirada de José Suárez (Allariz, Orense, 1902-La Guardia, Pontevedra, 1974) quedará fijada a través de esta serie histórica y exponencial de su creación.

En 1932 Suárez publicaba el libro '50 fotografías de Salamanca' prologado por el escritor, poeta y pensador Miguel de Unamuno y, en 1935, expone en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Otra de sus facetas profesionales sería la realización de documentales.

La exposición

En datos
Del 10 de julio al 26 de agosto. Exposición. Sala Ángel de la Hoz - CDIS. 'Mariñeiros'. José Suárez (Allariz, Orense, 1902-La Guardia, Pontevedra, 1974).
Sede
Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS). DirecciónVillaflorida, C/ Magallanes 30. Horario: de martes a viernes de 11 a 14 h y de 18 a 21 horas. Sábados, domingos y festivos de 11 a 14 horas (lunes cerrado).

El año en que comienza la contienda civil recibe un encargo para la realización de varios documentales sobre ceramistas, canteros y tenderos. Y ese mismo año 1936 comienza el rodaje de la película 'Mariñeiros en Galicia' que motivaría, posiblemente, el comienzo de la serie fotográfica del mismo nombre que sería expuesta en Madrid y París.

Entre 1953 y 1954 residió en Japón, exponiendo una muestra monográfica sobre esta estancia en Montevideo (Uruguay) en 1957. Y en 1959 regresa a Galicia mientras continúa su trabajo como reportero gráfico para La Prensa (Buenos Aires), gracias al cual viajaría por Europa y retrataría a conocidas personalidades como la escritora Virginia Woolf o el cineasta Akira Kurosawa. En 1965 realiza una serie fotográfica sobre La Mancha siguiendo la ruta del Quijote y, en 1967, se instala definitivamente en Galicia apartándose de la fotografía. Una revisión de la serie 'Mariñeiros', intermitente en la trayectoria fotográfica de Suárez, se exhibirá en Santander gracias al trabajo de los dos comisarios, Xosé Luis Suárez Canal y Manuel Sendón, nombres de referencia en el estudio de la fotografía gallega.

La exposición se suma al esfuerzo personal e institucional, el equipo de la UIMP y el del CDIS, que coordina Manuela Alonso, por dar a conocer a este fotógrafo artista, al profesional «dotado de una fuerte visión humanista, al innovador que decidió incorporar a la fotografía los movimientos de vanguardia europeos». Pero también al intelectual admirado por sus coetáneos -Unamuno, José Bergamín, Margarita Xirgú o Rafael Alberti-, enamorado de Japón, exiliado y olvidado. Suárez está considerado un fotógrafo absolutamente singular. Adquiere una rica formación cultural en Salamanca, donde estudia y se relaciona con el autor de 'Niebla', y con Benjamín Jarnés, Bergamín o el mundo de la Revista de Occidente, a través de la cual entra en contacto con el leguaje de las vanguardias artísticas de la época.

A la izquierda, autorretrato de Suárez, quien decidió incorporar a la fotografía los movimientos de vanguardia europeos, un intelectual admirado por sus coetáneos como Unamuno, Bergamín y Rafael Alberti. / José Suárez

Sus imágenes tienen unas características muy definidas, que se mantienen durante toda su trayectoria y que le dan un claro carácter de autor del que carecen generalmente los fotógrafos históricos. En esos años treinta realiza diferentes series sobre la sociedad rural gallega en las que usa recursos propios de las vanguardias. La más importante y conocida es esta 'Mariñeiros', en la que de forma continua utiliza elementos propios de la Nueva Visión como los contrapicados, picados o fragmentaciones, que para él «no son una mera investigación formal, sino recursos mediante los cuales expresa una visión épica del mundo del mar, que «nos hace recordar al cine soviético de ese momento».

Son imágenes muy diferentes de las costumbristas que suelen representar a los marineros bajo un aspecto más pintoresco. La importancia que le da a los objetos, dicen los comisarios, «hace recordar a la Nueva Objetividad, con la particularidad de el no muestra interés por los objetos fabricados industrialmente, sino por los producidos artesanalmente por el hombre».

En 1936, cuando estaba a punto de acabar el documental 'Mariñeiros', para el que realiza esta serie fotográfica, se ve obligado a exiliarse en Argentina primero y luego en Uruguay, realizando un importante trabajo fotográfico por toda América Latina y Japón, donde vive dos años. Y al retornar en 1959 realiza la serie La Mancha, viajando por toda Europa como corresponsal del periódico argentino La Prensa.