«El mundo entero es una gran orquesta en la que cada ser humano es un instrumento musical»

«El mundo entero es una gran orquesta en la que cada ser humano es un instrumento musical»

Gorsi Edú celebra en La Teatrería de Abrego el X Aniversario de esta propuesta llena de magia y fascinación por África, sus gentes y su cultura

DM .
DM .Santander

'El Percusionista' refleja la esencia de la performance africana. El espectador se siente transportado al abáa - la casa de la palabra- el lugar de encuentro. Un lugar dónde no existen espectadores pasivos, un sitio en el cual -como dice el texto - « el tiempo no se gana ni se pierde: se comparte».

El personaje cautiva al público con sonidos, ritmos, danzas, proverbios tradicionales, haciéndole participe y testigo de un mundo que sorprende por la universalidad de sus enseñanzas.

'El percusionista' es una obra teatral escrita desde la ilusión de que el teatro africano comenzara a difundirse en castellano y con el anhelo de contar lo fascinante que es África: la cultura, la tradición oral, las filosofías ancestrales y sobre todo la importancia de la música para los africanos.

El protagonista cuenta su historia (que incluye la emigración en busca de mejores oportunidades) sostenida sobre la relación especial que mantiene con su abuelo. Es una historia, de tradiciones, de cultura y de vida.

Un músico anciano instruye a su nieto a través de la música le transmite sabidurías y filosofías ancestrales. La vida transcurre en la aldea, con el muchacho inmerso en sus tradiciones. Cumpliendo el dicho africano: «los días que hacen crecer a los niños, son los mismos que envejecen a los ancianos,» el abuelo cae enfermo, a consecuencia de su vejez, comienza a perder la visión. El afán por curar a su abuelo, hace que el muchacho tome la decisión de dejar la aldea y emigrar a las grandes ciudades en busca de remedio. Parte hacia Europa, un mundo para él desconocido, llevando consigo únicamente el saber de su pueblo encerrado en las melodías y ritmos ancestrales.

Se trata de una obra interactiva en la cual el público juega un papel importante; el espectador viaja con el personaje, compartiendo sus historias, su música, sus canciones y su visión de la vida. Una propuesta dinámica que sorprende por su sencillez, ya que llega al espectador a través de la música y la palabra. Esencialmente, 'El Percusionista' reúne las 3 condiciones de la tradición cultural africana: informa, forma y entretiene.

Un componente destacable es el uso de la palabra, escogidas y pensadas en función del ritmo. El hombre habla, pero su diálogo asume por momentos la sensibilidad y métrica de los poemas. Otras veces, juega con las palabras en trabalenguas en lengua Fang, un juego que comparten niños y adultos en las aldeas africanas.

Como dice Gorsy Edú «a las palabras hay que quererlas, acariciarlas, mimarlas». Es con ese cuidado que el texto de 'El Percusionista' va transcurriendo entre la narración, la evocación, la duda sobre los valores del mundo, con una mirada inocente pero no por eso menos profunda.

Las descripciones de los hechos y personajes son minuciosas y apoyadas por el gesto y la expresividad del narrador. El hombre se transforma en otros hombres, mujeres y niños. Incluso en animales. Y a la elocuencia del texto, suma movimientos rítmicos y gestos sumamente expresivos y detonantes tanto de la risa como del llanto.

Gorsi Edu inició su formación en la Escuela de Arte Dramático del Palacio de Festivales De Cantabria en los años noventa a donde llegó desde Guinea Ecuatorial. A partir de ahí inició su carrera profesional en Madrid donde ha trabajado como actor en numerosas compañías públicas y privadas.

Ha regresado a su Guinea Ecuatorial natal en numerosas ocasiones para impartir docencia en artes escénicas y presentar sus espectáculos. Concretamente 'El Percusionista' obtuvo el premio de la Asociación de Críticos en el año 2019. Es con esta obra con la que Gorsi ha viajado por la mayoría de países de Latinoamérica con gran éxito en los últimos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos