El violín y el acordeón se hermanan

Las hermanas Cristina y Marta Cubas han unido sus talentos en dúo que ya ha actuado en varios escenarios. :/Roberto Ruiz
Las hermanas Cristina y Marta Cubas han unido sus talentos en dúo que ya ha actuado en varios escenarios. : / Roberto Ruiz

Cristina y Marta Cubas dan un paso más en su proyección y presentan un CD con obras de Gorka Hermosa, Ennio Morricone o Wieniawski

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

A Cristina y Marta Cubas Hondal les une mucho más que sus lazos de hermanas. Ambas santanderinas comparten una pasión por la música que les ha llevado a destacar como instrumentistas y a compartir escenario en más de una ocasión pese a que sus instrumentos, el violín, en el caso de la mayor, y el acordeón en el de la más joven, no se prodiguen a modo de dúo. Tras su paso por el conservatorio Jesús de Monasterio, Cristina, de veinte años, comenzará en unas semanas el tercer curso de estudios superiores de violín en el Katarina Gurska de Madrid. La más pequeña, con 14 años, sigue estudios profesionales en el mismo conservatorio santanderino y comenzará sexto curso en los instrumentos de acordeón y piano. Pero los lazos de estas hermanas se han reforzado además con la publicación de un disco, un CD que lleva por título 'Vínculos' y que reúne algunas de sus músicas favoritas. Un trabajo que la revista digital 'Melómano', ha calificado como «sorprendente, lleno de frescura y con una instrumentación poco habitual que funciona a la perfección».

Estas dos hermanas reconocen que grabar este disco ha sido una gran experiencia. Lo hicieron en los Estudios Vumeter de Javier López Jato, 'Javeta', situados en Cabezon de la Sal y aseguran que se divirtieron mucho. También exponen que aunque no es habitual hacer un dúo con estos dos instrumentos, en sus recitales logran que casen muy bien. «El acordeón suene casi como si fuera un órgano», explica Cristina.

El motivo por el que han elegido titularlo 'Vínculos', tal y como explican en la contraportada del CD, es porque «ser hermanas, confidentes y amigas nos ha llevado a seguir un camino en ocasiones lleno de dificultades, pero con la ayuda y afecto de todos los que han confiado en nosotras, contagiándonos pasión, animándonos e infundiéndonos ilusión, nos ha proporcionado numerosas satisfacciones». A ellos le dedican este álbum que les ha permitido, además mostrar su madurez musical haciendo sus propios arreglos.

Trayectoria

El repertorio se compone de nueve temas que van desde la música clásica, hasta el tango pasando por 'C'era una volta il west' de Ennio Morricone o algunas de las partituras de Gorka Hermosa, profesor de la joven acordeonista. El disco se puede adquirir en El Corte Inglés y en Musical San Fernando.

Ambas instrumentistas cuentan con una trayectoria llena de premios nacionales

Las dos músicas cuentan por separado con un amplio números de premios. Ambas fueron ganadoras del Intercentro Melómano, Cristina en 2014 y Marta con su acordeón en 2016, convirtiéndose además en la ganadora más joven del certamen. En 2014 ganaron como dúo el primer premio de música de cámara en el concurso Sant Anastasi en Lérida. Además han actuado como dúo en numerosos auditorios e iglesias de Cantabria, en el ciclo Encuentros Culturales en La Universidad Pontificia de Comillas y en el Centro Botín. Fuera de la región también han tocado en el ciclo Clásicos de Madrid, en el Festival Internacional de Panticosa, en el Forum Internacional de Alto Perfeccionamiento Musical del Sur Europa (Fiapmse) en Nigüelas (Granada) o en el Balneario de Lanjarón.

Si echan la vista atrás y recuerdan como fueron sus inicios en el mundo de la música coinciden también en que el azar fraguó sus carreras. Ambas se iniciaron en el conservatorio con el instrumento del piano, Cristina a los ocho años y Marta a los diez. Sin embargo, y aunque la menor sigue estudiando este instrumento, pronto despuntaron en otro. El violín en el caso de Cristina y el acordeón en el de Marta. «Fue Gorka Hermosa el que un día me animó a probar», explica. El profesor del conservatorio no se equivocó y cuatro años después ya despuntaba entre el resto de alumnos y se alzó con los primeros premios en el PIF Castelfidardo y Concurso de Acordeón de Arrasate, antes del Intercentros.

Marta, en cambio, no recuerda cómo dejó el piano para hacerse violinista, aunque tiene claro que como intérprete la sensación que le da tocar el violín no se la da ningún otro instrumento. En lo que nunca tuvo dudas es que tras el conservatorio y cursar bachillerato en Santander, seguiría estudios superiores. Al tiempo sigue tocando con varias orquestas. El próximo día 2 de noviembre lo hará con la Filarmónica de Málaga en el Auditorio Edgar Neville.

Otra de las citas importantes que vivirá en 2019 será en el Auditorio Nacional de la capital de España y acompañada de la Orquesta Metropolitana de Madrid. Consistirá en el estreno de una obra que Alejandro Vivas está componiendo expresamente para ella y que dirigirá Silvia Sanz.

Cristina Cubas se muestra entusiasmada de su vida en Madrid, del Centro Katarina Gurska y de sus profesores, aunque reconoce que tocar con su hermana es algo que siempre le hace mucha ilusión.

Estos días Cristina ha vuelto a Madrid y Marta apura el verano antes de empezar en el conservatorio y seguir sus estudios de bachillerato artístico en el IES Torres Quevedo de Santander. Un centro que abandonará el próximo curso para seguir estudios superiores en el Musikene de San Sebastián. Además, y por si esto fuera poco, también va a clases de teatro y participa en varias obras con la compañía Escena Miriñaque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos