Una semana para escuchar jazz y ver teatro

'Donde el bosque se espesa' está dirigida por Laila Ripoll y protagonizada por Mélida Molina y Arantxa Aranguren./Micomicón Teatro
'Donde el bosque se espesa' está dirigida por Laila Ripoll y protagonizada por Mélida Molina y Arantxa Aranguren. / Micomicón Teatro

El Palacio de Festivales programa un recital de Celia Mur y un montaje de la compañía Micomicón | En la recta final de la programación de invierno, Laila Ripoll dirige 'Donde el bosque se espesa', un traumático viaje hacia la verdad

Lola Gallardo
LOLA GALLARDOSantander

El Palacio de Festivales propone un fin de semana de música y teatro. En la recta final de la programación de invierno, el jueves llega el jazz de Celia Mur y Arturo Serra, acompañados al piano por Juan Galiardo y, el viernes y sábado, Micomicón Teatro presenta 'Donde el bosque se espesa', el traumático viaje de una familia hacia la verdad.

Celia Mur y Arturo Serra son músicos de jazz con una amplia trayectoria individual, que ya han compartido anteriormente varios proyectos. El jueves presentan en el Palacio de Festivales su último trabajo, 'Celia Mur canta a Roberto Menescal', un recital basado en las canciones de uno de los compositores brasileños más prolíficos de la historia de la música de Brasil y uno de los creadores de la bossa-nova. Se trata del primer álbum íntegro de música brasileña grabado por Celia Mur con los arreglos de Arturo Serra, que tocará el vibráfono. Junto a ellos estarán Ales Cesarini al contrabajo y Mariano Steimberg en la percusión y batería. En definitiva, un repertorio que navega entre los jazzístico y lo tropical.

PROGRAMACIÓN

Jueves.
Recital de Celia Mur y Arturo Serra titulado 'Celia Mur canta a Menescal'. Se trata de su último disco dedicado al compositor brasileño. Sala Pereda, a las 20.30 horas.
Viernes y sábado.
La compañía Micomicón Teatro presenta la obra 'Donde el bosque se espesa', dirigida por Laila Ripoll. Sala Pereda, a las 20.30 horas los dos días

Roberto Menescal es uno de los compositores brasileños más prolíficos de la historia de la música de Brasil. Productor, arreglista, guitarrista y cantante, durante décadas acompañó a algunos de los intérpretes más relevantes de la música tropical como Carlos Lyra, Nara Leao, Wanda Sá o Ale Vanzella. Ha sido nominado al Grammy latino en 2002 y en 2013 recibió el premio especial de la academia de grabación latina en Las Vegas.

Cantante y compositora de jazz, de formación ecléctica -flamenca y clásica-, Celia Mur es hija del compositor y guitarrista flamenco Antonio Fernández de Moya. Forma parte de varias formaciones musicales y también trabaja en solitario.

Profesora de canto y coach vocal para cantantes y grupos con técnica propia e interés en investigación y didáctica del canto, se formó con músicos y cantantes del mundo del jazz, en España y a nivel internacional tales como Sheila Jordan, Perico Sambeat, Paolo Fresu, Javier Colina, Marc Miralta, Mark Turner, Jay Clyton, Mark Turner, Luciana Souza, Barry Harris o Jorge Pardo.

Desde 2012 es profesora de canto aplicado y dirige workshops y algunos ensembles de diferentes estilos, flamenco-fusión y folklore español en Berklee-Valencia. Celia Mur ha trabajado en Festivales Internacionales con músicos y compositores internacionales.

Tardes de teatro

Viernes y sábado llegará el teatro a la Sala Pereda del Palacio de Festivales. Más de veinticinco años de andadura lleva ya la compañía Micomicón, dirigida por Laila Ripoll y Mariano Llorente. Los dos son los autores de 'Donde el bosque se espesa', una obra protagonizada por Mélida Molina, Arantxa Aranguren, Juanjo Cucalón, Aurora Herrero, Puchi Lagarde, Carolina Herrera, Antonio Sarrió, Carlos Jiménez-Alfaro y Néstor Ballesteros.

La obra está definida por sus autores como un viaje que parte de la España de nuestros días para terminar en las guerras de los Balcanes de los noventa del siglo pasado. Entre medias, la guerra civil española y la segunda Guerra Mundial, el exilio forzado, la deportación, los campos de concentración, las cámaras de gas, las simas, las fosas comunes, las violaciones, los degollamientos.... En definitiva, un «traumático viaje a la verdad».

El viaje arranca cuando dos mujeres, Antonia e Isabel, reciben el día de la muerte de su madre una caja cerrada que ésta había guardado durante años y cuya existencia desconocían. Esa caja contiene alguna carta, fotografías, postales, medallas, mapas y objetos que vienen a cuestionar todo lo que Antonia creía acerca de su familia.

Isabel mira hacia otro lado y no hace preguntas. Antonia y su hija Ana, sin embargo, miran, preguntan, inquieren, reflexionan, dudan, se atormentan y persiguen al fantasma de un abuelo y un bisabuelo que no parece ser el que ellas creían. Todo ello para desazón de Zoran, el paciente y atento marido y padre yugoslavo de las protagonistas. La búsqueda de sus inquietantes raíces familiares llevará a Antonia y a su hija Ana desde Santander hasta Banja Luka, en la lejana Bosnia. Pero el itinerario de los personajes que van apareciendo en la trama y en la historia llevará al espectador también a Barcarés, Lourdes, París, Toulouse, Mauthausen, Roma, Sarajevo, Kravica, Jasenovac...

Cada objeto que aparece en la obra abre una ventana, y cada ventana abre un ramillete de interrogaciones, y cada respuesta a esas preguntas abre una herida y cada herida un desgarro. La vuelta a España será la victoria de dos mujeres que vienen cargadas de malas noticias, de un dolor irreparable y de un conocimiento de las personas que les rodean que hará que su vida ya nunca vuelva a ser la misma.

La obra es también un mal sueño, una pesadilla que duele y desasosiega, un descenso al infierno que puede esconderse tras una cara amable, un itinerario impuesto por la fuerza de unos objetos heredados. Para sus autores, 'Donde el bosque se espesa' respira también del humor, el sarcasmo y la música.

 

Fotos

Vídeos