Atletismo

Salma Celeste, el talento más deseado

La joven Salma Celeste Paralluelo, preparada en la salida de los 400 metros. :/EFE
La joven Salma Celeste Paralluelo, preparada en la salida de los 400 metros. : / EFE

Paralluelo rompe el crono en los 400 metros con 15 años mientras reparte su talento entre el atletismo y el fútbol

IGOR BARCIA

El pasado diciembre, después de que la selección española sub 17 se proclamara campeona del mundo de fútbol, Salma Celeste Paralluelo explicaba en una entrevista al 'Heraldo de Aragón' que «ahora tengo muchas dudas, pero en 2019 deberé decidir entre los dos deportes, entre el fútbol y el atletismo». Visto su rendimiento en el reciente campeonato de España indoor, puede que sea una de las decisiones más esperadas en la historia reciente del atletismo español, angustiado por la posibilidad de poder perder un talento único, capaz de destrozar con 15 años el récord nacional sub 20 de 400 metros y de hacer la mínima para el Europeo absoluto de Glasgow. Pero así es la joven zaragozana de padre español y madre guineana, una joya capaz de sobresalir en los dos deportes y de tener pendiente de una decisión a dos federaciones distintas.

Mientras llega ese momento, Salma Celeste se centra en seguir creciendo como deportista. En lo que respecta al atletismo, se inició en el Club Atletismo San José, de la mano de Ricardo Gimeno. En otoño de 2017 fichó por el Scorpio, el principal club de la ciudad, y entró a formar parte de la escuela de perfeccionamiento del club, a las órdenes de un veterano como Félix Laguna, quien lo deja claro cada vez que se le pregunta por ella. «Llevo 40 años como entrenador, he tenido más de 70 atletas internacionales y a nadie como Salma. Es un talento», dice.

Un talento a quien también le encanta el fútbol. Tras jugar a fútbo sala, dio el salto al campo grande de la mano del Zaragoza CF, que a día de hoy milita en Segunda División. «Es muy duro compaginar el fútbol y el atletismo, pero son dos deportes con los que disfruto muchísimo», insiste la joven deportista cada vez que se le pregunta, como sucedió el fin de semana en Antequera. De hecho, su doble apuesta la obliga a levantarse a las cuatro y media de la mañana para estudiar, y después compagina el colegio y los entrenamientos. Lunes, miércoles y viernes se entrena con el Zaragoza, con el que ya ha debutado en Segunda con tan solo 15 años, y martes y jueves hace atletismo.

Con esos mimbres, el fin de semana asombró a los aficionados primero al batir el récord de España de 400 metros sub 18 el sábado y el domingo, quedando tercera, solo superada por Laura Bueno y Aauri Bokesa, bajando de 54 segundos y marcando el cuarto crono mundial del año en su categoría. No es de extrañar que el presidente de la Federación Española de Atletismo, Raúl Chapado, celebrara la llegada de una generación «tremendamente talentosa, muy joven, no sólo por condiciones físicas, sino también mentales, gente irreverente como Salma, María Vicente o Jael Bestué».

Ahora, en caso de ser seleccionada para el Europeo, Salma Celeste debutará en Glasgow con 15 años y 116 días. Y en las 35 ediciones de los Europeos en sala, sólo la noruega Kjersti Tysse compitió a una edad más joven, hace ya 32 años.

El crono que le permitió el domingo hacerse con la mínima para el Europeo de Glasgow.