El Rey apoyará en Moscú a España, que viajará el viernes

El rey Felipe VI, durante un acto en Estrasburgo. /EFE
El rey Felipe VI, durante un acto en Estrasburgo. / EFE

El equipo, que se ejercitó ante la mirada de muchos de los familiares llegados para los octavos, hará dos noches en la capital antes del cruce

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Krasnodar

La Casa Real confirmó este miércoles que el Rey Felipe VI viajará a Moscú el domingo para asistir en el estadio Luzhniki al duelo de los octavos de final del Mundial que jugarán España y Rusia a las 16:00 horas. Ya el pasado día 7, el Rey acudió a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, junto al entonces ministro Màxim Huerta, para despedir a la selección española, dirigida por Julen Lopetegui en aquellos días, y desear suerte a todos sus integrantes horas antes de que viajaran a la ciudad rusa de Krasnodar, donde está su 'cuartel general' durante del Mundial.

Desde allí viajarán el viernes para el encuentro, a última hora, y ahí descansarán en la capital rusa dos noches antes del partido. El cambio en el plan de viaje se ha producido por la temprana hora del encuentro de octavos, ya que la rueda de prensa previa de Fernando Hierro y alguno de los capitanes del sábado será a la misma hora del partido, 24 horas antes, y el entrenamiento media hora después.

En la sesión de este miércoles, tras tener los futbolistas 24 horas libres, se pudo ver en las gradas a muchos de los familiares con los que la mayoría de los internacionales pasaron sus horas de descanso en Krasnodar. Además de Saúl y De Gea, que han contado con sus padres casi desde el inicio de la concentración, se pudo ver a los parientes más cercanos de Pepe Reina, Iago Aspas, Sergio Busquets, Thiago Alcántara o Andrés Iniesta. La práctica se desarrolló bajo un intenso calor, 34 grados, y se pudo ver al presidente Luis Rubiales seguir el entrenamiento desde uno de los banquillos. Seguro que escuchó, como el resto, el grito popular en el parque de Krasnodar cuando Corea marcó uno de sus goles a Alemania. La gran sorpresa del torneo también se escuchó claramente cerca de la academia del cuadro cosaco.