Fútbol

El Rayo Cantabria se queda fuera de la competición oficial

Imagen de un partido del Rayo contra el Tropezón./DM
Imagen de un partido del Rayo contra el Tropezón. / DM

La Federación confirma que no puede inscribirse y su presidente se remite a un comunicado que enviará el lunes. El Naval se convierte así en nuevo equipo de Tercera

Adela Sanz
ADELA SANZTorrelavega

El Rayo Cantabria no ha hecho frente a las deudas que el club ha ido acumulando a lo largo de la pasada temporada, «especialmente su compromiso con la mayor parte de sus jugadores» y que motivaron que «varios de estos le denunciasen ante la AFE». Y eso conlleva que la entidad blanquiazul quede excluida de las competiciones oficiales. Las reclamaciones «no fueron recurridas por el club en la Comisión Mixta de Tercera, lo que generó una deuda indubitada que no han abonado en tiempo y forma». Además, «acumulan deudas de impagos arbitrales o de sanciones económicas por importes bastante elevados». Así explica la situación actual de la entidad de San Román José Ángel Peláez, el presidente de la Federación Cántabra de Fútbol.

La consecuencia de esta situación es que, «con la aplicación de lsa normativa, el Rayo Cantabria no puede inscribir a sus equipos al no haber abonado las deudas que tiene». Esto, «en la práctica, significará que el club no puede competir la próxima temporada», continúa Peláez. La entidad blanquiazul tendría que haber seguido el protocolo dictado por el Reglamento. Antes de las 12.00 horas de ayer tendrían que haber abonado las deudas que provocan esta situación, o al menos debidamente garantizadas ante la Federación, pero no se ha producido ni una cosa ni la otra. Tampoco ha hecho ningún esfuerzo para plantear avales o cualquier garantía. Es una situación difícil de explicar y menos de entender». El presidente de la Cántabra afirma que no es una situación habitual: «no suelen pasar estas cosas y menos en un club que este año ha recibido más de 45.000 euros en subvenciones federativas. Además, otra parte importante se halla embargada por diferentes deudas del club».

El interrogante que planea en el aire es ¿Por qué se ha llegado a esta situación? Peláez comenta que, «como opinión personal, el Rayo Cantabria no es un club al uso como todos los que conocemos. No tiene masa social -hacerse socio de número del Rayo Cantabria costaba 300 euros de ingreso y 100 euros mensuales-, no tiene apenas seguidores, no tiene instalaciones propias y por lo tanto carece de esa identidad, y además seguramente no haya escuchado los consejos y las consecuencias son estas».

Por parte del club blanquiazul, José Ángel Rodríguez 'Nené', presidente de la entidad, una vez que este periódico contactó con él optó por no hacer declaraciones y se remite al comunicado que se publicará el próximo lunes.

Al no participar en la competición, la plaza del Rayo Cantabria se cubrirá con el ascenso de los quintos clasificados de cada una de las categorías. Así, el Naval sube de Regional Preferente a Tercera, la Peña Revilla de Primera Regional a Preferente y el Valdáliga de Segunda a Primera Regional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos