Fútbol | Gimnástica

La llegada de Ramiro modifica el once gimnástico

Diego Bardanca y Ramiro luchan por el balón ante varios rivales del Real Unión de Irún./Luis Palomeque
Diego Bardanca y Ramiro luchan por el balón ante varios rivales del Real Unión de Irún. / Luis Palomeque

El protagonismo del defensa y de Alberto en las alineaciones de Pablo Lago es la gran novedad de 2019 en Mies de Vega

Adela Sanz
ADELA SANZTorrelavega

Dos futbolistas han adquirido protagonismo en las alineaciones de Pablo Lago en las últimas semanas. Se trata del nuevo fichaje blanquiazul, el central Ramiro, y del mediocentro Alberto Gómez, titular en los tres últimos partidos. Ramiro llegó a la Gimnástica en este mercado invernal para cubrir el hueco dejado en la plantilla por Mati, que abandonó la disciplina blanquiazul sin haber disputado un solo minuto. La marcha del salmantino dejaba al equipo con tres centrales puros (Luis Alberto, Cristian y Bardanca) y un lateral reconvertido (Borja Camus), por lo que apuntalar ese puesto tan importante, y más desde que el equipo juega con tres centrales, era necesario.

El de Zaragoza, que se encontraba sin equipo pero con una amplia experiencia en Segunda B a sus 27 años, ha entrado con buen pie en la Gimnástica, donde parece haberse ganado la titularidad, ya que ha disputado íntegramente todos los minutos desde su llegada a principios de este mes. Pablo Lago no solo le convocó para medirse el día de Reyes contra el Calahorra en El Malecón (1-1), sino que le otorgó la titularidad, compartiendo línea de tres con Camus y Bardanca. El aragonés, que jugó un buen encuentro frente a los riojanos, contundente y bien compenetrado con sus compañeros de la defensa, convenció a su entrenador, que una semana después volvió a darle la titularidad ante el Real Unión (1-1), nuevamente junto a Bardanca y Borja Camus.

Directo al once

La entrada en el once de Ramiro ha supuesto cambios en las preferencias de Pablo Lago en la composición de la zaga. El principal damnificado es Cristian Moreno, que después de ser titular en los catorce partidos que ha disputado -los seis últimos de forma consecutiva-, ha desaparecido de las alineaciones. El canario, fijo en los esquemas del asturiano hasta hace un par de semanas, parece haber perdido, al menos de momento, una plaza que era casi intocable. Luis Alberto, por su parte, no estuvo convocado frente al Calahorra y no pudo jugar por razones obvias; en cambio sí que formó parte de los elegidos para medirse a los de Irún, pero no participó en el partido. Su ausencia también llama la atención, tratándose de un futbolista que ha sido titular en los quince partidos que ha jugado.

La irrupción en el once de Alberto Gómez es tan llamativa como la de Ramiro. El centrocampista de 22 años, que la pasada campaña jugó en el Caudal, fichó por la Gimnástica en verano, pero apenas había dispuesto de oportunidades en una posición en la que la plantilla cuenta con futbolistas de la experiencia y calidad de Cusi, Palazuelos y Víctor.

En las primeras 17 jornadas solo había sido titular en uno de los ocho encuentros en los que participó -jugó en la cuarta jornada en casa frente al Vitoria (0-2) en el puesto de Rubén Palazuelos, ausente ese día-. Su juventud, unida a la veteranía de sus compañeros, parecía haberle vedado el acceso a las alineaciones. Pero todo cambió en la jornada 18, en Mareo. Lesionado Palazuelos, el joven medio se hizo con una de las dos plazas en el eje del centro del campo, junto a Cusi. Pablo Lago lo prefirió a Luis Alberto, que jugó de central, y a Víctor, que ocupó la banda izquierda.

Jugó un gran encuentro frente al Sporting B y volvió a repetir en el once contra el Calahorra. Ausente Víctor por gripe, ocupó su plaza en la izquierda y también cumplió. Su buen hacer ha convencido a su entrenador, que le premió de nuevo con la titularidad el domingo ante el Real Unión, pero esta vez de mediocentro titular junto a Cusi, con Palazuelos en el banquillo. Se ha ganado un hueco en un puesto en el que hay mucha competencia, lo que sin duda es una gran noticia para la Gimnástica, que puede haber encontrado un gran refuerzo invernal en su propia plantilla.

El partido ante el Athletic B, el sábado a las 19.00 horas

La Gimnástica visitará Lezama en el único partido que disputará a domicilio el mes de enero y se enfrentará al Athletic B el próximo sábado 19 a partir de las 19.00 horas. Los blanquiazules se medirán a los cachorros, que son novenos en la tabla y el tercer equipo con mejor trayectoria como local en lo que va de temporada. El filial rojiblanco suma 23 puntos en Lezama y sólo ha cedido dos empates (Durango y UDLogroñés) y una derrota (Mirandés). Además ha encajado sólo nueve goles frente a los 27 que ha marcado. Los de Pablo Lago intentarán sumar la primera victoria de 2019 ante uno de los filiales más potentes del campeonato.

 

Fotos

Vídeos