Rugby

Una irregular primera vuelta

Dani Mañero salta para intentar placar a Nathan Paila, en el partido ante el Quesos en San Román./Javier Cotera
Dani Mañero salta para intentar placar a Nathan Paila, en el partido ante el Quesos en San Román. / Javier Cotera

La otra vez casi nueva plantilla verde es el tercer mejor ataque de la competición, pero también la tercera peor defensa de la Liga El Aldro Energía llega en la séptima plaza al ecuador de la División de Honor

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Once partidos. La primera mitad del curso en la División de Honor del rugby español. El momento perfecto para que los números, fríos y sin los colores con los que ven los partidos las gradas, dicten cómo está cada cual. La aritmética de esta primera vuelta dice que el Aldro Energía Independiente es séptimo en la clasificación, con 28 puntos, cinco partidos ganados y seis perdidos. Si se escudriña un poco mejor la tabla, salta otro dato. Los verdes son un equipo alegre en ataque, hasta el punto de que su ofensiva (330 puntos) sólo es superada por la de los dos equipos pucelanos: Quesos (410) y El Salvador (387). Esa alegría se torna tristeza al ver el aspecto defensivo. La zaga cántabra es también la tercera, pero en cuanto a las que más encajan. Sólo el colista Gernika (415 puntos) y el recién ascendido Burgos (351) reciben más puntos que los verdes (340). La frialdad de todos esos números encubre once partidos en los que ha habido de todo. Encuentros malos, buenos y muy buenos. Y en los que, en algunos, ha faltado también un poco de suerte.

Aún así, las sensaciones no son negativas en el seno del equipo santanderino. «Estoy conforme con el balance de esta primera vuelta. Porque hay que valorar de dónde partimos. Un equipo nuevo, partiendo de cero». Tristán 'Chucho' Mozimán manda a la tropa verde desde el año 2010. Pero a la vez, no está del todo contento. «El balance también es irregular, porque hemos dejado escapar puntos ante rivales como el Burgos, el propio Quesos o la Santboiana, este pasado domingo. Y al final son puntos que igual los echamos de menos».

EL ALDRO, EN NÚMEROS

28
puntos suma el Aldro Energía en la Liga, lo que le vale para ser séptimo en la clasificación.
330
puntos han marcado los verdes, el tercer mejor ataque tras Quesos (410) y El Salvador (387).
340
puntos han recibido los cántabros, la tercera peor defensa tras Gernika (415) y Burgos (351).

Esas dos caras en ataque y defensa que tienen los verdes esconden una interpretación más allá de la frialdad de los números. La alegría ofensiva del Aldro Energía se debe «a que tenemos mucho volumen de juego. Es cierto que hacemos ensayos, pero también lo es que nos cuesta mucho hacerlos». La cifra de balones posados en la zona de marca rival asciende a 43, también la tercera más destacada y sólo por detrás de Salvador y Quesos. El tema de la defensa es especialmente doloroso para el 'Chucho'. Y seguro que a más de uno le sorprenderá que la zaga de los verdes sea casi un coladero, porque la percepción en San Román es que la defensa de los suyos está a gran nivel. «Es que la grada se guía por cosas que no son objetivas. Dos buenos placajes, duros, y la gente asimila eso a una buena defensa. Pero cualquier rival nos mete tres o cuatro ensayos por partido». Desde el banquillo se ven otras jugadas. «Los rivales nos marcan ensayos muy fáciles. Incluso equipos que tienen menos volumen de juego que nosotros». Con las Navidades a la vuelta de la esquina, el 'Chucho' escribe su particular carta a los Reyes Magos. «Más regularidad y ser más constantes en el juego. Sobre todo en defensa».

«Los rivales nos marcan ensayos fáciles y a nosotros nos cuesta mucho hacerlos», dice Mozimán

Las líneas

Mozimán repasa ese irregular rendimiento de los suyos en las diversas líneas de un equipo de rugby. Sobre sus 'primeras', Mozimán cree «que debemos sacarle mucho más beneficio a nuestra melé. Tenemos siete u ocho jugadores de buen nivel y con buen tamaño. Pero todavía no sacamos el beneficio que a mí me gustaría». A la par, Mozimán critica que «el arbitraje español no sabe pitar en las melés». El preparador argentino apunta que su equipo «las trabaja a conciencia con el reglamento en la mano», pero nos encontramos con equipos que «hacen trampas» en las melés y los árbitros no sólo no las pitan, «sino que nos pitan golpes de castigo contra nosotros». De sus segundas líneas, los hombres encargados del trabajo más gris del equipo, Mozimán resalta la aportación de Manuel Mora, el canterano que ha vuelto esta campaña al equipo tras varias temporadas fueras, y de David González, «que tras deambular por varios puestos está encontrando continuidad en esa segunda línea».

En la tercera línea hay buenas noticias para los verdes. «Quizá es el lugar donde mejor estamos. Con jugadores de calidad y a los que podemos dar recambio. Olmedo, Joel Soria, José García...». En la zona de tres cuartos, el entrenador verde reconoce que en defensa «es donde sufrimos más», a la vez que se precisa una «mayor definición» en ataque.

Mozimán es optimista de cara a la segunda vuelta que empieza este domingo en Gernika. «Siempre que nos respeten las lesiones, el equipo ha demostrado que puede competir con cualquiera, como hizo ante el Quesos en San Román». Los dos equipos pucelanos y el Alcobendas parece que ya se han escapado en la tabla. El Aldro Energía Independiente forma parte de un grupo de cinco equipos que a priori se peleará por las otras tres plazas que dan acceso al play off por el título. Pero el técnico verde por ahora no quiere ni oír hablar de eso. «Lo que quiero es que juguemos un buen rugby y seamos competitivos. Ese buen rugby no lo estamos jugando. Y ha habido partidos en los que hemos sido competitivos, pero en otros no».

 

Fotos

Vídeos