Golf

El Gran Premio llega a la 'catedral'

La quinta prueba del Gran Premio de Golf de El Diario Montañés reunirá en Pedreña a 150 jugadores. /Daniel Pedriza
La quinta prueba del Gran Premio de Golf de El Diario Montañés reunirá en Pedreña a 150 jugadores. / Daniel Pedriza

El torneo patrocinado por El Diario Montañés celebra hoy su quinta prueba en el Real Golf de Pedreña, la cuna de este deporte en Cantabria

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

En diez años, cumplirá su primer siglo de historia. Desde 1928 ha visto cómo un deporte entonces desconocido en Cantabria, el golf, evolucionaba desde la nada. El Real Golf de Pedreña ha visto cómo de sus calles y greens salían nombres llenos de talento. Hasta que dos de ellos pusieron a Pedreña y su campo en el mapa del golf mundial. Primero, Ramón Sota. Luego, ese campo fue el mejor amigo de alguien que unió para siempre las palabras 'genio' y 'Pedreña'. Severiano Ballesteros forjó su mito en el campo de su pueblo.

Por esa trayectoria casi centenaria en un deporte que venera como pocos su historia, sus mitos y sus tradiciones, el Real Golf de Pedreña es la catedral del golf cántabro. El campo que guarda en cada uno de sus rincones cientos de historias. El Gran Premio de Golf de El Diario Montañés llega hoy a esos 18 hoyos que dominan la zona sur de la bahía. El plan de pasar un día jugando al golf allí suena a algo casi inmejorable.

La jornada

El campo: 18 hoyos con un par 70. El mayor desafío son sus greens, muy rápidos y con mucha caída.

Jugadores: Serán 150, la mayoría socios del Real Golf de Pedreña.

La jornada: Comenzará a las 8.30 horas. Cada partido será de tres jugadores. Está previsto que finalice sobre las 19.00 horas.

A las 8.30 comenzarán los partidos en Pedreña. Serán 150 los golfistas que salgan desde el tee del 1, en partidos de tres. Está previsto que la entrega de premios se realice entre las 19.00 y las 19.30 horas. Esos noventa años de historia también lo son de mimos y cuidados para el campo. «Está excelente», señala Nemesio Ochoa, director del Comité Técnico del Gran Premio de Golf de El Diario Montañés. La mayor dificultad en los 18 hoyos pedreñeros está «en sus greens. Como se dice en golf, son greens con movimiento, ya que tienen muchas caídas. A la vez, son muy rápidos».

Las calles del campo pedreñero –par 70– no son muy largas. Apenas tres pares 5, el más largo de 497 metros de longitud, jalonan el recorrido. «De tee a green es un campo asequible», incide Ochoa. El peligro entre ambas zonas está en varios bosques pequeños a lo largo del campo y que pueden echar abajo la tarjeta del jugador más experimentado. Si se evita caer en ellos, no es complicado llegar al green. «Pero es ahí, en el juego con el putt, donde hay que estar muy fino en Pedreña». Cinco pares tres y el resto –diez en total– pares cuatro completan el recorrido.

Esta quinta prueba del Gran Premio de Golf de El Diario Montañés diferirá un tanto de las otras. Será un torneo social, por lo que la gran mayoría de los jugadores serán del propio club, que buscarán la plaza para la final del próximo 4 de noviembre que se jugará en este mismo campo. Tan sólo diez golfistas que no sean socios del Real Golf de Pedreña, invitados por la organización, jugarán hoy en el campo de referencia en Cantabria. Lo que está asegurado es un golf de muchos quilates entre los participantes. «En Pedreña hay mucho nivel de juego», explica Nemesio Ochoa. «Aunque son amateurs, muchos de esos jugadores son excelentes, que han sido campeones de España en amateurs o en juveniles. Además, muchos de ellos también juegan en otros campos de referencia en España».

José Luis Calle, Julio Martínez y María Concepción Pérez sacaron billete para esa final de Pedreña, el 4 de noviembre, en la prueba inaugural del Gran Premio de Golf de El Diario Montañés, que se celebró los días 9 y 10 de junio en Mataleñas; Vivencio Fernández, Eduardo Rodríguez y Elena Lanza hicieron lo propio el 23 de junio en Santa Marina; Omar Gómez, Álvaro Martínez, Rocío Lanza y Jesús Ortiz reservaron su plaza en la final el pasado 7 de julio en Abra del Pas. La semana pasada, en Nestares, Juan Abad, Javier Cabarga, Andrea Noriega y Vicente Obeso también se unieron a la nómina de finalistas para esos primeros días de noviembre. Si no han jugado nunca en Pedreña, quizá se encuentren con una sensación que no habían experimentado hasta entonces al jugar al golf en la región. «Porque Pedreña impone. Es la historia del golf en Cantabria. Y eso pesa», concluye Ochoa. El recuerdo de dos genios, Ramón y Seve, vive para siempre en ese campo sobre la bahía.

 

Fotos

Vídeos