Rugby

A ochenta minutos de una final

Jugadores y técnicos del Senor Independiente posan en uno de los entrenamientos de esta semana en San Román./Antonio 'Sane'
Jugadores y técnicos del Senor Independiente posan en uno de los entrenamientos de esta semana en San Román. / Antonio 'Sane'

El Senor Independiente juega hoy en Valladolid ante el Quesos en una de las semifinales de la Liga | Los verdes, en el mejor momento de la temporada, se miden al gran favorito en la reedición de aquel partido de 2014

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

24 de mayo de 2014. A algún aficionado verde ya le 'patinará' la fecha exacta. Pero no el partido. Y sobre todo, una imagen. El Independiente jugando en la mitad del campo del Quesos Entrepinares. Con su melé empujando sin freno como una locomotora histérica. Ganando metros en cada ruck con el balón vivo. Y los azules pidiendo la hora al señor del partido. Cuando Pedro Montoya pitó la conclusión, el bufido de alivio en el Pepe Rojo se oyó hasta en Cádiz. Quesos 29, Independiente, 24. Un mísero ensayo de distancia. El Quesos se clasificaba para la final de esa Liga. El Independiente, en su primera temporada en la élite -ya había perdido la final de Copa ante el mismo rival- se quedaba a las puertas de la gloria.

Aquel partido forma parte del imaginario verde. 'La semifinal contra el Quesos' no se ha olvidado. Y este sábado, a las 18.00 horas, el deporte ofrece posibilidad de revancha. Mismo campo y mismo rival. A ese en el que en el Pepe Rojo nunca se ha doblegado. De aquella plantilla verde ya no queda nadie. Pero el objetivo es el mismo. Jugar la primera final liguera de la historia del equipo santanderino. En la otra semifinal, El Salvador recibe mañana al Alcobendas.

«El objetivo es ganar la semifinal». Tristán 'Chucho' Mozimán, el entrenador del Senor Independiente, no esconde la ambición de un equipo que llega «en el mejor momento de la temporada. A veces hemos sido algo irregulares, pero el equipo ha demostrado madurez y ya sabe a lo que juega. Por eso tengo mucha confianza».

Rebajar los 'penales'

Mozimán no duda de que el rival tiene «muchas fortalezas y pocas debilidades, en las que hemos trabajado». Pero el 'Chucho' insiste en «preocuparnos de nosotros mismos. Que estemos los 80 minutos en nuestro plan de juego». Una de las claves estará en las infracciones. Las indisciplinas suelen costar caras contra los azules. «No podemos permitirnos más de ocho o nueve 'penales' (golpes de castigo) y muchos menos tarjetas amarillas. Si cumplimos eso, tendremos opciones. Si no...».

Una melé «confiable», aunque no sea la mejor de estos cinco años entre la élite; una touche «muy trabajada»; y una tres cuartos que con las últimas variaciones -Jackman de apertura, Cornejo de medio melé, Ducamp de ala...- está todavía a un mejor nivel que el exhibido durante el resto de la Liga. Y con esos mimbres, la ausencia de presión. «Es una realidad. Tenemos mucho que ganar y poco que perder. Llegamos sin tanta presión». Además de los golpes de castigo, Mozimán apunta como otra de las claves el propio desarrollo del partido. «Si en cinco minutos ya ganan 21-0... Pero si se llega al descanso con dos puntos arriba o abajo, esa presión les puede pasar factura a ellos».

Aunque Mozimán sólo piensa en el partido de este sábado, si la temporada concluyese esta tarde en el Pepe Rojo «también estaría contento. Hemos logrado construir un equipo a partir de un grupo de jugadores. Y nuestro rugby ha sido muy vistoso, con muchos ensayos. Hemos disfrutado del día a día, de los entrenamientos, de los viajes, de los terceros tiempos. Eso no se consigue en todas las temporadas». Hoy, a eso de las ocho de la tarde, se sabrá si esa temporada del Senor ha terminado o si por el contrario queda un partido. El que sería el más importante de toda una historia de color verde.

La grada con la cruz roja es en la que están citados los seguidiores verdes.
La grada con la cruz roja es en la que están citados los seguidiores verdes.

El equipo no estará solo

El equipo verde no estará solo este sábado por la tarde en Valladolid. Decenas de aficionados se han desplazado o se desplazan a lo largo de esta mañana para estar puntuables en el Pepe Rojo. Incluso, hay una grada en la que todos ellos se han citado para estar juntos y animar al equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos