Gran Premio de Bélgica

Alonso comienza a escribir su epílogo en Spa

Fernando Alonso, durante la rueda de prensa en Spa-Francorchamps. /François Lenoir (Reuters)
Fernando Alonso, durante la rueda de prensa en Spa-Francorchamps. / François Lenoir (Reuters)

El regreso de la Fórmula 1 a la acción en el GP de Bélgica está marcado por ser el primero después del anuncio de la retirada del asturiano

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

El final del verano llegó y tú partirás. Así comienza 'Amor de verano', una de las canciones más conocidas de la música española, que bien podría ser la banda sonora que se escuche en el motorhome de McLaren, en particular, y en el paddock del GP de Bélgica en general. La disputa de la carrera en Spa-Francorchamps, uno de los circuitos que más gustan a los pilotos y donde más disfruta el público, este año está marcada por la sensación de despedida que desprende Fernando Alonso.

El asturiano disputará aquí su último GP de Bélgica, si bien no su última carrera ya que tiene la del 4 de mayo de 2019 con el WEC aún por delante. Sin embargo, sabe que tiene por delante sus últimas cinco sesiones (tres de libres, clasificación y carrera) al volante de un Fórmula 1. Por eso fue uno de los grandes protagonistas del día, no sólo porque siempre es un trazado donde brilla (su actuación en la F3000 le abrió las puertas a la F1 de par en par y aquí debutó en el WEC con victoria al volante del Toyota TS050).

Con cierto aire de despedida, pero también de tranquilidad, Alonso acompañó al que será su sustituto, Carlos Sainz, a Daniel Ricciardo, que se subirá al asiento del madrileño en Renault, y a Pierre Gasly, que será quien supla al australiano en Red Bull la próxima campaña. Tras un verano muy movido en el mercado de fichajes, normal que la prensa estuviese muy expectante con respecto a lo que pudieran decir estos pilotos ante los medios.

«Quiero decir adiós cuando aún me siento fuerte, no cuando sienta que no soy competitivo o no tenga un lugar al que ir. Prefiero tomar la decisión por mí mismo y buscar nuevos retos que la Fórmula 1 no me puede ofrecer en este momento», se justificaba Alonso, cuando le preguntaron por qué dejaba el 'gran circo'.

Entre muchas claves que dio Alonso a la prensa, una de ellas fue la confesión de una intentona que hizo Red Bull en hacerse con sus servicios. La escuadra de las bebidas energéticas fue uno de los tres equipos que llamó a su puerta para 2019. No es la primera vez: ya en 2008, en una de esas decisiones que le han criticado tantas veces a Alonso, ya rechazó unirse al equipo. «Tuve una oferta de uno de los tres equipos punteros este mismo año un par de veces, pero no era el momento para mí de unirme a esa aventura. La Fórmula 1 no me ofrece probablemente los retos que estoy buscando», admitió en la zona mixta ante los micrófonos de 'Sky Sports F1', cuyo reportero le cuestionó directamente si le llamaron para sustituir a Ricciardo. «Sí», señaló contundente Alonso.

En esta línea, también Carlos Sainz admitió que lo de irse a McLaren no ha sido cosa de un día. «En cuanto Daniel (Ricciardo) anunció que iba a Renault, ha habido unos días en los que no sabía a dónde ir. Tuve que valorar mis opciones y McLaren siempre fue una de ellas desde el principio. He estado en contacto con la dirección de McLaren desde hace uno o dos años y por eso estaba muy tranquilo en relación a mi situación. Me marcho de la familia Red Bull de un modo muy amistoso», destacaba el madrileño, que está deseando viajar a Woking para conocer a los que serán sus próximos compañeros de trabajo.

Adiós Force India, hola Racing Point Force India

Este jueves también se confirmó la muerte de una escudería para su resurrección bajo otro nombre. El equipo anteriormente conocido como Force India pasa a llamarse Racing Point Force India, aunque a efectos oficiales son dos equipos distintos.

Bajo la dirección de Lawrence Stroll (padre de Lance Stroll, piloto de Williams), la nueva estructura nace con cero puntos, ya que al cambiar su nomenclatura oficial se inscribe como una escuadra nueva y, por tanto, Force India pierde sus puntos del Mundial de Constructores. Esteban Ocon y Sergio Pérez mantendrán sus posiciones en el de pilotos, no obstante.

Más allá del cambio de nombre, se prevé que en próximos días esta decisión también conlleve cambios de pilotos que pueden afectar a muchos equipos. El primero será el aterrizaje de Stroll en el equipo, lógicamente, ya que su padre es el dueño y en Williams no están satisfechos con su rendimiento. Su puesto será para el añorado Robert Kubica, previsiblemente, que romperá una barrera más al competir de igual a igual con una mano seriamente dañada. A su vez, Ocon podría acabar mandando a Stoffel Vandoorne a la calle para las últimas carreras en McLaren, ya que en la escuadra británica no están nada satisfechos con el rendimiento del belga. Su desempeño en la carrera ante su público va a ser clave para el devenir de su futuro.

 

Fotos

Vídeos