GP de Bélgica

Revés de Vettel a Hamilton en Spa

Vettel celebra la victoria en Spa. /AFP
Vettel celebra la victoria en Spa. / AFP

El alemán se impone al líder del Mundial en una carrera en la que Hülkenberg embistió a Alonso en la primera curva y le obligó a abandonar

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Cuando Sebastian Vettel planteaba la carrera de Bélgica sabía que cualquier cosa que no fuera la victoria no le valía. Los graves fallos que ha cometido el alemán en este campeonato han hecho que pase de ser el favorito a ser el candidato, con un colchón para Lewis Hamilton de 24 puntos antes de aterrizar en Spa-Francorchamps. Sin embargo, el trazado de las Ardenas no deja a nadie indiferente. La labor de Vettel para conseguir su quinta victoria del año (quincuagésimo quinta de su carrera deportiva, conseguida en el mismo sitio que Michael Schumacher) se fraguó en la salida, en la que hubo un protagonista de excepción: Fernando Alonso. El asturiano llegaba a Bélgica con el anuncio de su retirada recién salido del horno, pero lo que no esperaba era que en la primera curva del trazado donde consiguió aquella memorable victoria en la F3000 se iba a cuajar uno de sus accidentes más espectaculares.

Más información

Alonso fue embestido por Nico Hülkenberg en la salida del Gran Premio de Bélgica, en una de las acciones que se van a recordar cuando finalice la presente temporada. El alemán de Renault se pasó de frenada cuando iba a encarar el primer y complicado giro del circuito, y se llevó puesto el McLaren del español. La consecuencia fue un vuelo sin motor del bicampeón asturiano, que pasó por encima de Charles Leclerc, antes de estamparse contra el suelo. El enfado de Alonso era notable, ya que esperaba que, tras una mala clasificación del sábado, pudiera protagonizar una épica remontada. El castigo al que sometieron los comisarios a Hülkenberg tras la carrera lo dice todo: pierde diez puestos en la parrilla del próximo gran premio, el de Italia, además de tres puntos en su superlicencia.

Tras el golpe y el consecuente parón que tuvo la prueba, todo quedó en manos de Vettel. La labor del alemán no fue sencilla. En Mercedes se empeñaron en apostar todo por la estrategia. No les salió bien: Lewis Hamilton, único piloto con opciones de victoria, lo intentó en boxes, a la espera de una posible caída de lluvia que nunca llegó. Desde el momento en el que se decantó la carrera en las paradas para cambiar neumáticos, Vettel encarriló su quinta victoria del año para dejar los 24 puntos iniciales en sólo 17 de cara a la carrera de Italia.

El podio lo completó Max Verstappen, que supo contemporizar a la perfección la labor de su equipo y unirlo a una actuación sin demasiados brillos pero con mucha intención. A sabiendas de que su rival estaba detrás, Valtteri Bottas, el holandés sólo se dedicó a manejar la ventaja que tenía sobre el cuarto, que primero fue Sergio Pérez después de Esteban Ocon y que acabó siendo el finlandés de Mercedes, no sin polémica. Y es que Bottas, afectado por la sanción que le impusieron por sustituir varias piezas de su unidad de potencia el sábado, se vio obligado a una remontada que se cortó en el cuarto puesto. En su ímpetu por llegar a la zona del podio, Bottas tuvo no pocos problemas, como el protagonizado con Sergey Sirotkin, con el que chocó y por el que le impusieron unos irrelevantes cinco segundos de castigo después de la carrera.

Sainz se queda corto

Para Carlos Sainz, único español en pista tras el abandono de Alonso, fue una carrera compleja. Después del desastre de la clasificación, el madrileño necesitaba sumar puntos para volver a reivindicarse de cara a sus jefes de Renault y, sobre todo, sus futuros jefes de McLaren. No le dio. Sainz acabó undécimo, la posición más amarga de la parrilla después del cuarto puesto, ya que es la primera que no da derecho a puntos.

Sainz tuvo que bregar con pilotos de su zona de conflicto, como Ericsson o el propio Sirotkin, cuyo futuro en la Fórmula 1 está aún en el aire. La actuación de Sainz no fue nada del otro jueves, si bien sabía que después de lo ocurrido el sábado cualquier opción de llegar a la zona de puntos iba a ser un éxito.

La próxima cita del calendario es el GP de Italia, en el mítico trazado de Monza, donde Vettel intentará mantener su 'momentum' y conseguir recortar unos cuantos puntos a Hamilton. El trazado italiano marcará el término de la ronda europea del calendario, por lo que será también una de las últimas oportunidades de las escuderías de llevar piezas de nuevo desarrollo para la recta final del campeonato.

 

Fotos

Vídeos