Moto GP

Márquez vuelve a lucir galones en Silverstone

Marc Márquez, en una de las vueltas de los entrenamientos./EFE
Marc Márquez, en una de las vueltas de los entrenamientos. / EFE

El español destroza el récord del circuito británico en un intenso entrenamiento oficial previo a una carrera con mucha igualdad

BORJA GONZÁLEZSilverstone

«Marc tiene un poco más, habrá que ver cuál es la estrategia y si querrá y logrará escaparse». «Es bastante deprimente cuando ves que Márquez monta un neumático duro nuevo en el 'FP4' y enlaza seis vueltas seguidas en 1'59.». La primera frase, de Andrea Dovizioso, séptimo en la parrilla de la carrera de MotoGP del Gran Premio Británico que se disputa este domingo, resume el sentir de la parrilla de la clase reina, tras dos días en los que se ha ido destrozando los récords de Silverstone, gracias al buen trabajo de reasfaltado del trazado que sus promotores han llevado a cabo.

Marc Márquez logró la 'pole', sí, la 60 en 120 grandes premios disputados en la clase reina (en realidad de 121 posibles, si se cuenta la pelea por la primera plaza en la carrera suspendida el año pasado en este mismo evento). Demuestra lo 'normal' de este hecho, pero sobre todo enseñó un ritmo sólido y consistente que invita a pensar que el resultado de la prueba dependerá y mucho de lo que él decida hacer, o lo que pueda hacer, con los rivales con la única estrategia de frenarle y cambiarle el guion.

La segunda frase del comienzo de la crónica, de Jack Miller, tercero en el oficial, pone el acento en el momento final del cuarto entrenamiento libre, el que suele mostrar más a las claras cómo está cada uno. De nuevo el líder llega con los deberes hechos, esta vez sin dudas acerca de los neumáticos (el factor que recalcó como crucial para no demostrar su superioridad en Austria y para permitir el cuerpo a cuerpo con Dovizioso), una vez que las cálidas temperaturas que esta zona de Inglaterra ha regalado a los pilotos estos días hacen que todos vayan a decantarse por la opción más dura de las que les ofrece Michelin. De reojo, Márquez sigue mirando a Dovizioso, el segundo de la general, en el pensamiento a largo plazo, para un día en el que se espera 'fiesta' en la cabeza, por lo menos para la pelea por lo que quede de podio si el español decide poner tierra de por medio.

«Ojalá llegue sólo al final de la carrera, pero si tengo que llegar con alguien con el que menos quiero es con Dovizioso, y no porque me haya ganado en Austria, sino porque es el rival en el campeonato y ojalá que esté detrás y no pueda optar al cuerpo a cuerpo, ya que eso significará que le quitaremos puntos, que es el objetivo principal; con los otros pilotos me da absolutamente igual». Esos otros son, además de Dovizioso, o por encima del italiano, los pilotos de Yamaha, tres, el novato Quartararo (cuarto), en el que más se está fijando Márquez en este fin de semana, y los dos oficiales, Maverick Viñales, muy sólido pero que desde el sexto puesto de la parrilla deberá no quedarse taponado como le está pasando últimamente, más con sus problemas para adelantar con esta M1, y Rossi, muy veloz en Silverstone y que en el oficial hizo de liebre de Márquez para terminar segundo y permitir al español firmar una 'pole' estratosférica.

«Saliendo delante hay que arrancar bien, apretar al principio; me gustaría escaparme, pero como poco hay entre cuatro o seis pilotos que tienen buen ritmo, así que seguramente será una carrera de grupo», expuso por su parte el astro de Tavullia, que sabe que para optar a volver a ganar (más de dos años después) tendrá que encontrar la manera de frenar al autor de la 'pole'. «No sé si puedo volver a ganar aquí. Estaría bien hacer una buena carrera, como en 2017, luchar con Márquez y Quartararo, que son los que parece que van más fuertes. Me gustaría subir al podio. Estar ahí, no lejos».

«Tenía planteado un fin de semana de sufrimiento y me estoy divirtiendo, y si te diviertes es porque las cosas te salen. Y sí que es cierto que cuando estamos en circuitos en los que podemos plantear escaparnos nos viene bien para defendernos, para luchar por el podio hoy si miramos los papeles, porque ya veremos mañana; pero sí que puedo decir que estoy contento, contento por los pasitos que hemos hecho que no han sido muchos pero han sido firmes y lo tenemos todo claro para la carrera, los neumáticos, todo, así que hay que pensar en sacar el ciento por ciento, pero la prioridad número uno es quedar por delante de Dovizioso», ratificó Márquez. En el otro lado del 'box' tendrá a un Jorge Lorenzo muy en precario, quien tras dos días de trabajo reconoce el sufrimiento que está pasando sin descartar la posibilidad de no poder terminar la carrera de este domingo. El día y la noche.

Más información