MotoGP I GP de los Países Bajos

Maverick Viñales: «Sabía que era mi oportunidad de ganar»

Maverick Viñales: «Sabía que era mi oportunidad de ganar»

La victoria en Assen da aire al piloto español y también a su marca, que aún no había ganado en 2019

BORJA GONZÁLEZAssen (Países Bajos)

Maverick Viñales sumó su primera victoria de la temporada en Asen y con ella le dio un respiro a Yamaha, que tampoco había saboreado las mieles del éxito en lo que va de temporada.

-¿Qué puede decir después de una victoria así?

Estoy contentísimo. Es realmente increíble poder volver a estar en lo más alto del podio y volver a llevar a Yamaha otra vez a la victoria, que para mí era lo más importante.

-¿Cómo ha sido?

Ha sido difícil, no ha sido fácil. He cometido varios errores en la curva 1, porque estaba intentando frenar en los puntos de esta mañana y era complicado porque el viento ha cambiado. Era difícil de entender, pero por fin el trabajo que hemos hecho se ha visto reflejado en la carrera.

-¿Se ha quitado un peso de encima?

Pensaba desde la primera vuelta que podía ganar y por eso quería coger el liderato desde el principio y tirar, tirar y tirar. Mi neumático duro había trabajado muy bien en el warm up y ayer con calor. Sabía que era mi oportunidad. Me ha costado pasar a Marc, porque en la recta nos sacaba bastante, pero una vez he encontrado mi pilotaje, y cuando he podido abrir un poco de hueco, he podido pilotar más a mi estilo, sin cerrar tanto la puerta y así he hecho mejores tiempos.

-¿Le han desconcentrado algo las dos coladas que ha tenido?

No. Han sido culpa mía totalmente. Cuando he frenado he visto que me colaba y ni he intentado entrar en la curva. He ido más recto para tratar de no bloquear la rueda delantera. Sabía que podía ganar la carrera la primera vez que me he colado. Me han sacado algo Fabio y Marc y les he cogido en vuelta y media, así que sabía que tenía algo.

-Por fin ha llegado el esperado duelo por la victoria entre Maverick y Márquez...

Tenía ganas, sobre todo de llegar a la última vuelta. Había preparado muy bien el T4. Si llegaba con él habría sido un gran espectáculo, porque los dos somos grandes frenadores, pero muchísimo mejor ganar así, con menos tensión. Sabía que al sacarle medio segundo le costaría cogerme, porque iba en 33.7 y 33.8, que eran buenos tiempos. Le estoy agradecido al equipo, que ha trabajado de manera espectacular y ha cambiado cuatro o cinco cosas que han mejorado mucho la moto y en Montmeló ya me sentía con un gran potencial.

-¿Tiene ya con esta Yamaha las herramientas que necesita?

Es muy difícil decir que sí la tenemos, porque pasa cualquier cosa en Alemania y ya no la tenemos. Estamos con los pies en el suelo. Trabajamos bien y sabemos que si le sacamos el máximo provecho a la moto podemos luchar por la victoria.

-¿Esta victoria es más sólida que la del año pasado en Australia?

En Australia la pude disfrutar mucho y es más mi pista, porque voy rápido allí con cualquier moto, pero ahora lo importante era rematar el trabajo en carrera, que era lo que nos faltaba. Estamos haciendo un buen trabajo en Yamaha y que Fabio vaya rápido también nos motiva.

-¿Dónde está la mejora?

En la manera de pilotar y de intentar entender la moto. En el FP1 me pego casi una carrera para intentar entender cómo funciona la moto realmente.

-¿Esta victoria le hará trabajar más tranquilo?

Voy a seguir con la misma mentalidad de Montmeló y de aquí. La victoria es consecuencia del trabajo bien hecho.

-¿Se siente el número uno dentro del box Yamaha?

Para nada. Valentino es muy grande y nunca lo puedes descartar. Quizá llegue a Sachsenring y gane él. Es uno de los mejores del mundo y no me siento el número uno. Intento dar lo mejor de mí cada fin de semana.

-Se le ha visto muy emocionado, casi como si fuera la primera vez. ¿Ha llegado a llorar dentro del casco?

Sí, por supuesto. Son momentos difíciles cuando sientes que puedes ganar, que tienes el potencial, la dedicación, la disciplina para ello y no lo consigues, porque falta en algunos puntos y no acabas de estar a gusto con la moto. Poder hacer un fin de semana perfecto ha sido espectacular.