El Racing vuelve a sonreír

Los futbolistas del Racing, ayer durante la sesión de trabajo en las Instalaciones Nando Yosu, en La Albericia./Juanjo Santamaría
Los futbolistas del Racing, ayer durante la sesión de trabajo en las Instalaciones Nando Yosu, en La Albericia. / Juanjo Santamaría

La victoria ante el Mirandés, balsámica para un equipo que desde abril no ganaba en partido oficial

ASER FALAGÁNSantander

El Racing vuelve a sonreír. Tras un arranque complicado (cinco partidos ante equipos entre los diez con mayor tope salarial de Segunda), los verdiblancos han roto al fin su racha sin ganar, que databa del pasado 7 de abril, cuando se impusieron al Tudelano aún en Segunda B. Más allá del tópico, la victoria ha resultado, esta vez sí, balsámica para un equipo que necesitaba ganar, marcar y ya puesto a pedir que lo hicieran sus delanteros. Y si cuando los resultados no acompañaban se destacaba la buena sensación del equipo (salvo frente al Rayo Vallecano), el entorno vive ahora con más optimismo, pero sin excesos de confianza.

Ya en su momento el presidente honorario, Tuto Sañudo, pedía tiempo para el equipo, y con el 4-0 a favor lo sigue haciendo. El del Mirandés fue un partido normal en el que el Racing tuvo mucho acierto de cara a portería. No es habitual que un equipo haga dos goles en sus dos primeros disparos, pero otras veces tiene seis y sólo marcas una». A juicio de Sañudo «hubo mucha diferencia entre uno y otro equipo», pero «hasta que no hayan pasado ocho o diez jornadas no se podrá ver cuál es la verdadera aspiración del Racing esta temporada». Destaca que «la situación no era cómoda, después de tantos partidos sin ganar, pero evidentemente había que mejorar según se fuera cogiendo ritmo de competición».

«El Racing estuvo a muy buena altura en todas sus líneas, pero elMirandéses un equipo muy flojo» pedro alba

Mucho más optimista ha sido desde el principio de la temporada Borja Lavín: «Va a ganar muchos más. Con su juego, tenía que llegar la victoria; era normal. Hasta ahora se había visto que físicamente el equipo bajaba muchísimo en la segunda parte y además había tenido muy mala fortuna. Al Racing le han lastrado cosas muy básicas en el fútbol: una falta táctica en el centro del campo que parece intrascendente y acaba en gol, otra vez un penalti... Tampoco el Mirandés es un buen adversario para evaluar las posibilidades del equipo, pero a mí me gusta mucho. Juega sin miedo; a dominar el partido y tiene jugadores que pueden desequilibrar. Por poner un pero, se nota que el equipo llega al final cansado; no puedes correr como un animal todo el partido. Y si quieres seguir corriendo hay que cambiar a los mediocentros para que no se nos vaya el partido. Hay buen fondo de armario, como se vio cuando salióSergio Ruiz por Kitoko».

«Hasta que no hayan pasado ocho o diez jornadas no se podrá ver cuál esla verdadera aspiración» tuto sañudo

Pero Alba acota que el equipo le gustó, pero lanza un aviso: «El Mirandés es un equipo muy flojo, desde el portero hasta la delantera». Más allá de eso vio un Racing «a muy buena altura en todas sus líneas, en especial –además de la obviedad de los goles– Mario y los centrales». Claro que pone el ejemplo contrario en el partido del Rayo: «Si la versión es la de Vallecas vamos a sufrir, pero a eso los racinguistas ya estamos acostumbrados».

«El cambio es radical. Eso sí, este año les he visto jugar mejores minutosque contra el Mirandés» paco liaño

Para Gelucho, el Racing apenas cambió su manera de jugar con respecto a anteriores encuentros disputados en los Campos de Sport. «Jugó prácticamente como todos los partidos de casa, muy parecido. El rival estuvo muy flojo, pero esto es lo de siempre, no sabemos si fue porque el Racing estuvo bien o el contrario mal». Aunque en algunos tramos de encuentros anteriores el cuadro santanderino ya había colocado a dos atacantes juntos, era la primera vez que Ania disponía a ambos de inicio.

Para el exlateral, lo más llamativo es el cambio de cromos en la parcela ancha. «A mí lo que más me sorprendió es que no jugara Sergio, me sorprendió mucho». Respecto a si el Racing arriesga mucho en la salida de balón, entiende que la idea del técnico es positiva y que les va a traer más beneficios que disgustos. «Yo creo que les va bien jugar así; lo que pasa es que la Segunda División es muy difícil. El Alcorcón le ganó 3-0 al Cádiz, un equipo que había recibido pocos goles. Es fácil que se den resultados de ese tipo».

«Les va bien jugar así (arriesgando desde la salida); lo que pasa que la Segunda es muy difícil» Ángel Blanco Gelucho

Paco Liaño coincide con sus compañeros en que entre el Racing del viernes ante el Rayo y el de la última jornada ante el Mirandés media un abismo, aunque con matices. «El cambio es radical. Eso sí, he visto al equipo este año jugar mejores minutos que los que jugó ayer, lo que pasa que enfrente tenía rivales de mayor enjundia que consiguieron difuminar ese nivel. El martes se enfrentó a un oponente más de sus posibilidades y compitió mejor». Y es que pese al cambio de sistema y a las sensaciones positivas, el ex guardameta cree que si en lugar de los burgaleses hubiera estado otro rival enfrente «la forma de jugar hubiera complicado las cosas».

«El Racing va a ganar muchos partidos.Conese juego y plantilla tenía que llegar la victoria» borja lavín

Al jugar con dos delanteros y con las incorporaciones de los dos jugadores de banda, Liaño tuvo la sensación de que «por momento el equipo se partía demasiado y se convertía más que en 1-4-4-2 en un 1-4-2-4, había cuatro jugadores en la línea de ataque y Mario y Kitoko tenían que taparlo. Sobre todo Yoda se quedaba demasiado arriba y Enzo en algunas jugadas también». Como muchos aficionados, piensa además que este año «toca jugar a pequeña, porque los rivales son de superior categoría, hay que adaptarse a esta circunstancia». Más allá de los detalles del encuentro, el exracinguista sí cree que el Racing jugó «el partido que tenía que jugar».

Para César Porras, el equipo dio un giro radical entre el encuentro de Vallecas y el del Mirandés. «Pasó de la noche al día. Por actitud, por todo». El exjugador verdiblanco cree que jugar con dos atacantes facilita mucho las cosas al equipo de Ania. «Con un delantero alto arriba fijas a los dos centrales y ya modificas la forma de juego del rival». Más allá de la mayor presencia ofensiva, contar con dos referencias arriba cambia la manera de ejecutar la salida de balón del propio Racing. «Buscó más el juego directo, se creaba igualdad numérica cuatro contra cuatro y supo aprovecharlo».

«El Racing pasó el martes de la nocheal día. Por actitudy por todo» césar porras

En los cinco partidos disputados hasta el martes el sistema de juego apenas había variado, aunque para Porras el hecho de jugar contra el Mirandés, uno de los rivales racinguistas por la zona baja de la clasificación, pudo influir en el buen resultado del cambio. «Sería para mantenerlo al menos un par de partidos más, pero el martes el duelo era contra el Mirandés, un equipo de tu Liga, con posibilidades similares». Eso sí, si hay un encuentro para apostar de nuevo por jugar con dos puntas es el del domingo. «El Molinón es un campo para probarlo, con lo que demostró Nuha presionando y con espacio, sería una forma interesante».