Nueva imagen para recobrar la magia

Espectáculo circense en la presentación de la equipación del Racing./
Espectáculo circense en la presentación de la equipación del Racing.

Las equipaciones del Racing buscan combinar la innovación con la apelación al «ADN verdiblanco»

DANIEL MARTÍNEZSantander

El Circo Quimera ha sido el escenario elegido para la presentación de las equipaciones del Racing para la temporada 2016/2017, que empezará la tercera semana de agosto. El acto tuvo lugar en este circo instalado en pleno parque de Mesones, a pocos metros de El Sardinero. Una de esas acciones que hacen club, motivan a la afición y de paso, pueden animar a sacarse el abono para la próxima campaña a los que todavía no lo han hecho.

La nueva piel de los jugadores combina la tradición y los colores reconocibles de su primera equipación por eso de no cambiar el adjetivo verdiblanco 102 años después con la innovación de la segunda. Cuando juegue en casa, el Racing vestirá camiseta blanca con detalles verdes en el cuello y en la parte posterior y el pantalón negro que acompaña habitualmente al equipo con franjas verdes y medias del mismo color. Un uniforme que enseñó Granero totalmente reconocible, pero que evoca los diseños de los años ochenta. Quizás la empresa Hummel quiso contentar así a los dos presidentes de la entidad santanderina, el de honor, Tuto Sañudo, y el efectivo, Manolo Higuera, que en aquella década jugaban con el primer equipo. Lo que es seguro es que con esta equipación, el club busca apelar al «ADN verdiblanco».

Acertó el mago Raúl Alegría, el encargado de conducir el acto de presentación de los uniformes de juego, cuando definió a la segunda equipación como «rompedora». Álvaro Peña hizo de maniquí para mostrar una camiseta turquesa aquí la gran novedad y un pantalón y unas medias blancas con detalles en azul marino. Esa será la que utilizarán habitualmente los de Viadero como visitantes. Si la primera gustó de forma casi unánime, esta despertó más recelo. No tanto por el color sino por «la falta de identidad», comentaban un par de aficionados a la salida de la carpa circense. Pero también había quien pensaba justamente lo contrario.

Donde no hubo espacio para las sorpresas fue en la tercera equipación, que como en el resto de los casos apareció de un camerino de pequeñas proporciones del que salieron once futbolistas. Toda una alineación titular metida en menos de cuatro metros cuadrados de habituación. Mágico. El Racing ha decidido apostar por mantener la del año pasado. Más que por su estética, por lo que significa. Porque esta es la que ideó el club para dar las gracias a los 12.406 aficionados que pusieron su dinero en la ampliación de capital de 2015, la que tiene sobreimpresa los nombres de todos ellos. En este caso, fue Óscar Fernández quien paseó la camiseta por la pista del Circo Quimera.

Es la misma que presentaron el pasado febrero Francis, Dioni y Borja San Emeterio y que consta de una camiseta de color negro con el escudo monocolor y detalles verdes y grises en las mangas y el cuello, pantalón gris y medias de idéntico color con acabados en verde. Tan cierto es que se ha utilizado en sólo un puñado de encuentros como que todavía no sabe lo que es una victoria. Por eso Raúl Alegría quiso, antes de despedirla, contagiarla un poco de su magia. Por si acaso no vale con la que salga de los pies de los jugadores.

Aldro, en la camiseta

En las tres equipaciones están ya los patrocinadores del Racing esta temporada: Magefesa, EL DIARIO MONTAÑÉS y como spónsor principal la empresa eléctrica Aldro, integrada en ITM, que figura en la pechera. El Racing aclara que esto no tiene nada que ver con el convenio de patrocinio que está negociando con la compañía de la comarca del Besaya, sino que se trata de dos asuntos que van por caminos separados.

De hecho, Aldro es ya una de las marcas que está colaborando activamente en la campaña de captación de socios y que aparece en los abonos de la temporada. Desde que se inició esa campaña hace casi un mes, no ha habido novedades destacadas. Con los flecos entre el club y la empresa cerrados, el Gobierno regional, que tiene que dar el visto bueno, sigue estudiando el acuerdo. Sin fecha límite.