Fútbol | Racing

Álvaro Cejudo llega al Racing

Álvaro Cejudo llega al Racing
Racing

El extremo andaluz se convierte en el noveno fichaje del club verdiblanco para esta temporada

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

Álvaro Cejudo (Puente Genil, 1984) volverá a vestirse de verdiblanco. Antes lo hizo en el Betis y ahora defenderá los mismos colores en el Racing. El cordobés, que llega como agente libre y ha firmado por dos temporadas –hasta 2020–, se convirtió ayer en el noveno fichaje del equipo cántabro. Una incorporación que cumple los requisitos que Chuti Molina busca en el mercado y que no se ha cansado de repetir durante el verano. «No tenemos prisa, el mercado te da cosas al final que no te ofrece en estos momentos. Estaremos prestos y dispuestos económicamente esperando a un jugador que él sabe que puede salir», comentó el director deportivo en la presentación de Aitor Buñuel y Enzo Lombardo.

Dicho y hecho. Cejudo es de sobra conocido por los aficionados al fútbol. Hace apenas dos temporadas el extremo, que destaca por su capacidad de desborde, verticalidad y definición, jugaba en la Primera División Española. Con el Betis y Osasuna sumó un total de 150 encuentros. Ahora, a sus 34 años, llega a Santander procedente del fútbol australiano donde ha puesto punto y final a su aventura en el Western Sydney Wanderers para enrolarse en el Racing. El jugador, que ya había declarado en una entrevista su intención de regresar a la Liga Española, ha encontrado en la llamada de Chuti Molina la vía para materializar su deseo. Y el club verdiblanco por contra, la incorporación de un futbolista contrastado que ayude a conseguir el ansiado ascenso que el Racing persigue desde hace ya varios años sin resultados.

Cejudo comenzó su carrera en el filial del Betis y después pasó por la Segunda B, en la Agrupación Deportiva Melilla, donde disputó 70 partidos en las campañas 2004-2005 y 2005-2006) antes de dar el salto a a Segunda División. El jugador se estrenó en la división de plata con la Unión Deportiva Las Palmas donde marcó once goles en año y medio. Fue entonces cuando Osasuna posó sus ojos en él. En el club navarro permaneció cuatro temporadas –2011-2014–, y con el equipo rojillo debutó en Primera ante el Deportivo en el Reyno de Navarra. En verano de 2014 firmó con el Betis mientras los sevillanos aún estaban en Segunda División para ese mismo año lograr el ascenso. Con la camiseta verdiblanca sumó un total de 30 partidos en Segunda y 47 en Primera, donde anotó tres goles.

No es el único fichaje racinguista que ha pasado por el Betis, un equipo donde también Molina ejerció como director deportivo. También Jordi Figueras vistió en su momento la camiseta del equipo que ahora dirige Setién. Y a pesar de las evidentes diferencias como futbolistas entre uno y otro, comparten ciertas semejanzas en cuanto a perfil. Ambos han pasado la treintena, suman más de 150 partidos entre Primera y Segunda División y además cuentan con experiencia en ligas extranjeras.

Chuti Molina trata de elaborar, por su cuenta y riesgo aunque compartiendo las decisiones con el técnico del equipo, IvánAnia, una plantilla –a la que por ahora le hace falta más pólvora en la zona ofensiva– para no pasar apuros. Eso sí, siempre con el peso sobre los hombros de la historia del escudo verdiblanco, que le obliga a mirar para arriba. El ascenso o la nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos