Arrancan las obras de mejora de fachada, torretas y cubierta de los Campos de Sport

Un operario durante el inicio, ayer por la mañana, de los trabajos en los Campos de Sport/D. Pedriza
Un operario durante el inicio, ayer por la mañana, de los trabajos en los Campos de Sport / D. Pedriza

El Ayuntamiento pone en marcha los trabajos más urgentes, con un presupuesto estimado de 285.000 euros

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Los Campos de Sport avanzan hacia su definitiva restauración. Ayer se pusieron en marcha (aunque a un menor ritmo del esperado por el viento, que dificultó los trabajos verticales) la segunda fase de la mejora del edificio. O, lo que es lo mismo, las actuaciones que el informe encargado en su día a la firma Eurocontrol, especializada en inspección, seguridad y control de calidad, consideró como urgentes. Se ha iniciado así la actuación en los elementos más deteriorados del estadio y cuya reparación corresponde al Ayuntamiento de Santander (algunas deficiencias menores le corresponden el Racing), comenzando por la fachada.

El actual estado de los Campos de Sport es consecuencia de la falta de mantenimiento durante más de una década. El Racing no actuó sobre él cuando estaba en condiciones económicas de hacerlo -tampoco el Ayuntamiento- y ahora sin recursos, y con las instalaciones en constante deterioro, ha sido la Casona la que desde mayo de 2017 ha llevado a cabo distintas actuaciones para preservar la seguridad y fijar el campo en que se entregará el edificio cuando se firme el convenio de uso de la infraestructura, varias veces retrasado.

TODAS LAS ACTUACIONES

285.000 euros es el presupuesto inicial estimado
Una aproximación que puede oscilar mucho en ambos sentidos, según lo que se encuentren en las actuaciones sobre el edificio.
1.350 metros cuadrados es la estimación de superficie de policarbonato sobre la que habrá que actuar
Existe un precio unitario que se aplicará a la cantidad final.
354.000
euros costaron las obras de reparación de las costillas de hormigón y chapas metálicas de cerramiento efectuadas en mayo de 2017 también por el Ayuntamiento de Santander.
6.500
metros cuadrados es la superficie a la que afectarán las obras independientes de mejora del entorno, que incluyen las redes de abastecimiento y saneamiento.
1,047
millones de euros costarán las obras de reparación y urbanización de los alrededores de los Campos de Sport, que casi con toda seguridad arrancarán la semana que viene.
5
meses es el plazo de ejecución de las obras de los exteriores (no de las que arrancaron ayer), de modo que estarían listas para septiembre.
5
Sujeciones de la cubierta metálica
Sustitución:
Si bien el estudio encargado por el Ayuntamiento señala que las chapas metálicas de la cubierta están en principio (todas las estimaciones se comprobarán ahora en profundidad) en buenas condiciones, alerta en cambio de que se deben sustituir o reforzar las sujeciones. Será una de las actuaciones que se lleven a cabo.
Refuerzo de una de las torres de iluminación
Nordeste:
El estudio señala que la torre nordeste necesita un refuerzo, que costeará también la Casona. En este caso la falta de mantenimiento del Racing fue evidente ya en la época de la UEFA, cuando se optó por un parcheo al comprobar, al margen de su estado estructural, que tampoco cumplían con la potencia lumínica.
El policarbonato del cerramiento
Segunda fase:
Como complemento a las obras llevadas a cabo el año pasado, y de nuevo tras los resultados del informe, se sustituirán 1.350 metros de la franja de policarbonato y sus anclajes. Estos últimos se encuentran en un estado que no permite su reparación, de modo que serán sustituidos por completo.
Revestimiento de mortero de la fachada
Suelto:
Los revocos de mortero de la fachada del estadio también presentan deficiencias. En algunas zonas está suelto y se tendrá que retirar para aplicar uno nuevo. Existe una estimación de la superficie en la que se deberá actuar, pero hasta que no se actúe sobre él no se sabrá a ciencia cierta cuánta superficie hay que sustituir.
Obras de mejora del entorno
Este mes:
La mejora del entorno, que incluye la reparación de aceras, urbanización de un pequeño aparcamiento, deficiencias estructurales, colocación de un pavimento verde y blanco y solucionar los problemas derivados del asentamiento del edificio se efectuará de manera independiente y debe empezar también este mes.
Costillas y cerramiento metálico, ya reparados
Primera fase:
Todas estas actuaciones se unen a la primera que llevó a cabo el Ayuntamiento para, en atención a un informe de los bomberos, solucionar las deficiencias que presentaba el cerramiento metálico, que se sustituyó íntegramente por uno de mejor calidad, y actuar en el hormigón de las costillas que sujetan la cubierta.

En este caso el Ayuntamiento de Santander llevará a cabo las obras necesarias en las fachadas, la cubierta y las torres de iluminación. Unos trabajos para los que cuenta con un presupuesto aproximado de 285.000 euros. La cantidad es, eso sí, muy voluble, puesto que el informe ofrece las conclusiones de una primera inspección, pero no es hasta que se actúa en cada zona, hasta que los operarios comienzan a trabajar, cuando se puede conocer en profundidad el verdadero estados de conservación y deterioro y, por lo tanto, la superficie sobre la que se debe actuar, los elementos que se deben sustituir y, por lo tanto, el precio final. Por ahora se trabaja en consecuencia con una estimación de superficie y un precio unitario, pero el presupuesto puede incrementarse o reducirse sustancialmente, según lo que se encuentren los operarios.

Así, por ejemplo , existe una estimación de la superficie de revoco monocapa que se deberá sustituir en la fachada y lo mismo ocurre para las placas metálicas, pero no se puede adelantar una cantidad final hasta que no hayan terminado las actuaciones.

Precisamente el revestimiento de mortero que cubre parte de la fachada ha sido el primer lugar en el que se ha actuado. El informe ha detectado algunos puntos en los que el revoco está suelto, por lo que es necesario retirarlo y aplicar uno nuevo de las mismas características (color ocre y acabado con árido visto). Se hará durante estos días tras la primera toma de contacto de ayer, limitada por las dificultades que el viento puso a los operarios, y que retrasó el inicio.

Las obras se completan con las del entorno, que arrancarán en breve, y las que ya se llevaron a cabo en mayo de 2017

Asimismo, y a lo largo de los próximos días, se iniciará la sustitución de los 1350 metros cuadrados correspondientes a la franja de policarbonato que bordea la fachada. Con carácter previo, se procederá a renovar toda la subestructura de anclaje ya que no es posible su conservación por el mal estado en el que se encuentra. Igualmente, se revisarán y repararán las sujeciones de las chapas de aluminio de la cubierta, tras comprobar que si bien las chapas se encuentran en buen estado, en algunas zonas se precisan sujeciones adicionales, trabajos que asumirá también el Ayuntamiento.

En cuanto a las torres de iluminación, el estudio indica entre las prioridades de intervención la necesidad de realizar actuaciones de refuerzo en la situada en la esquina nordeste, labores que, como en los casos anteriores, ejecutará la Casona. Este caso evidencia muy bien el abandono o falta de mantenimiento que sufrió el edificio por parte del Racing. Bien es cierto que en una época en la que no solo no había más convenio que el vago documento firmado en su momento, que se refería incluso al antiguo estadio, pero el club, que era consciente de las deficiencias de las torres hace más de una década -que aún no eran estructurales-, ni siquiera se interesó por la firma de uno nuevo. Ahora se consolidarán con cargo a los presupuestos municipales y se prevé que el futuro convenio establezca tanto el modo en que se cede el edificio como los derechos, obligaciones y responsabilidades de cada parte. Incluido el mantenimiento.

Los aledaños

Todas estas actuaciones complementan las que se llevarán a cabo simultáneamente en el entorno del edificio, que deben estar finalizadas, si se cumplen los plazos, a finales de septiembre. Estas obras afectan a las aceras anexas al estadio, los aparcamientos (se urbanizará uno de pequeñas dimensiones), la acera anexa al Colegio San Agustín y, en general, todas las deficiencias que presentan los alrededores del campo, consecuencia entre otros factores del asentamiento del edificio, inaugurado en 1988, y sobre los que no se había actuado.

Adjudicada a Copsesa, esta actuación supondrá una inversión de 1.047.467 euros. El proyecto afecta a una superficie de unos 6.500 metros cuadrados, e incluye la renovación de aceras, del carril bici y de las redes de saneamiento y abastecimiento. Según explicó hace dos semanas el Ayuntamiento en un comunicado de prensa, «los trabajos requerirán excavar hasta una profundidad de un metro para sanear y reforzar los terrenos sobre los que se asienta y posteriormente se rellenará con una capa de zahorra artificial de 50 centímetros de espesor sobre la que se colocará una losa de hormigón armado de 20 centímetros». Además, colocarán en el pavimento cenefas formadas por losas multicolores de 40x40x6 centímetros de color blanco y verde.

Se podrá así fin a un proceso que arrancó cuando en mayo de 2017 el Ayuntamiento sustituyó el cerramiento metálico y reparó las costillas de hormigón, como se estableció que le correspondía tras una larga diferencia de interpretación con el Racing, y con el que solucionará los problemas estructurales del edificio. Aquello supuso una inversión de 354.000 euros y abrió un proceso que debe cerrarse este año en lo que a la Casona compete. Será entonces al club al que le toque, si asciende, cumplir las exigencias de LaLiga... Y mantener el estadio, de modo que no vuelva a presentar el estado de los últimos años.