Fútbol | Racing

Los brotes verdiblancos

Los jugadores del Racing B celebran un tanto marcado en el partido frente al Laredo. /Daniel Pedriza
Los jugadores del Racing B celebran un tanto marcado en el partido frente al Laredo. / Daniel Pedriza

Los técnicos Santi Gutiérrez Calle y Lorenzo Andrés Manchado analizan la remesa de jugadores que puede dar el salto el próximo curso | La Albericia mantiene su producción de futbolistas que esperan su oportunidad con el Racing

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Hay jefes nuevos en la oficina. Momento de pinar las orejas y de venderse bien. Eso debería suponer, en la práctica, una igualdad de oportunidades para todos los presentes. Quién sabe. El director deportivo del Racing, Chuti Molina, y el nuevo entrenador, Iván Ania, tienen múltiples frentes abiertos. Renovaciones, rescisiones, fichajes... Y también la obligación, o al menos la posibilidad, de mirar hacia las Instalaciones Nando Yosu de La Albericia.

Los brotes verdiblancos de un club en permanente crisis institucional. Varios prometedores futbolistas de la fábrica racinguista son los principales candidatos a dar el salto esta próxima temporada a la primera plantilla.

Jugadores que acompañen a Miguel Gándara o Javi Gómez, si se les mantienen el contrato en vigor; a Pau Miguélez y Javi Cobo, jóvenes talentos con muchas opciones de marchar en busca de protagonismo, u Óscar Fernández, si finalmente se renueva al de Piélagos, que maneja ofertas de otros clubes. Un escenario que tendrá que conocer con urgencia, si finalmente firma por el Racing, Guillermo Fernández Romo, principal candidato a hacerse con las riendas de la cantera verdiblanca.

Si hay alguien que sabe de las raíces que surgen de La Albericia es Santi Gutiérrez Calle, después de más de medio siglo al frente de las secciones inferiores y muchas horas, ya jubilado, al otro lado de la valla de los campos de las Instalaciones. El veterano técnico prefiere no dar nombres, pero sí tiene una idea global sobre los productos de la base racinguista. «Visto lo que hemos visto últimamente, el nivel que han dejado los que se van está al alcance de muchísima gente de la cantera», explica.

Algunos canteranos

Adrián Peón (portero)
Habitual en los entrenamientos, sigue esperando una oportunidad.
Germán Fernández (portero)
Si Raúl Domínguez no sigue en el Racing, podría haber un hueco para él.
Juan Gutiérrez (cental)
Ha debutado con el primer equipo y ha dejado buenas sensaciones.
Diego Mirapeix (central)
Jefe de la defensa» del juvenil de División de Honor. Una de las promesas.
Miguel Goñi (central)
Ha entrado en cinco convocatorias, aunque no ha contado con minutos.
Adrián Zorrilla (lataral derecho)
A pesar de los problemas en el lateral derecho, no ha tenido oportunidad.
Íñigo Sáinz-Maza (lateral derecho)
Otro lateral que, de momento, sigue esperando que le den la alternativa.
Jorge Somavilla (extremo derecho)
Debutó en Segunda B con Ángel Viadero. Las lesiones frenaron su proyección.
Diego Rozas (extremo izquierdo)
Explosivo en la banda, tiene un guante en su pierna izquierda.
Saúl García (extremo izquierdo)
Uno de los principales valores de la cantera, pero su futuro está lejos del Racing.
Víctor Badiola (delantero)
Termina contrato y tiene pocas probabilidades de seguir como verdiblanco.
M;ario Musy (delantero)
Ya ha debutado con el primer equipo. Un ariete con buena planta.
Mario Soberón (delantero)
Lleva varias campañas llamando a la puerta, pero su oportunidad no llega.

Respeta la prioridad expresada por Chuti Molina en sus primeras apariciones en los medios de apostar por futbolistas más curtidos que por otros que están comenzando, pero en su opinión, los chavales tienen capacidad para que les abran un hueco. «Me da la impresión de que les tocará esperar. Pero creo que hay un futuro en la cantera de Cantabria, que es prolija», añade. Parece que será alguien de fuera quien ocupe el despacho que tanto tiempo contuvo las pertenencias de Gutiérrez Calle: «Se abre un periodo expectante con este nuevo proyecto. Les deseo que acierten».

Yendo un poco más al grano, hay jugadores de las secciones inferiores que parten con alguna ventaja para colarse en los planes de Iván Ania. Aunque, como en cursos anteriores, lo tendrán complicado. Es el caso, por ejemplo, de Juan Gutiérrez. El central de comillas ya se ha dejado ver por el primer equipo y lo ha hecho en situaciones complicadas y, además, con buena nota. Para el técnico de cabecera de El Diario y amplio conocedor de la cantera racinguista, Lorenzo Andrés Manchado, analiza a algunos de esos futuribles. En el caso de Juan, estima que «debería quedarse en la primera plantilla. Es un futbolista muy aprovechable para la defensa».

«El nivel que han dejado los que se van está al alcance de muchísima gente de la cantera» Santi Gutiérrez calle | entrenador

En esa misma posición, Manchado destaca a un canterano que se ha ejercitado a las órdenes de Carlos Pouso en estos últimos meses, pero no ha contado con minutos pese a las bajas: Diego Mirapeix. «Es el jefe de la defensa en el juvenil de División de Honor. Ha dado un cambio importante para mejor. Fisicamente es muy fuerte y contudente. Yo le tendría para jugar con el filial todos los partidos y siempre que sea posible, actuar con el primer equipo». Además, señala sobre él que también tiene capacidad para actuar en el centro del campo.

En la temporada recién finalizada, el puesto de lateral derecho ha estado colgando prácticamente todo el curso. Con Córcoles a un bajo nivel y su sustituto, Adán Gurdiel, sin dar una nota positiva, tanto Ángel Viadero como Carlos Pouso terminaron echando mano de dos futbolistas reconvertidos como Gándara y Sergio Ruiz. Mientras tanto, Adrián Zorrilla ha estado esperando una oportunidad que no llegó: «Para los laterales que ha habido, debería haber tenido minutos con los que hacerse futbolista. No sé por qué no ha debutado aún». Otros zagueros habituales en las mañanas de La Albericia han sido Íñigo Sainz-Maza y Miguel Goñi.

«Hay futbolistas aprovechables a los que hay que meter en la dinámica del equipo» lorenzo andrés manchado | entrenador

Aunque no es canterano, sí que proviene del filial e irrumpió en el primer equipo con fuerza en las últimas jornadas. Jerín es un futbolista diferente por sus características. «Depende del tipo de mediocentro que quiera Iván Ania. Tiene que ser del gusto del entrenador, pero lo cierto es que los partidos que ha jugado los ha sacado adelante».

Por las bandas de La Albericia destacan otros dos jugadores. Por un lado, un Somavilla que debutó en Segunda B con Ángel Viadero. «En el filial lo juega todo, pero no ha vuelto a aparecer arriba. Es polivalente y disciplinado», analiza Manchado. Las lesiones no le ayudaron. Y por el otro, Diego Rozas, que «ha hecho un buen año en segundo equipo. Destaca por su pierna izquierda y por su explosividad». Uno de los grandes valores de la cantera verdiblanca es Saúl, pero su futuro parece lejos de Santander. El Real Madrid ha llamado a su puerta.

Los delanteros siempre lo tienen más difícil. Es el puesto clave y los equipos buscan futbolistas que marquen diferencias en el área rival. Víctor Badiola y Mario Musy buscan su oportunidad.

Con potencial

El santoñés «tiene potencial y en Tercera División se sale», pero termina contrato y tiene pocas opciones de continuar como verdiblanco. Mientras tanto, el espigado Musy, que ya ha tenido algunos minutos en Segunda B, es un caso similar al de Jerín, según Manchado: «Tiene unas características muy definidas. Sabe usar el cuerpo y es rápido pese a su altura. Le tiene que entrar por el ojo a Iván Ania. Hace falta ver cómo asume el salto de categoría, quizá pueda madurar un año más en el filial». Otro de los delanteros que pega fuerte en La Albericia es Mario Soberón.

Y en el capítulo de porteros, sus opciones pasan porque salga el segundo arquero racinguista, Raúl Domínguez, siempre a la sombra de un Iván Crespo que parece fijo una temporada más. Manchado ve a Adrián Peón y Germán con suficiente nivel como para hacer esa función de escoltas del de Viveda. «Ambos están ahí esperando. Tienen capacidad para ejercer de segundo portero de sobra. Hace falta que entren en la dinámica del primer equipo», concluye.

Para los chavales, seguramente, será otro verano de ilusiones. La mayoría de ellas frustradas. Enviadas a un estado de 'stand by'. Ya se sabe que esto es estar en el lugar adecuado en el momento preciso. Además de la aptitud, tener suerte y caer en gracia. El caso es que La Albericia sigue produciendo, aunque luego se quede en stock.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos