Fútbol

«No estamos dispuestos a que LaLiga haga un uso contrario a los valores del fútbol»

Luis Rubiales posa en un despacho de la Federación Cántabra de Fútbol. El presidente de la Española estará hasta hoy en la región. /Alberto Aja
Luis Rubiales posa en un despacho de la Federación Cántabra de Fútbol. El presidente de la Española estará hasta hoy en la región. / Alberto Aja

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, cierra hoy una visita a Cantabria y desea «toda la suerte del mundo» a Lopetegui, un «asunto cerrado» en la Federación «hace mucho tiempo»

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Un par de días en Cantabria. Ayer y hoy para tomarle el pulso al balompié regional. Luis Rubiales (Las Palmas de Gran Canaria, 1977) preside la Federación Española de Fútbol desde el pasado mes de mayo. Un nuevo aire tras la cuasi eterna era Villar. Las relaciones -tensas- con LaLiga y en concreto con su presidente, Javier Tebas, han sido uno de sus caballos de batalla y prometen serlo para rato. Pero también es el presidente que fulminó a un seleccionador que dos días antes de que España debutase en un Mundial dijo que tenía un compromiso con el Real Madrid. De eso, del 'caso Lopetegui', Rubiales pasó de forma elegante justo en el día en el que el técnico vasco salió por la puerta de atrás del Bernabéu tras la palmadita con la mano abierta que le propinó el domingo el Barcelona en el Camp Nou.

-¿Con la destitución de Lopetegui en el Madrid se cierra un capítulo en la Federación Española?

-No, la Federación ya cerró ese capítulo hace tiempo y abrió otro con Luis Enrique. Además, miramos al futuro con optimismo, ilusión y sin reabrir páginas del pasado. Deseamos a toda la gente que ha sido alguna vez parte de la Federación toda la suerte del mundo. Para nosotros el de Lopetegui es un asunto cerrado hace mucho tiempo.

«Implementar unas medidas que permitan que el fútbol español crezca, en especial el más humilde» su objetivo

-La nueva etapa lo es a todos los niveles, tras el abrupto final de la era Villar, pero ¿hubiera sido posible sin la Operación Soule o seguiría la gerontocracia de Villar y Padrón?

-Yo soy jurista y en cuanto a los procesos judiciales solo diré que lo único que podemos hacer es colaborar al máximo y ser lo más rigurosos posibles, pero sabiendo que están ahí no podemos olvidar que nuestra tarea fundamental es gestionar. Gestionar una Federación y el fútbol español. Tenemos que abordar un cambio implementando unas medidas de buen gobierno, fiscalización y transparencia que permitan que el fútbol español crezca, en especial el más humilde.

-Porque la relación con LaLiga no es nada buena.

-Con LaLiga tenemos una buena relación de trabajo, bien es cierto que hay unas discrepancias tremendas a nivel filosófico. El presidente de LaLiga entiende que el fútbol es un negocio y piensa en el dinero. Nosotros, entendiendo que el dinero y el negocio son muy importantes, pensamos en los valores y en que ese retorno económico tiene que llegar a los más humildes, y no únicamente a los clubes que salen en la tele. Y también hay, obviamente, un debate en cuanto a las competencias de integridad, de fútbol femenino, de los horarios... Todas estas cuestiones son federativas y no estamos dispuestos a que LaLiga haga un uso contrario a los valores del fútbol. Por eso a veces chocamos, pero en nuestro caso no es una cuestión personal, sino de buscar lo mejor para el fútbol, y especialmente para el fútbol no profesional.

-Tebas ya ha amenazado veladamente con fijar partidos a las dos de la tarde si no se le permiten más horarios entre semana...

-La Federación ya ha emprendido todas las acciones necesarias para recuperar lo que es suyo y LaLiga tiene una mesa a la que ya está invitada y puede acudir. Los titulares de periódicos están muy bien, pero donde tiene que hablar es en el foro de la Federación. Nosotros les hemos invitado porque la LFP pertenece la Federación, aunque tenga personalidad jurídica propia, y ahí es donde tendrá que mostrar sus ideas y debatir. Lo que diga Javier Tebas, como lo que diga yo, es relativamente importante, como cualquier persona en este país, pero lo verdaderamente importante es tomar acuerdos y no empecinarse en que 'o es lo mío o nada'. Nadie tiene la posesión de la verdad absoluta.

«Hay una buena relación de trabajo, pero hay unas discrepancias tremendas a nivel filosófico» la liga

-¿Al decir 'Recuperar lo que es suyo' estamos hablando de que la Federación quiere ser quien ponga los horarios, y no LaLiga y las televisiones?

-Estamos hablando de crear un sistema sostenible, no un sistema del que solo se beneficien los ricos en detrimento de los pobres, que se han quedado sin horarios. Es imposible que un aficionado al fútbol pueda ver un partido de Tercera División el domingo a las cuatro de la tarde cuando están televisando al Real Madrid, al Barcelona o cualquier otro partido de gran interés. Es muy complicado. Tenemos que buscar un horario de protección, un mayor retorno y vías de ingresos para los clubes modestos, y todo esto solo es posible si se entiende que no están solos en el fútbol los 42 clubes de la Liga de Fútbol Profesional. Hay muchos más; el fútbol es mucho más grande. Es un sentimiento tan tremendo que un aficionado del Racing, por poner un ejemplo, lo es estando el club en Primera o en Segunda B. Todo eso necesita un ente que proteja los intereses generales, y ese ente es la Federación.

-¿Se van a jugar partidos de LaLiga en Estados Unidos?

-Ninguna de las instituciones que tienen que autorizarlo ha dado el sí. Al contrario. Por lo tanto parece difícil, por no decir imposible. Porque además nosotros le hemos pedido a LaLiga que argumente el porqué y no tiene argumentos ni deportivos ni de valores ni mucho menos jurídicos.

-Eso es un no...

-Bueno, esa es la postura de la Federación. Salvo que ocurra algo nuevo o se ofrezca alguna argumentación que por ahora no ha aparecido, tenemos muy claro que ninguna de las instituciones que tiene que dar el sí lo ha hecho. Por lo tanto ese partido parece algo realmente difícil de suceder. LaLiga depende para ello de distintas instituciones, tanto de la Federación de EE UU como de la Concacaf, la UEFA, incluso la propia FIFA y nosotros, claro. Ya hemos dicho que ese partido no se va a celebrar.

«Ninguna de las instituciones que tienen que autorizarlo ha dado el sí» Partido en estados unidos

-¿Qué fue de aquella propuesta de reorganización de la Segunda B 1 (de grupo único) y 2 y Tercera División 1 y 2 aprobada justo antes de su llegada a la Federación y anulada posteriormente?

-Es que eso se aprobó en un pseudocongreso organizado en un momento en el que no había presidente de la Federación Española, sino una gestora. Ya nació mal, porque cualquier modificación, y mucho más de la competición tiene que ser fruto de una profunda reflexión y muchos meses de diálogo en un proceso en el que hayan participado todos; que todo el mundo sienta un nivel alto de satisfacción. Si hay algún cambio será fruto del trabajo conjunto de todas las partes y de una holgada mayoría

-¿La Liga de filiales está definitivamente descartada?

-En esta comisión de Segunda B se ha hablado de ello y son los propios clubes los que la descartan por dos motivos. El primero, que eliminar a los filiales probablemente provocaría que la categoría perdiera interés. Y en segundo lugar, si eliminamos los filiales va a haber otros equipos de ciudades que se acaben convirtiendo en filiales, porque los clubes de Primera y Segunda llegarán a acuerdos con ellos para que determinados jugadores adquieran experiencia en categorías como la Segunda B. Por lo tanto son los propios clubes, que en teoría son los perjudicados, los que nos han transmitido que no lo ven como solución. Y si no lo ven ellos...

-La Ley del Deporte pide una revisión tras el fracaso de las sociedades anónimas deportivas ¿Cuál es la postura de la Federación Española?

-Tenemos una postura, pero no tenemos información. Se está hablando mucho de la Ley del Deporte, pero no nos han llamado para preguntarnos pese a ser la mayor federación. Y tenemos una relación magnífica tanto con el presidente del Gobierno como con el ministro, pero es cierto que si se está haciendo algún tipo de borrador, como he escuchado por ahí, a instancias del Consejo Superior de Deportes, nosotros no sabemos nada. El día 8 me voy a reunir con la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, a la que iré con responsables de Segunda B y Tercera. Y vamos a ver si tenemos alguna noticia. Es impensable hacer una Ley del Deporte con la que no estén de acuerdo las federaciones o no participe el COE.

«Si se está haciendo un borrador sobre ellas en la Ley del Deporte, nosotros aún no sabemos nada» Cambios en las sad

-Lo que está claro es que se vendieron las sociedades anónimas deportivas como el modo de sanear el fútbol y no evitaron los dispendios, sino al contrario. Santander es un buen ejemplo...

-Lo que tiene que haber es una buena gestión. Y cualquier modelo se puede convertir en el mejor o el peor. Pero sí es verdad que las sociedades anónimas han servido para que algunos abogados pudieran llevar concursos de acreedores en perjuicio de los clubes que no concursaban, que trataban de cubrir el expediente y pagaban a todo el mundo a fin de mes. Ya ha pasado aquella época y tenemos que mirar adelante.

El Racing

-En Santander la fórmula de SAD no evitó el secuestro y saqueo del Racing. Al contrario, la propició. Usted, que era el presidente del sindicato de futbolistas, vivió de cerca aquel capítulo y el plante ante la Real Sociedad...

-Yo personalmente me impliqué mucho. Vine seis o siete veces por el asunto del Racing. En aquel momento mi cometido era ayudar para que los jugadores tuvieran garantizado el 100% de su salario trabajado y así fue. Son cosas que han pasado y creo que por decoro, por ética profesional y porque como abogado he participado en alguna de aquellas negociaciones, tengo que pasar página. Pero sí puedo decir que el modelo por el que se utilizaba el concurso de acreedores como una tabla de salvación no era ni mucho menos del agrado de los futbolistas ni de los clubes que no concursaban.

«Lo tenemos que hablar, pero me gustaría que se liberara un poco más el calendario» Modificar la copa

-El fútbol oficialmente aficionado también tuvo problemas económicos de una categoría de facto profesional. Ahí está el descenso de la Gimnástica por deudas con los jugadores en 2013, cuando usted presidía la AFE...

-Afortunadamente cada vez sucede menos, pero todo el que compite debe hacerlo respetando unas reglas. Es un modelo que se ha replicado en otras federaciones con posterioridad que obliga a que todos cumplan unos mínimos, pero hemos visto que es insuficiente. Vamos a tutelar y ayudar a que los clubes de Segunda B y Tercera tengan mejores gestores, gente que pueda acudir a nosotros. Se ha creado un departamento interterritorial para hacer la Federación más accesible y tutelar un proceso de acompañamiento para el seguimiento económico de los clubes. Tenemos ya un borrador y creo que en tres o cuatro meses podremos ir comunicándoselo a los clubes. Buscamos que haya una plena seguridad económica en la Segunda B, pero tampoco olvidemos que los clubes de Segunda B y Tercera, especialmente los primeros, están haciendo un esfuerzo tremendo dando de alta a todos los jugadores y aún no han recibido el 0,5% que les corresponde por el Real Decreto 2015 y nosotros no sabemos por qué. Necesitamos que la Administración actúe con más celeridad para que a los clubes llegue esa cantidad económica que es para pagar la Seguridad Social de los futbolistas.

«Es un símbolo de cercanía y modernidad y ahora tiene más licencias que nunca» Federación cántabra

-Se reconoce así de facto que la Segunda B es una categoría profesional o cuando menos semiprofesional, aunque oficialmente se empeñen en asegurar los contrario.

-Es que no tiene nada que ver que haya jugadores profesionales con que sea una categoría profesional. Hay otras cuestiones, entre ellas la Ley del Deporte de la que hemos hablado. Entonces todos los clubes de Segunda B tendrían que ser sociedades anónimas deportivas. En la Asobal hay muchos clubes profesionales, pero la categoría no es profesional. Únicamente hay tres: Primera y Segunda División, en fútbol y la ACB, en baloncesto.

«Los aficionados quieren una Copa con más sorpresas»

–El modelo actual de Copa ha revitalizado la competición ¿Se plantean más eliminatorias a partido único?

–Lo tenemos que hablar. Yo ya he dicho que me gustaría que se liberara un poco el calendario, porque sobre todo para los equipos punteros hay una carga tremenda de partidos. Pero lo tenemos que hacer hablando con LaLiga, los clubes y la televisión. Viendo lo que es más rentable y lo que es más atractivo para el fútbol. Mucha gente está demandando una mayor intriga e incertidumbre, una competición con más sorpresas, y es posible que en el futuro demos pasos en ese sentido. Pero tiene que ser también con una holgada mayoría.

–¿Ese partido sería en el estadio del equipo de menos categoría?

–No tiene por qué. Puede ser en el del equipo de menos categoría o pactado para que se juegue en el de mayor porque el más pequeño quiera ir a jugar ahí o las instalaciones lo requieran. Hay que tener en cuenta las condiciones de alumbrado, que pueda haber un césped artificial para jugar contra un equipo de Primera División, lo que reviste un riesgo importante por la superficie... Se puede por ejemplo pactar jugar en casa del más grande dividiendo la taquilla, lo que supondría un ingreso extra para el otro equipo. Hay diferentes opciones y tenemos que estudiarlas.

-Pero eso es lo oficial. Usted sabe que de facto hay más categorías profesionales.

-Sí, pero eso ya se sabe desde hace tiempo. Ya nos lo dijo el Tribunal Supremo y sabemos que hay profesionales y competiciones que no son profesionales.

-Y no militan en sociedades anónimas deportivas ¿Equipos como la Gimnástica podrían afrontar este cambio si fuera necesario? El Eibar, equipo saneado, vivió serios problemas cuando se le obligó a abandonar la forma jurídica de club...

-Hay un comité creado ad hoc para ello en el CSD. Eso da una guía y unos pasos que hay que acometer, y hasta ahora no ha habido excesivos problemas en que los clubes que ascienden a Segunda y se deben convertir en SAD lo hagan.

-También en la Federación Cántabra hubo muchos cambios y un antagonismo entre el anterior presidente, Alberto Vilar, y el actual, José Ángel Peláez. Hay procesos abiertos y denuncias cruzadas ¿Qué ha ocurrido en esta territorial?

--Todo lo que se refiere a los tribunales está sub iudice y tenemos que respetarlo. Yo tengo la buena costumbre como jurista de entender que en estas cuestiones hay que esperar y opinar cuando llegue el momento. Sobre lo que sí puedo opinar es sobre la Federación Cántabra actual, que es una federación que está trabajando para el futuro, que es símbolo de modernidad y de cercanía. Que tiene, ahora más que nunca, más licencias y más gente. Y el fútbol femenino ha explosionado como lo ha hecho en el resto del país. Y tiene un presidente muy concienciado y preocupado por la buena gobernanza. Por lo tanto solo puedo hablar bien, y además podría hablar bien aquí, en Santander, y después marcharme a Madrid y dar la espalda, pero es que José Ángel Peláez está ocupando uno de los puestos de mayor importancia del fútbol español, como es la responsabilidad de la Segunda División B y la Tercera. Una cosa es la repercusión mediática, pero el que conoce de verdad el fútbol sabe la importancia real de estas categorías. Creo que con eso está todo dicho. En ocasiones se recurre a determinadas denuncias y procesos para desestabilizar, y yo lo sé mejor que nadie. Tenemos que estar tranquilos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos