Fútbol | Racing

Abraham inaugura el periodo de fichajes

Abraham Minero, con la camiseta del Nastic./
Abraham Minero, con la camiseta del Nastic.

El Racing incorpora al lateralizquierdo procedente del Nàstic de Tarragona donde ejercía como capitán

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Como la veda de caza o la temporada de baño, en el Racing ayer quedó inaugurado oficialmente el periodo de fichajes. El vídeo de un fax a través de las redes sociales del club verdiblanco anunciaba lo que la afición llevaba ya semanas esperando. Porque esto de las compras veraniegas es la salsilla para cuando el balón no rueda. Abraham Minero (Granollers, 22 de febrero de 1986) es la primera incorporación racinguista en el regreso del equipo cántabro al fútbol profesional. Es lateral izquierdo y ha firmado por dos temporadas.

A sus 33 años, cuenta con una diltada experiencia tanto en Segunda como en Primera División. En la máxima categoría ha disputado 79 partidos, mientras que en el escalón inferior, en el que actuará con la camiseta verdiblanca, tiene 153 apariciones. En la última temporada, en el Nàstic, el conjunto catalán no pudo evitar el descenso a Segunda División B, pero el lateral disputó 34 partidos, todos ellos como titular.

En Primera ha vestido las camisetas de Zaragoza y Eibar. Antes jugó en el Sant Andreu y el Figueres, en Segunda B, para fichar por el club de La Romareda, entonces enPrimera tras un breve paso por Segunda en el Barcelona B . Dos temporadas en la élite y otra más en Segunda tras el descenso aragonés y se marchó a a Ipurúa, de nuevo en Primera, donde disputó 22 encuentros. Zaragoza, Levante –ascendió, pero no siguió en el equiupo en la máxima categoría– y Nàstic de Tarragona –dos campañas–, con todos ellos en Segunda, completan el currículum del nuevo futbolista del Racing.

Abraham mide 175 centímetros y pesa 71 kilos y puede actuar también en el flanco zurdo del centro del campo. Según expresa el Racing en su comunicado, este lateral izquierdo «destaca por su seguridad defensiva». Llega a uno de los puestos que, a día de hoy –y tradicionalmente durante las últimas temporadas–, más cojo tenía la plantilla de Iván Ania. El único futbolista específico para esta posición es un Julen Castañeda que lleva tres campañas prácticamente titular indiscutible, dejando en la cuneta a todos los que llegaron para hacerle competencia –Bontempo, Rulo y Redru–. Ahora el vasco, con una experiencia de 33 partidos en Segunda, tendrá que pelear por el puesto con el último fichaje de Chuti Molina.

El hasta ahora capitán del Nàstic decidió no renovar con el club grana tras el descenso pese al interés de la entidad tarraconense y finalmente ha optado por aceptar la propuesta del Racing para continuar en Segunda División.

Con la llegada de Abraham, el fax de Chuti Molina ha comenzado a funcionar. Por el momento, y conocedor de las limitaciones económicas que tendrá el Racing en su regreso a Segunda División, el director deportivo verdiblanco ha optado por atraer a un futbolista veterano al que ha asegurado dos años de contrato y que procede de un equipo recién descendido a Segunda División B, por lo que el hecho de permanecer en el fútbol profesional también habrá tenido incidencia a la hora de convencer al jugador.

El Racing, por historia y tras recuperar la categoría, ha ganado algo de atractivo entre los futbolistas, pero esta temporada aún tendrá que vivir con las penurias provocadas por los desmanes del pasado y Molina tendrá que hacer encaje de bolillos y acertar mucho con los fichajes porque el presupuesto para la plantilla será escaso. Así que tendrá que tirar de imaginación y picardía para convencer a jugadores de nivel que refuercen el vestuario verdiblanco.

Porque Abraham, a buen seguro, será el primero de muchos fichajes. El Racing tiene una base formada de la plantilla anterior, pero la Segunda División aumenta la exigencia y el club cántabro no puede permitirse un nuevo descenso al pozo de la Segunda División B después de todo lo que ha pasado estas últimas temporadas. Una lección que aprender.

Entradas

Dentro del secretismo que mantiene habitualmente Chuti Molina en sus negociaciones durante los mercados de fichajes, además del ya anunciado fichaje de Abraham Minero, lo único conocido y real hasta ahora es el ofrecimiento del central Iván González, de la Cultural Leonesa, al club cántabro. Aunque ambas partes han negado a este periódico que haya más que eso. El caso es que el futbolista está claro que no va a renovar con el cuadro leonés y ayer el jugador subió a su cuenta de Twitter una fotografía del balón con el que se disputarán la próxima temporada los partidos en Segunda División.

Eso y la tentativa del Racing por prolongar la estancia de Nico Hidalgo en Santander. El motrileño, cedido por el Cádiz al equipo cántabro, aún tiene un año más de contrato en el Ramón de Carranza. Ysabedores en las oficinas de los Campos de Sport de que será poco probable que en la tacita de plata cuenten con el andaluz, han hecho una propuesta para que se efectúe una nueva cesión a cambio de algunos extras económicos. Además, en El Sardinero también estarían interesados en la continuidad de otros dos de los jugadores que han estado cedidos la pasada campaña: Enzo Lombardo y Alberto Noguera. Sin embargo, como en el caso de Hidalgo, las operaciones dependen también de los clubes de procedencia.

Este primer fichaje se produce tras las salidas de Miguel Gándara y Javi Cobo, con los que el Racing llegó a un acuerdo para rescindir sus respectivos contratos.

Ver más