Rugby

El Aldro Independiente se traiciona a sí mismo

Nacho Poet bota al oval ante la mirada de Bebu Domínguez, Manu Mora y Mariano García, entre otros./Roberto Ruiz
Nacho Poet bota al oval ante la mirada de Bebu Domínguez, Manu Mora y Mariano García, entre otros. / Roberto Ruiz

Los verdes, en el peor partido que recuerda San Román en División de Honor, caen por 14-43 ante el Cisneros y se complican mucho la clasificación para el playoff por el título

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Era el partido que había que ganar. Sí o sí. Vencer y esperar los resultados -que se produjeron, ya que Santboiana y Burgos perdieron con los dos equipos pucelanos- en otros partidos. Era la oportunidad para quedarse a sólo dos puntos del sexto puesto, el último que da derecho a jugar el play off por el título. Pero el Aldro Energía Independiente no cumplió con su parte del trato. Es más, los verdes cuajaron el que es con toda seguridad su peor partido desde que son equipo de División de Honor. El Cisneros aprovechó el regalo para llevarse el triunfo por 14-43. Los verdes, en su sexta temporada en la máxima categoría del rugby español, se pueden quedar fuera de las eliminatorias por el título por primera vez.

14 Aldro Independiente

Domínguez, Martín, Medina, Aitor Nieto, Mora, Guillermo Nieto, Joel Soria, Olmedo, Mariano García, Nacho Poet, Tai Palmieri, José García, Dani Mañero, Viti Sánchez y Enzo Falaschi. También jugaron: Barros, Court, Mati Narváez, Javi González, Moreno, David González, Aldo Cornejo y Juan Zabalegui.

43 Cisneros

Driollet, Vallejo, Gross, Fernández, González, Mendoza, Molina, Del Valle, Escario, Norton, Soriano, Jenkins, Pérez, Cerván y Stewart. También jugaron: Espinos, Hayali, Llanes, Molina, Florea, Ruiz y McCallum.

Marcador:
m.9: 0-5 (Soriano); m.9: 0-7 (Norton); m.24: 0-10 (Norton); m.29: 0-15 (Fernández); m.38: 0-20 (Escario); m.38: 0-22 (Norton). Descanso. m.42: 5-22 (José García); m.42: 7-22 (Mariano García); m.47: 7-27 (Escario); m.47: 7-29 (Soriano); m.55: 7-34 (Espinos); m.55: 7-36 (Soriano); m.66: 7-41 (Pérez); m.66: 7-43 (Soriano); m.76: 12-43 (Aldo Cornejo); m.76: 14-43 (Mariano García)
Árbitro:
Íñigo Atorrasagasti (c. vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Aitor Nieto y Mati Narváez y a los visitantes González, Driollet y Pérez.
Incidencias:
Decimoctava jornada de la División de Honor. Campo de San Román. 400 espectadores. Dani Mañero jugó este domingo su último partido con el Aldro Independiente, por el momento, ya que por razones laborales tiene que dejar el equipo. Antes del encuentro se brindó un aplauso al equipo femenino del Aldro Independiente de Rugby que se ha clasificado para jugar la gran final de la Liga Norte, que se jugará el próximo día 3.

El partido comenzó sin ritmo y falto de calidad. Pero era el Aldro Energía Independiente el que tenía la posesión del balón. A los seis minutos, llegó el primer aviso madrileño. Un desorden defensivo y el Cisneros, a trancas y barrancas, lograba el primer ensayo, por medio de Soriano y que transformó Norton. Era el 0-7.

El mayor dominio, aunque sin ningún peligro, del Aldro Energía Independiente se fue diluyendo como un azucarillo. Y el partido se volvió malísimo, desordenado, con muchos errores. Y ahí los madrileños, desde siempre, son los reyes. Además, empezaron a demostrar que su juego a la mano era mucho más que bueno. Tras un golpe de castigo pasado por Norton (0-10), a la media hora otro error en defensa de los verdes hizo que Fernández lograse el segundo ensayo rival para el 0-15.

La grada ni se lo creía. A los suyos no les salía absolutamente nada. Ni en ataque ni en defensa. Con el Cisneros ya oliendo sangre, al filo del descanso, tras varias fases en la 22 local, Rafael Escario, el apertura del 'Colegio', amagó un pase para quedarse posteriormente con el oval y conseguir el tercero de la mañana. Norton lo pasó para mandar a todo el mundo al descanso con 0-22. En el partido más importante del año para el Aldro Energía, el desastre.

El paso por los vestuarios espoleó algo al Independiente. Pero eso. Algo. Un arranque de raza de Mora (jugó aquejado de una infección pulmonar), que cazó el balón en una touche y luego inició él mismo la jugada de ataque, derivó en el primer ensayo cántabro de la mañana, anotado bajo palos por José García y transformado por Mariano García. Era el 7-22 que daba alguna esperanza. Pero el Cisneros contuvo de inmediato la reacción local. Apenas cinco minutos tardaron los madrileños en volver a marcar. Hipólito Pérez, ayer uno de los mejores de los madrileños, arrancó a correr y casi nadie pudo pararle. En última instancia, pasó el balón a Escario, para que este consiguiese su segundo ensayo de la mañana. Soriano transformó para el 7-29. Si había alguna esperanza, el partido se acabó ahí.

«¡Qué desastre, qué desastre!». Por lo bajo, la grada de San Román repetía una y otra vez la frase. E iba en aumento. El Cisneros estaba ya embalado y tras un robo de balón y varias fases, llegó otro ensayo por el centro, obra de Hayali y que pasó Soriano. El 7-36. En el minuto 26, Pérez encontró su recompensa a tanta carrera. Tras una melé, agarró el oval desde su campo y esta vez, nadie pudo parar al '13' del Cisneros. Otro ensayo bajo palos transformado para un sonrojante 7-43. A cuatro minutos del final, Aldo Cornejo, que había sustituido a Mañero en el minuto 64 y que en ese tiempo le había dado mucho dinamismo al equipo -la grada no se explicó ni su ausencia ni la de otros jugadores en el quince titular- logró la segunda marca de la mañana. Mariano transformó para el 14-43 final que deja al Aldro Energía Independiente muy tocado de cara a su clasificación para el play off por el título. Las matemáticas dicen que con cuatro partidos por jugar -ahora hay un mes de parón en la Liga- no es imposible, pero los verdes ya dependen de que otros equipos fallen. La gran oportunidad para remontar en la tabla era ante el Cisneros. Y el equipo santanderino protagonizó un desastre con mayúsculas.