Rugby

«Nos hace falta tiempo y paciencia para conjuntar a la plantilla»

Aldo Cornejo lleva el oval en el partido del pasado domingo ante el Barcelona en San Román. Los verdes cayeron por 24-32./Daniel Pedriza
Aldo Cornejo lleva el oval en el partido del pasado domingo ante el Barcelona en San Román. Los verdes cayeron por 24-32. / Daniel Pedriza

Tristán Mozimán, el entrenador del Aldro Energía, ni mira la clasificación en la que su equipo es séptimo. «La prioridad es jugar un buen rugby»

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Los aficionados de San Román ya ni se quejan. Cada inicio de temporada, toca aprenderse una buena ristra de caras y nombres nuevos. 'Ese, ¿quién es?', barrunta la grada. Porque el Aldro Energía casi siempre empieza de cero en las temporadas en la División de Honor. Eso, unido a las pretemporadas tan cortas que se hacen en este deporte, hace que los inicios de los santanderinos en Liga acostumbren a ser dubitativos. En esta ocasión, tras seis jornadas, los verdes son séptimos, con doce puntos.

En el cuerpo técnico del Aldro, la situación en la tabla preocupa, como se suele decir, 'cero'. «Ni miro la clasificación. No me preocupa. La prioridad es jugar un buen rugby». Tristán Mozimán (Santa Fe, Argentina, 1976) no tiene demasiado agobio porque su equipo sea séptimo en la tabla. «Más del 50% de la plantilla es nueva respecto a la pasada temporada. Nos ha ocurrido esto mismo en las tres últimas campañas. Por eso, es normal que pidamos tiempo y paciencia para conjuntar a la plantilla. El lunes, en una charla con los jugadores, les recordé que siempre nos marcamos el mes de diciembre como la fecha límite para conseguir que seamos un equipo. Si lo logramos antes, mejor».

En el vestuario verde siempre hay una premisa: seguir el plan de juego. Las directrices que el cuerpo técnico da a los jugadores. «Para resumirlo, dividimos el campo en tres zonas. La de la extrema defensa, la de la creación de juego y la de extremo ataque. Y está definido lo que hay que hacer en cada una de ellas. Si no se sigue ese plan de juego, aparece la improvisación de los jugadores. Tenemos que jugar a lo que entrenamos. Lo que pasa es que cuesta adaptar a los jugadores nuevos a ese plan de juego».

Seguir ese esquema es vital para un club como el Aldro Energía que, tradicionalmente, ha carecido de una gran estrella con la calidad suficiente para decidir un partido por sí sola. «Ahora, equipos como El Salvador o Alcobendas tampoco tienen tan 'afinado' su plan de juego, pero sí tienen individualidades con las que pueden decidir un partido». A ambos, los verdes les han sufrido ya esta temporada, con sendas derrotas para los santanderinos.

«La llegada de Aldro Energía al club me genera mucha ilusión», dice Mozimán

Que ese plan de juego funcione a la perfección depende, fundamentalmente, de ese más tiempo necesario para conocerse. A los técnicos del equipo también les gustaría que la plantilla fuese un poco más amplia. «Estamos trabajando con 24 chicos, y cinco o seis de ellos están a tiempo partido, estudiando o trabajando a la vez que juegan al rugby. Lo ideal es un plantel de 34 o 35 jugadores, como tienen el Quesos, El Salvador, el Alcobendas, el Barça...». Los santanderinos nunca han contado con un presupuesto generoso. Pero con la llegada de Aldro Energía como patrocinador principal, Mozimán es optimista. «Su llegada me genera mucha ilusión. Tal vez a corto plazo no se vea un cambio brusco en la estructura del club. Pero estoy seguro de que a medio y largo plazo va a apostar muy fuerte por nosotros».

Más licencias

La sexta temporada de los verdes en la División de Honor ha traído más licencias en todo el club que en la última campaña. «Tenemos equipos desde los sub 12 hasta los sub 18, el sénior 1971 y un conjunto femenino. En total, unas 250 fichas», estima Mozimán. Entre las categorías inferiores de los más mayores, sub 16 y sub 18, hay jugadores interesantes. «Rugbiers con buena proyección. Hay algunos que, por su puesto, necesitarán más tiempo, y otros, menos». Pero ya hay chavales jóvenes que han velado sus armas con el primer equipo o que incluso ya son habituales del quince titular. «'Viti' Sánchez, Soria, Giribert, Solís, Marquínez... Además de Mora y Mañero, ya más curtidos. Son ejemplos de que se puede llegar al primer equipo», concluye Mozimán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos