Rugby

«Necesitamos hacer un partido perfecto»

Nathan Paila lleva el balón para el Quesos en el partido entre los pucelanos y el Senor del pasado 22 de octubre en el Pepe Rojo de Valladolid/Ricardo Otazo
Nathan Paila lleva el balón para el Quesos en el partido entre los pucelanos y el Senor del pasado 22 de octubre en el Pepe Rojo de Valladolid / Ricardo Otazo

Tristán Mozimán, el técnico del Senor, señala que su plantilla está «motivadísima» para medirse mañana al Quesos, el líder de la Liga

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

La estadística dice que es el segundo mejor equipo de la Liga en cuanto al ataque (591 puntos) y también la segunda mejor defensa, con 277 puntos en contra. Puestos a pensar, se diría que hay un equipo mejor. Y en ese apartado estadístico, lo es su archienemigo, El Salvador. Pero esos números de ataque y defensa de postín los luce el Quesos con otros aún más demoledores. Quince partidos jugados, quince partidos ganados. Los azules llevan una temporada inmaculada. Y el expreso pucelano llega mañana sábado (16.00 horas) a un lugar en el que se confía quebrar esa racha. El vigente campeón de Liga juega en San Román a un Senor Independiente que no puede estar más ilusionado con la visita del líder. Aunque el entrenador de los verdes, Tristán 'Chucho' Mozimán, avisa de lo que será necesario para ganar mañana: «Necesitamos hacer un partido perfecto».

El 'Chucho' quería dar la charleta de turno a sus huestes a principio de semana. Por aquello de la motivación y también quizá por levantar un poco la moral de la tropa tras la derrota en Ordizia del pasado domingo. Pero no hizo ninguna falta. «Los chicos están motivadísimos para el partido de mañana. La verdad que no hizo falta decir ninguna palabra». Estropear ese bonito '0' que luce en el casillero de derrotas de los pucelanos es suficiente estímulo para cualquier rugbier. Eso, «y jugar un auténtico partidazo».

Las palabras que se ha ahorrado Mozimán las ha transformado en pensamientos propios. En romperse la cabeza para vislumbrar alguna grieta por la que descalabrar al Quesos. Y la empresa se antoja complicadísima. «Quería hacer una estrategia de banquillo, para ver cómo y con qué rugbiers les jugamos en la segunda parte», afirma el preparador argentino. Pero tanto queseros como sus paisanos de El Salvador presumen de un fondo de armario bestial. «Es que hay 23 jugadores del mismo nivel en la convocatoria . Más los que se habrán quedado fuera », destaca.

«La sensación de enfrentarnos a un equipo invencible es lo que motiva para ganarle»

Concentración

Así las cosas, el Senor está obligado a mucho si quiere tener opciones de vencer al líder. La retahíla es larga. «No tenemos que fallar placajes. Y debemos cometer menos errores que ellos», añade Mozimán. Como ocurre en los deportes de equipo cuando uno se enfrenta a un grande, «tenemos que jugar concentradísimos», apunta el 'Chucho'. «Porque diez minutos de bajón ante un equipo como el Quesos te cuestan 14 o 21 puntos en contra». De los azules, Mozimán teme casi todo. «Tienen un pack de delanteros buenísimo, van muy bien en la touche... Es fundamental que no nos 'quiebren' a la primera ocasión que tengan».

La clasificación dice que entre el Quesos, primero con 71 puntos, y el Senor, cuarto con 53, hay ya un abismo de distancia. Pero Mozimán quiere aferrarse a lo vivido en el partido de la primera vuelta. En el Pepe Rojo de Valladolid, el pasado 22 de octubre el Quesos acabó pidiendo la hora. Porque a diez minutos para el final, Mariano García ponía el 25-21 en el marcador con un golpe de castigo. «Y al final del partido, una jugada en la que atacábamos para ir a por la victoria se saldó con una melé. En ella se originó el ensayo de ellos con el que terminó el partido». Como en aquella semifinal de la primera temporada de los verdes en División de Honor, el Quesos se escapó vivo. Pero hasta la fecha, los santanderinos no han conseguido vencer en feudo pucelano. En San Román, la sede del partido de mañana, la historia es otra. De las cuatro visitas queseras a Santander, las dos primeras se saldaron con derrota y con marcadores prácticamente idénticos, 24-21 en la campaña 2013-2014 -la primera del Independiente en División de Honor- y 23-21 en la 2014-2015. En las dos últimas Ligas, ha tocado morder el polvo. Especialmente en la última, con un buen 'meneo', 14-59.

Malo para los dos

La invernada que se está colando en la región no prevé nada bueno para mañana. Salvo el mayor milagro de San Román, el día se augura para pocas bromas en lo meteorológico, con lluvia y frío. Mozimán tuerce el gesto cuando habla de esas previsiones. «Puede igualar algo la cosa, pero para mal. Su juego a la mano se va a resentir, pero el nuestro también». Y el Senor es una auténtica vorágine de hacer ensayos, con hasta 13 partidos en los que ha logrado el punto bonus por haber anotado cuatro o más. Mientras, el Quesos totaliza 11. Un campo con agua y un balón más resbaladizo que una anguila jabonosa llenará el partido de errores entre dos equipos con gusto por el rugby de ataque. «Lo que repercutirá será en el espectáculo», sentencia el 'Chucho'.

Ochenta minutos de perfección. El Senor debe jugar su mejor rugby del año. E incluso con eso puede no ser suficiente. Enfrente está el campeón vigente, el líder y el máximo favorito a ganarlo todo en esta campaña. «Pero esa sensación de enfrentarnos a un equipo invencible es lo que nos motiva aún más para ganarles», concluye Mozimán.

 

Fotos

Vídeos