Un trámite antes de la última pelea por la cuarta plaza

Agustín Schab y David González, intentan limpiar en un ruck/Daniel Pedriza
Agustín Schab y David González, intentan limpiar en un ruck / Daniel Pedriza

El Senor derrota con comodidad a los alicantinos de La Vila antes de jugarse la próxima semana ante El Salvador el factor campo para los cuartos de final ante el Ordizia

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Senor Independiente y Ordizia se verán las caras en los cuartos de final de la División de Honor de rugby. Eso ya está decidido. Lo que no lo está es quién de ellos jugará en casa. Por el momento, son los verdes los que son cuartos en la Liga y tienen ese factor cancha a favor. Ayer, los santanderinos cumplieron el trámite al despachar sin mayores miramientos (41-14) a unos valencianos de La Vila que llegaban a Santander sin nada que jugarse. Y el Ordizia tampoco tuvo mayores problemas para deshacerse de sus paisanos del Hernani por 12-39.

41 Senor Independiente

Gudiño, Altamirano, Domínguez, Álvarez, Alfonso Colombo, Juanpi Guido, Fraser, Agus Schab, Aldo Cornejo, Jackman, Lualdi, Mariano García, Guerrero y Romain Ducamp. También jugaron: David González, Mario Ottoño, Yoel Soria, Collado, Giribert, Nieto y Tai Palmieri.

13 La Vila

Errecaborde, Vía, Pérez, Martínez, Carrión, Orduña, Vinaches, Suiárez, Salice, Gutiérrez, Carrión, Martínez, Jurado, Jara y Rivero. También jugaron: Fernández, Sheroziya, Ponce, Samartano, Lacoste, Caini y Pérez.

Marcador:
m.7: 3-0 (García); m. 14: 3-5 (Orduña); m.14: 3-7 (Jara); m.17: 8-7 (García); m.17: 10-7 (García); m.22: 13-7 (García); m.27: 18-7 (Domínguez); m.27: 20-7 (García); m.37: 25-7 (Lualdi); m.37: 27-7 (García). Descanso. m.57: 32-7 (Ottoño); m.57: 34-7 (García); m.78: 32-12 (Salice); m.78: 32-14 (Rivero); m.80: 39-14 (Lualdi); m.80: 41-14 (García).
Árbitro:
Alfonso Mirat (c. madrileño). Amonestó con tarjeta amarilla al visitante Martínez.
Incidencias:
Vigésimo primera jornada de la División de Honor. Campo de San Román. 350 espectadores.

El problema viene por dos vías. Por un lado, lo apurado de la tabla. El Senor apenas aventaja en tres puntos al Ordizia, 70 contra 67. Y el próximo fin de semana vienen curvas. Los cántabros visitan a uno de los ogros de esto del rugby, El Salvador, en un Pepe Rojo en el que los verdes jamás han rascado nada. Y los vascos reciben en su Altamira a otros paisanos, el Gernika, que ya están virtualmente de vacaciones. Así las cosas, al Senor le hacen falta tres puntos en Valladolid para enjugar el casi seguro '+2' con el que se pondrá el Ordizia al ganar al Gernika, porque al Senor el empate a puntos con los vascos no les vale. Esos tres puntos pueden venir por un empate (dos) y un punto por bonus de ataque. Un partido loco con cuatro ensayos de los verdes. La otra es la heroica. Ganar a El Salvador. Lo que nunca se ha hecho en Pucela.

Para llegar a esas opciones en la última jornada, hubo que pasar este domingo por la estación de La Vila. Los valencianos, ya salvados en su temporada de regreso a la máxima categoría, salieron respondones. A un golpe de castigo de un imperial Mariano García –no falló ni una sola patada–, respondieron los de Villajoyosa con un ensayo de pillos. Una touche sacada en corto derivó en un pase hacia atrás sin mirar que aprovechó un ex de los verdes, Patricio Orduña, para ensayar. Matías Jara transformó para el 3-7. Al Senor se le quedó un poco cara de tonto, porque la misma jugada en touche la habían intentado un par de minutos antes.

El rejonazo le vino de perlas a los santanderinos. Si la mañana pintaba de partido más que fácil, los alicantinos avisaban de que no habían venido a hacer turismo a la capital cántabra. Así que había que espabilar. Y los verdes lo hicieron muy poco después de la marca visitante. El de siempre, ese Mariano García que empieza a merecer una estatua en San Román, agarró un pase de Jackman tras una melé y ensayó casi bajo los palos valencianos. El propio capitán pasaba el ensayo para el 10-7. Y cinco minutos más tarde, un golpe de castigo para el 13-7.

Como una gota malaya, el Senor se dedicó a demoler a un equipo de La Vila que a duras penas podía contener a la velocidad y a la fuerza verde. Era el minuto 27 cuando Joaquín Domínguez culminaba una larga jugada del Senor originada en una touche cercana a la línea de marca de La Vila. Mariano transformaba el ensayo para un 20-7 con el que el partido ya estaba más que encarrilado. De facto, estuvo decidido poco antes del descanso, cuando 'Lauti' Lualdi galopó por el ala derecha para anotar el tercer ensayo de la mañana. Mariano pasaba el oval por la portería para el 27-7 con el que se llegó al descanso.

Soporífera segunda parte

La segunda mitad fue de los tostones más solemnes que se han visto en San Román. Tan sólo había un aliciente, que era cuándo conseguiría el Senor el cuarto ensayo de la mañana y así lograr el punto bonus de ataque y totalizar cinco en el partido. Fue tras una melé en la 22 visitante cuando Mario Ottoño, que había entrado en esa segunda mitad, posaba el oval en la zona de marca de La Vila. Mariano certificaba el 34-7.

Los 22 minutos que quedaban se hicieron eternos. El sopor tan solo se maquilló en el tiempo añadido con un ensayo para cada equipo para el 41-14 definitivo. El pitido final echó a volar la imaginación hacia el Pepe Rojo. Al partido ante un El Salvador que tendrá la vista puesta en la final de Copa de una semana después. Quizá sea el día más indicado para ganar donde no se ha ganado nunca y así dejarse de tantas cuentas. 

 

Fotos

Vídeos