El beneficio de Liberbank se reduce un 28% a la espera de su fusión con Unicaja

Cajero de Liberbank. /R. C.
Cajero de Liberbank. / R. C.

La entidad que integra las cajas de Asturias, Cantabria y Extremadura gana 21 millones hasta marzo y acelera un 5% el cierre de sus oficinas en lo que va de año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Liberbank ha dado el pistoletazo de salida de la presentación de resultados de la banca española con unas cuentas que reflejan un beneficio de 21 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone un retroceso del 28% con respecto a los 29 millones que ganó en el mismo periodo del año pasado. La entidad ha comunicado unos resultados a la CNMV en los que el negocio se mantiene en positivo, después de que hace dos años registra pérdidas de hasta 259 millones de euros, después de asumir un saneamiento cercano a los 600 millones, tras desprenderse de buena parte de su cartera inmobiliaria.

Los resultados llegan cuando apenas restan unas semanas para que la junta de accionistas de la entidad apruebe el proceso de integración con Unicaja, previsto en principio para el mes de junio, según apuntan fuentes financieras. En cualquier caso, no sería hasta octubre o noviembre cuando la fusión entre ambos bancos se materialice de forma completa. A esta hora, las acciones de la entidad caen un 1,75% hasta los 0,4 euros por título, en una sesión que por ahora está marcada por el descenso generalizado del mercado bursátil español.

En este primer trimestre de 2019, el beneficio generado por la entidad que aglutina las antiguas cajas de ahorros de Asturias, Cantabria y Extremadura -además de la absorvida Caja Castilla La Mancha- se ha producido gracias al «impulso de la actividad comercial bancaria» pura y «sin aportaciones significativas de resultados atípicos y por operaciones financieras», según indica el grupo. De hecho, el margen de intereses ha crecido un 8,6% desde principios de año, a pesar de que los tipos se mantienen en mínimos históricos (el precio oficial del dinero, anclado en el 0%, y el euríbor en el -0,11%).

Además, los costes del banco se han visto reducidos un 2,7%. En el caso concreto de los gastos de personal, han crecido un 1,2% en un contexto en el que el número de empleados del grupo ha crecido mínimamente (un 0,1%) hasta situarse en los 3.802 empleados. Donde sí se ha notado la reestructuración comercial ha sido en la red de oficinas de Liberbank, que ha visto cómo se reducía en un 5,2% el número de sucursales abiertas, hasta las 644 con las que terminaba el primer trimestre.

El banco señala que en un entorno en el que aún predomina el proceso de desapalancamiento, Liberbank alcanzó un saldo total de crédito productivo de 22.812 millones de euros, lo que supuso un incremento del 9,6% interanual. El saldo vivo de financiación del consumo aumentó un 8%, hasta los 822 millones. Por su parte, la cartera hipotecaria alcanzó un volumen de 13.640 millones de euros, lo que supuso un crecimiento en términos interanuales del saldo vivo de 4,9%.

Además, el banco ha consolidado la senda de disminución de la tasa de mora, que se ha reducido al 4,5%. Los activos dudosos al cierre del primer trimestre eran 1.076 millones de euros y su volumen disminuyó en el último año en 695 millones. Por otra parte, en el primer trimestre se realizaron ventas de adjudicados de 120 millones de euros, lo que ha supuesto reducir la cartera de adjudicados en el trimestre en un 4,9 por ciento y que en términos interanuales se alcance una disminución del 24,2 por ciento.

Operaciones bancarias