Liberbank ganó 21 millones de euros en el primer trimestre, un 28,5% menos

Junta general de accionistas de Liberbank celebrada en Madrid el pasado año. :: /DM
Junta general de accionistas de Liberbank celebrada en Madrid el pasado año. :: / DM

El banco profundiza en el desarrollo del plan de transformación digital, cerrando acuerdos con entidades líderes en videojuegos y autoconsumo energético

ISABEL AROZAMENA SANTANDER.

Liberbank, el banco de la antigua Caja Cantabria, obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto de 21 millones de euros, lo que supone un 28,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. El resultado se logró con la actividad del negocio típico bancario, sin aportación relevante de atípicos y por operaciones financieras, según informó la entidad.

En su comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el banco que dirige Manuel Menéndez destaca que el margen de intereses y las comisiones crecieron en los tres primeros meses de 2019, lo que refleja su «positiva evolución comercial».

La entidad, que presenta sus resultados en pleno proceso para fusionarse con Unicaja, ha profundizado en el desarrollo del plan de transformación digital, cerrando acuerdos, en el marco de su estrategia de 'open banking', con entidades líderes en videojuegos, autoconsumo energético y en 'fintech' así como la integración en el consorcio de 'blockchain' Alastria.

De enero a marzo, el margen de intereses aumentó un 8,6%, hasta los 114 millones de euros, mientras que el margen comercial se situó en el 1,59% «gracias a la evolución de la rentabilidad del nuevo crédito», que se situó en el 2,34%, siete puntos básicos por encima del trimestre anterior y 65 puntos por encima de la media de la cartera. Además, los ingresos netos por comisiones ascendieron a 45 millones de euros, un 2,3% más en términos interanuales, «debido al buen comportamiento de los seguros y los fondos de inversión», con crecimientos del 13,3% y 14,9%, respectivamente.

Por el contrario, los resultados por operaciones financieras disminuyeron un 81,4%, con una aportación a la cuenta de resultados de 5 millones de euros, mientras que la partida de otros resultados de explotación registró una aportación negativa de 21 millones, en los que se incluye el pago único anual al Fondo Único de Resolución (FUR) y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). De esta manera, el impacto negativo de otros resultados de explotación y la reducción de los resultados por operaciones financieras propiciaron la disminución del margen bruto en un 12,2%, hasta 150 millones de euros.

La entidad presidida por Pedro Rivero resaltó la estrategia de contención del gasto, con una disminución de los de administración del 2,7%, de tal forma que el margen de explotación se situó en 51 millones de euros. En cuanto al coste del riesgo, se situó en el 0,25%.

Al cierre del mes de marzo, el balance de Liberbank alcanzó un total de 40.617 millones de euros, un 3,4% por encima de un año antes, y el primer trimestre presentó un crecimiento récord en el último lustro de los recursos de clientes, que aumentaron un 5,9%, hasta 29.988 millones de euros.

Más crédito

Liberbank alcanzó un saldo total de crédito productivo de 22.812 millones de euros, lo que supuso un incremento del 9,6% interanual. Destacó el aumentó del 6,7% de la financiación a actividades productivas, hasta 5.745 millones de euros, mientras que el saldo vivo de financiación del consumo aumentó un 8%, hasta 822 millones. Por su parte, la cartera hipotecaria alcanzó un volumen de 13.640 millones de euros, un 4,9% más, y la cartera crediticia productiva se anotó ocho trimestres consecutivos de crecimiento.

La ratio de mora se situó en el 4,5%, lo que implica una reducción de 3,34 puntos porcentuales respecto a un año antes, por debajo de la media del sector.

Las acciones de Liberbank reaccionaron con caídas tras la presentación de los resultados. Al cierre de la Bolsa la entidad cotizaba a 0,41 euros por acción frente a los 0,42 del día anterior, un 3,20% menos.

Los sindicatos mantienen la concentración del día 30

«Hemos salido igual que hemos entrado», resumió ayer un portavoz sindical el resultado de la reunión celebrada con la dirección de Liberbank para analizar los últimos despidos en el banco, la mayoría de Cantabria, que se están declarando improcedentes por los tribunales. Por ello, los sindicatos mantienen la concentración prevista en Madrid el próximo día 30, mientras se celebra la junta general de accionistas.

En la reunión, en la que a pesar de las expectativas no se trató el tema de la fusión con Unicaja, «nos han prometido que a partir de ahora van a hacer las cosas bien» y se va a dar audiencia previa a los sindicatos en caso de que se produzcan más despidos como los ocho últimos «argumentando baja productividad», indicó a este periódico Manuel García, delegado sindical de Sibanka en Liberbank, al concluir la cita a última hora de la tarde.

El sindicalista indicó que el banco que dirige Manuel Menéndez «utiliza la reforma laboral para conseguir despidos baratos» fundamentalmente en Cantabria y Castilla-La Mancha ya que, aseguró, en Asturias no se producen. Además hay 48 trabajadores cántabros en Asturias «en traslados forzosos». Confió en que con la fusión mejore el clima laboral en el banco.

En la concentración del día 30 los sindicatos protestarán por «la tensión continua» a la que «se ven sometidos los trabajadores» desde la creación de Liberbank. La movilización ha sido decidida por las secciones sindicales de CC OO, CSIF, STC-CIC, Sibank, UGT, Sibanca, FINE y Apecasyc. Las condiciones laborales «siguen empeorando con presiones diarias por parte de la empresa», aseguran.