Sabadell cree que es de sentido común que el Supremo no apruebe la retroactividad en el impuesto de las hipotecas

Sabadell cree que es de sentido común que el Supremo no apruebe la retroactividad en el impuesto de las hipotecas

El beneficio se reduce un 56% a septiembre hasta 247,8 millones por los ajustes en la venta de carteras y las provisiones por la filial británica TSB

Amparo Estrada
AMPARO ESTRADAMadrid

La sentencia -y su posterior suspensión- del Tribunal Supremo sobre quién debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) en las escrituras de hipotecas ha provocado una conmoción y cierto caos entre los bancos a la espera de lo que resuelva el Alto Tribunal el próximo 5 de noviembre. En el Banco Sabadell confían en que, si se confirma el cambio de criterio -que tiene que pagar el banco y no el cliente-, al menos no se apruebe retroactividad alguna de la medida, según explicó su consejero delegado, Jaime Guardiola, este viernes en la presentación de resultados de los primeros nueve meses del año. En su opinión, por «sentido común» y para preservar la «seguridad jurídica», «lo lógico» es que no hubiera retroactividad. «Los bancos hemos estado cumpliendo con la ley (del IAJD) que data de 1995 y no tenemos por qué sufrir las consecuencias de un cambio de criterio», señaló Guardiola.

Su presidente, Josep Oliu, fue aún más allá y comentó en un encuentro organizado por la Mutualidad de la Abogacía que la decisión del tribunal de que paguen los bancos es un asunto «especialmente grave» y que esperaba que la sentencia sea «reconsiderada».

Mientras llega la decisión del Supremo, en las hipotecas que concede el Sabadell sigue siendo el cliente el que paga el impuesto, todo lo contrario que Bankinter, que ya está asumiendo el pago del tributo. No obstante, el consejero delegado del Sabadell asumió que tendrán que negociar -«se arreglará»- de forma individualizada con los prestatarios que han firmado en estas semanas si finalmente se confirma que debe ser el banco el que asuma el impuesto.

En cuanto al impacto que podría tener en las hipotecas futuras el cambio del sujeto pasivo del impuesto, el número dos del banco señaló que «lo lógico es que se repercuta», es decir, que el coste del impuesto se traslade de alguna manera el cliente. «Al final, el coste para el cliente va a ser equivalente», aunque reconoció que la competencia y la guerra comercial podrían conllevar alguna ventaja para el hipotecado. «No veo que las hipotecas vayan a ser más caras», concluyó.

Admitió que los bancos «tienen un problema de reputación, que viene de una crisis donde hubo malas prácticas y no nos queda más que trabajar para mejorar». No obstante, también se lamentó de que «la gente está enfadada con los bancos cuando el lío lo montaron las cajas».

En los nueve primeros meses del año, Banco Sabadell ha ganado 247,8 millones de euros, un 56 % menos que en el mismo período de 2017, después de los ajustes hechos por las ventas de carteras de activos problemáticos y las provisiones extraordinarias derivadas de la migración de su filial británica TSB, donde han sufrido graves problemas informáticos que dejaron sin acceso a sus cuentas a miles de clientes durante un corto periodo de tiempo.

El margen de intereses ha crecido un 0,2% en tasa interanual hasta 2.742 millones de euros,mientras que la mayor fortaleza la muestran unas comisiones netas de 978 millones, un 8,7 % superiores a las de 2017. Ambas magnitudes reflejan el negocio bancario. La tasa de morosidad es del 4,5% y los activos problemáticos -que se han reducido en 9.282 millones de euros en los últimos doce meses, ascienden a 13.630 millones de euros. Guardiola, por otra parte, confirmó que ultiman la venta de su filial inmobiliaria Solvia.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos