Ana Botín: «Cantabria tiene un gran futuro y el Santander estará ahí»

J. Cotera | P. Bermúdez

La presidenta muestra la nueva imagen corporativa del banco en la Junta General de Accionistas, celebrada en el Palacio de Exposiciones de Santander y a la que asisten 2.500 personas

ISABEL AROZAMENA y ANA DEL CASTILLOSantander

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha realizado varios anuncios durante su discurso ante la Junta de Accionistas 2018 que se celebra en el Palacio de Exposiciones de la capital cántabra. Uno de ellos se refiere a la imagen corporativa del banco que se ha renovado para «reforzar su estrategia digital». El último logo de 2007 y las letras de la marca Santander era de color blanco con el fondo en rojo. Ahora será al revés, con la llama y la marca Santander en un rojo más brillante y un fondo blanco «para aportar mayor transparencia, sencillez y visibilidad». El banco mantiene así la esencia de su logo que «transmite progreso, fortaleza, confianza y cercanía, pero lo moderniza para reflejar los nuevos valores corporativos y la transformación digital».

La renovación de la imagen de marca, presentada por Botín, persigue «adaptarse al nuevo entorno, transmitir mejor la nueva cultura corporativa y reforzar la estrategia» del banco de convertirse en una plataforma digital «y abierta de servicios financieros», con el fin de alcanzar la cifra de 30 millones de clientes digitales en 2018. Para la presidenta del Santander, «esta nueva marca conecta mejor con las nuevas generaciones, es más moderna, y mejora un 20% la visibilidad en formato digital».

El consejero delegado destaca la expansión global del banco

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, se ha mostrado optimista de cara al año actual después de hacer un recorrido por el entorno económico de 2017, año que estima como “el más positivo de los últimos años”. Según su visión, la expansión global cuenta con una base amplia de países y se desarrolla sin desequilibrios destacables. A este se une que la inflación parece contenida y los bancos centrales están desempeñando un papel importante en este control. Además, la incertidumbre regulatoria de los últimos años disminuirá. El ´Brexit´y el calendario electoral de Latinoamérica serán las cuestiones a las que habrá que estar atentos.

El consejero delegado se ha referido a algunos datos de 2017 como el aumento del 7% del beneficio hasta los 6.619 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 13.500 millones. En cuanto al negocio en España, ha destacado el aumento del 42% de los clientes de la cuenta 123 que llegaron a cerca de 600.000.

Álvarez ha recordado que en 2017 se alcanzaron los objetivos financieros y se ha iniciado 2018 ha comenzado en disposición de cumplir los anunciados en la estrategia del grupo. Las prioridades son continuar el plan de transformación comercial y digital; ganar cuota de mercado de forma sostenida; mejorar la calidad de los resultados de forma sostenida y, en definitiva, “seguir trabajando por el progreso de las personas y las empresas”.

La nueva imagen del banco, creada por la consultora internacional Interbrand, ha surgido tras un análisis de las opiniones surgidas en encuestas a empleados y clientes en todos los países del grupo. Esta actualización posibilita, durante un tiempo, la convivencia de la marca actualizada y la anterior, de forma que el cambio será progresivo y se iniciará en el ámbito digital, comunicación y publicidad. Posteriormente se irá extendiendo a otros soportes en las sucursales, material de oficina y otros activos físicos.

Ver más

La llama está presente en el logotipo del banco desde 1986 y fue concebida para un entorno analógico. Quiere evocar el descubrimiento del fuego como símbolo de progreso y representa «pasión y cercanía». Ana Botín ha destacado que la marca Santander «es una de las grandes fortalezas de nuestro banco, reconocida internacionalmente por la confianza y la credibilidad que transmite». El nuevo paso que se da obedece a que «tenemos que cambiar e innovar». Y la marca «debe evolucionar para acompañar nuestra transformación, hacerla más visible y transmitir mejor nuestra cultura». Además, «por primera vez en la historia del grupo unificaremos nuestra marca en todos los mercados».

Javier Cotera

La primera imagen de marca del Santander se creó 1857 y desde entonces ha ido evolucionando hasta esta última de 2018. «La marca debe evolucionar para acompañar nuestra transformación, hacerla más visible y transmitir mejor nuestra cultura», ha indicado Botín.

Más crédito

Ante la Junta, con una presencia récord de representación del 64,55% de accionistas, Ana Botín se ha comprometido a aumentar el crédito para proyectos cántabros de interés para la comunidad. «Trabajamos mirando al futuro, pero sin perder de vista nuestra historia y nuestras raíces», ha apuntado. La vinculación del banco con la tierra que le vio nacer hace 161 años se traduce en que «todo proyecto que tenga potencial pueda ser financiado».

Ha mostrado su orgullo al comprobar «cómo Cantabria crece gracias a su gran espíritu empresarial, su apuesta por la innovación y a su capacidad de trabajo». Ana Botín ha precisado que Cantabria «tiene un gran futuro y el Santander estará ahí». Por ello ha garantizado que el Santander contribuirá al progreso de la región y de sus ciudadanos «para hacerles la vida más fácil».

Adquisición del Popular «sin ayudas públicas»

La presidenta también ha manifestado que «la adquisición de Banco Popular permitió su vuelta a la normalidad operativa tras la fuerte salida de depósitos». Ana Botín les ha recordado a sus accionistas que el Popular «fue el primer caso de resolución bajo el mecanismo único europeo» y que su adquisición se llevó a cabo «sin ayudas públicas».

Además significó «una excelente oportunidad para fortalecer nuestra franquicia en pymes, comercios y autónomos». El Santander recuperó así «su liderazgo en España en todos los segmentos y nos convertimos en el primer banco privado de Portugal».

Respecto a la rentabilidad sobre la inversión, Ana Botín ha anunciado que rondará el 13-14% en 2020 y un impacto positivo «de al menos el 2% en el beneficio por acción desde 2019». Respecto al proceso de integración que «avanza», Botín ha señalado que «seguimos trabajando según lo esperado».

La presidenta del Santander relacionó la época de compra del Popular con «un ciclo muy positivo» de la economía española. Pero fue más allá al reclamar que España sea además referencia «en crecimiento inclusivo: que los españoles que más sacrificios han hecho estos años de crisis, también se beneficien de la recuperación».

Dividendo

Tal como se esperaba, Ana Botín ha anunciado un incremento del 4,5% del dividendo con cargo a 2018, que pasará de 22 a 23 céntimos y, además, se abonará íntegramente en efectivo el de 2019, que se pagará en dos plazos en lugar de cuatro. Será de manera semestral, uno a cuenta en noviembre y otro complementario en mayo del año siguiente. La presidenta del banco ha destacado que «esta nueva estructura de pagos no supondrá una reducción de la remuneración total para el accionista respecto a la modalidad de pago anterior».

En 2017 la rentabilidad total a los accionistas fue del 16,6%, «superior al 12% del sector de bancos en Europa», ha destacado Ana Botín en la junta.

 

Fotos

Vídeos