Maite Rodríguez gana el Premio Mujer Empresaria

Maite Rodríguez./DM
Maite Rodríguez. / DM

La restauradora recibirá el galardón el próximo día 29, en el que también serán reconocidas Laura Sainz de Aja y Rocío Vielva Ramos

DM
DMSantander

La restauradora Maite Rodríguez es la ganadora del Premio Empresaria 2018 en reconocimiento a su tesón, su esfuerzo y su capacidad de superación que, según el jurado, -recoge EFE- le han llevado a posicionar la marca de sus restaurantes, Marutxo y La Flor de Tetuán, «en lo más alto de la cocina cántabra».

El fallo de este premio que concede desde hace 18 años la Asociación de Mujeres Empresarias de Cantabria (AMEC) ha sido dado a conocer hoy por su presidenta, Eva Fernández Cobo, en el Parlamento, junto a la presidenta de la Cámara, Lola Gorostiaga.

La AMEC entregará este galardón en su gala anual, que se celebrará el 29 de noviembre en el Hotel Santemar de Santander, en la que también reconocerá a otras dos profesionales que, a su juicio, representan respectivamente el emprendimiento y la normalización de la ocupación laboral femenina en todos los sectores profesionales: la diseñadora de alta costura Laura Sainz de Aja y la directora territorial del Banco Santander, Rocío Vielva Ramos. Saenz de Aja recibirá una mención en reconocimiento al emprendimiento y a la proyección empresarial; y Bielva Ramos, al liderazgo y la alta dirección

La galardonada con el Premio Empresaria 2019 empezó su trayectoria en la hostelería como camarera y, según ha destacado la presidenta de la AMEC, su valor y su deseo de superación la llevaron a aprender el oficio de maitre. En 2006 se lanzó como empresaria, asumiendo los mandos del restaurante Marutxo y en 2017, los de la Flor de Tetúan.

Fernández Cobo ha subrayado que la trayectoria empresarial de inversión y la capacidad de gestión de Maite Rodríguez la hacen merecedora de este premio anual, con el que la asociación quiere «poner el foco» en mujeres que son referente en Cantabria y visibilizar la labor de una mujer empresaria que representa «los valores de asociación, de emprendimiento, de valentía, de disciplina, de calidad y de entrega».

La presidenta del Parlamento, quien ha recordado que ayer se cumplieron 85 años de la primera oportunidad que tuvieron los mujeres de votar, ha destacado el ejemplo de las empresarias, que «no lo han tenido fácil», han sido valientes y han demostrado que las mujeres, con su talento, son capaces de crear riqueza.

El jurado ha estado integrado por la secretaria general de CEOE Cantabria, Isabel Cuesta; Natalia Alciturri, Premio Empresaria 2017; la jurista Dolores Martínez Melón; la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de El Corte Inglés, Elena Botín; la directora de la Comunicación de la UIMP, Sonsoles Martí; la directora de Santander Convention Bureau, Carmen Sampedro; y Leyre Herrero, vocal de la junta de la AMEC.

También han formado parte del jurado los presidentes de las cámaras de comercio de Cantabria y Torrelavega, Miguel Rincón y Modesto Piñeiro; el rector del Uneatlántico, Rubén Calderón; el decano de la Facultad de Económicas de la Universidad de Cantabria, Pablo Coto; y el delegado de la zona norte de Caja Rural y Caja Viva, Eduardo Benito.