Las bolsas rebotan y las primas de riesgo se estrechan

Vista de un panel que muestra la evolución del IBEX 35, principal indicador de la Bolsa española. / Ballesteros (Efe)

La prima de riesgo italiana bajó 40 puntos básicos, hasta los 247

CRISTINA VALLEJO

Tras las fuertes ventas tanto de renta variable como de renta fija en la sesión de ayer, llegó el rebote. Pero no fue un día libre de altibajos. El Ibex-35, durante la primera mitad de la jornada, dudó entre los números rojos y los verdes. En su peor momento, a las once y media de la mañana, llegó a perder el nivel de los 9.500 puntos que los analistas consideran importante que no ceda para continuar pensando en una recuperación y no en un retroceso hasta los 9.200 puntos. Esa cota, la de los 9.500 puntos, de hecho, funcionó como soporte y desde ahí el indicador se propulsó hasta superar los 9.600 puntos en que marcó máximos del día a la una y media de la tarde. Desde ese punto, fue perdiendo posiciones muy paulatinamente y se estabilizó en un avance del 0,20%, hasta que en los últimos minutos de negociación registró un pequeño último tirón alcista. Así, terminó la jornada con una revalorización del 0,47%, que le llevó hasta los 9.566,20 puntos. 

El rebote fue mucho más intenso en el Ftse Mib de Milán, que se anotó un 2,09%. Bien es verdad que este índice, desde los máximos que marcaba el pasado 7 de mayo hasta la sesión de ayer, había retrocedido un 13%. Mientras tanto, el Ibex-35, desde sus últimos máximos, los que marcó el pasado 11 de mayo, hasta la jornada de ayer, había perdido un 7,30%. 

Sea como sea, el selectivo español se quedó atrás respecto a la mayoría. Porque el PSI-20 de Lisboa se apuntó un 1,39%, mientras que el Dax alemán ganó un 0,93%, y el Ftse 100 británico, un 0,75%. Eso sí, el Cac 40 francés cerró con pérdidas de un 0,20%. 

Los avances también llegaban a Wall Street en la apertura después del contagio que también sufrió ayer por el temor que daba la situación italiana. 

Repsol lidera el rebote en el Ibex-35

En el selectivo español, el avance más importante correspondió a Repsol, que subió un 4,19%. Después se situó Grifols, que se apuntó un 3,33%. A continuación, Acciona y ACS, con subidas de un 2,80% y de un 2%, respectivamente. Después, Acerinox y Red Eléctrica, que sumaron un 1,69% y un 1,27%, respectivamente. 

A partir de ahí, los bancos en bloque: Bankia, Bankinter, el Santander y CaixaBank sumaron entre un 1,26% y un 1,10%. BBVA, por su parte, se anotó un 0,65%. El Sabadell fue el peor del sector, al apenas cerrar prácticamente en tablas. 

En negativo, el peor, Inditex, que retrocedió un 2,32%. Después se colocó IAG, con un retroceso del 1,49%. Merlin Properties fue el tercer valor que más bajó, se dejó un 0,92%. 

Desde los máximos que marcó el Ibex-35 el pasado 11 de mayo, la banca sigue siendo la más castigada y, a la vista del modesto rebote de hoy, parece que los inversores prefieren ir con pies de plomo. Desde el 11 de mayo y hasta la sesión de ayer, el Santander bajaba un 16%, mientras que BBVA, CaixaBank y el Sabadell retrocedían un 14%, Bankia, casi un 13%, y Bankinter, cerca de un 10%. 

Compras de bonos, sobre todo de los italianos

Si en la Bolsa ha habido entrada de dinero, el mercado de bonos de la periferia europea ha encontrado compradores. Así, hoy hemos visto muy importantes caídas en las rentabilidades. El interés del título italiano a diez años retrocedió desde el 3,20% hasta situarse en el 2,86%. El de su comparable portugués retrocedía desde el 2,12% hasta el 1,98%. El del español al cierre de la sesión retrocedía desde el 1,58% hasta el 1,49%.  

Y si en los últimos días los bonos de la Europa 'core' han funcionado como refugio, en la jornada de hoy, en que el mercado parece manifestar un menor temor, los inversores se están deshaciendo de ellos. De esta manera, el rendimiento del bono alemán a diez años pasa desde el 0,25% hasta el 0,36%. 

También al alza el interés de los bonos estadounidenses: pasan del 2,78% hasta el 2,86%. 

Con ello, las primas de riesgo se estrechan con bastante intensidad. La de Italia baja casi 40 puntos básicos hasta los 249. La de España retrocede casi veinte puntos, hasta los 113. 

En la deuda a más corto plazo, que estos días atrás ha metido más miedo que la de vencimiento más largo, también correcciones muy importantes en los rendimientos. Así, la rentabilidad del bono italiano a diez años pasa desde el 2,70% hasta el 1,88%. Si la de ayer fue la subida del rendimiento más importante de la historia, la corrección de hoy también es la más relevante. 

En cambio, los inversores están vendiendo bonos alemanes a dos años, lo que lleva su rentabilidad desde el -0,80% de ayer hasta el -0,68%. 

Lo que sí quizás descuadre es que la rentabilidad del bono español a dos años haya estado subiendo de rentabilidad: pasa del -0,12% hasta el -0,09%. 

El euro recupera terreno frente al dólar

En el mercado de divisas, el euro recupera con fuerza frente al dólar. La moneda comunitaria avanza cerca de un 0,8%, hasta el nivel de 1,1630 unidades. Ayer terminó en el entorno de 1,1520 unidades.

A esta distensión que muestran todos los activos ha podido contribuir una subasta de deuda italiana a cinco y a diez años que ha tenido una gran demanda. También, los rifirrafes que han surgido entre la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas. Durante la mañana trascendió la posibilidad de que estuvieran negociando la creación de un nuevo Gobierno, aunque líderes de la Lega, fuerza que parece muy interesada en que haya nuevas elecciones, no le daban grandes probabilidades de que prosperara.  

En el mercado se comentaba que ante los probables nuevos comicios, pese a que pueden convertirse en un referéndum sobre el euro y seguir pesando sobre los activos, es posible que el recorte reciente y las fuertes ventas hayan sido excesivos.

 

Fotos

Vídeos