El Ibex-35 cierra al alza con la vista puesta en la Fed y en el crudo

El Ibex-35 cierra al alza con la vista puesta en la Fed y en el crudo
EFE

El Ftse Mib de Milán fue el mejor índice europeo del día del día, con una subida del 0,67%

CRISTINA VALLEJOMadrid

Comportamiento mixto en los mercados de renta variable europeos. Al menos, el selectivo español se contó entre los índices alcistas. Así, el Ibex-35, al cierre de la sesión, se anotaba un 0,31%, para dar un último cambio en los 9.031,70 puntos. Aunque a primera hora de la mañana sufrió un fuerte recorte que lo llevó a perder la cota de los 9.000 puntos, se sobrepuso pronto al tropezón.

En su apoyo actuaron los valores más defensivos. Por ejemplo, Enagás y Merlin Properties, que subieron un 3,74% y un 3,11%, respectivamente. Además, Naturgy, que se anotó más de un 2%. 

En verde, también se contaron algunos de los grandes valores, como Telefónica (0,78%). Iberdrola se anotó más de dos puntos porcentuales. Repsol terminó el día con una revalorización del 0,36%.

En negativo, el peor del indicador selectivo fue Cie Automotive, con un recorte del 1,82%. A continuación, dos bancos, Sabadell (-1,16%) y el Santander (-0,98%). También terminaron con pérdidas Bankinter (-0,17%) y BBVA (-0,11%). 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Prosegur encabezó los ascensos, con una subida del 9,91%. Ello, tras la compra del 50% de su negocio de alarmas por parte de Telefónica. En rojo, Urbas fue el valor que más cayó, con un descenso del 5%. 

El Ftse Mib de Milán fue el mejor índice europeo del día del día, con una subida del 0,67%. El Dax alemán se anotó un 0,14%, y el Cac 40 francés, alrededor de un 0,09%. En rojo terminaron dos plazas: la de Lisboa, que perdió un 1,28%, y la de Londres, que recortó un 0,09%. 

Wall Street, a la espera de la decisión de la Fed

Pero en Wall Street reinaba la prudencia antes de conocerse la decisión de la Reserva Federal norteamericana sobre los tipos de interés. Así, al cierre de la sesión europea, el Dow Jones y el S&P 500 registraban pérdidas de alrededor de un 0,25%, mientras que el Nasdaq retrocedía algo más de un 0,3%. El mercado espera que la Fed decida otro recorte preventivo de los tipos de interés de 25 puntos básicos después del que acometió a finales de julio. También podría adelantar la posibilidad de otro movimiento similar antes de que termine el año, pero no se da por sentado. Normalmente, las secuencias de bajadas de tipos preventivas, para evitar una fuerte desaceleración o una recesión, han sido de 75 puntos básicos en total. 

Pero, en el mercado de divisas, el euro perdía posiciones frente al billete verde, que se reforzaba. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión europea, se dejaba un 0,10%, hasta el nivel de 1,106 unidades. 

Eso sí, en el mercado de deuda, caían los intereses de todos los bonos. El rendimiento del título americano a diez años retrocedía desde el 1,80% hasta el 1,75%. Y el interés del título alemán pasaba del -0,48% hasta el -0,51%. También caían las rentabilidades de los títulos de la periferia: la del bono italiano, desde el 0,91% hasta el 0,86%; y la de su comparable español, del 0,27% hasta el 0,22%. Ahí puede residir la razón del mal comportamiento del sector bancario. 

Lo que ha introducido algo de miedo en el mercado es la inyección que por segunda sesión consecutiva se ha visto obligada a efectuar la Reserva Federal ante la falta de liquidez en circulación. Ello hace pensar en la posibilidad de que la autoridad monetaria estadounidense vaya más allá de un mero recorte del precio del dinero para calmar al mercado monetario. El analista financiero Juan Ignacio Crespo explica en Twitter: «Cada vez se está hablando más de que la Reserva Federal pegue un volantazo esta tarde y anuncie un nuevo QE (o algo parecido) por la falta de liquidez en el mercado estadounidense combinada con el exceso de emisiones de deuda pública». «Todo empezó en 2007 con una falta de financiación parecida: ahora por escasez de reservas, entonces por desconfianza», añade Crespo. 

El crudo sigue a la baja

En cuanto al último shock que han sufrido los mercados, el ataque a las instalaciones de Aramco, noticias no muy tranquilizadoras: Arabia Saudí afirmó que, sin dudas, la agresión contó con el sponsor de Irán y que, pese a que quienes reivindicaron el ataque fueron los rebeldes yemeníes, éste no tuvo como origen territorio yemení. Ello puede ser muestra de un importante riesgo de choque geopolítico directo entre las dos potencias de Oriente Medio. A ello se une que el presidente Donald Trump ha dado órdenes a la secretaría del Tesoro para que incremente de manera sustancial las sanciones contra Irán, según declaró en un tuit. 

Pero el precio del petróleo continuaba hoy a la baja. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía algo más de un 1% al cierre de la sesión, hasta los 63,8 dólares, tras haber bajado un 6,5% en la jornada anterior. Pero aún se colocaba por encima de los 60 dólares en que cerraba el pasado viernes, antes del ataque contra Arabia Saudí. El barril de West Texas, por su parte, bajaba un 1,10%, hasta los 58,7 dólares.

Mientras, el oro encadenaba su tercera sesión consecutiva de ganancias: al cierre de la sesión, se anotaba un 0,54%, hasta los 1.509,5 dólares la onza.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 0,31%, para dar un último cambio en los 9.031,70 puntos.

- Enagás y Merlin Properties encabezaron los ascensos, con ganancias de más de un 3%. Cie Automotive y Sabadell fueron los peores, con pérdidas de más de un 1%.

- El precio del petróleo volvía a caer. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía algo más de un 1% al cierre de la sesión europea, hasta los 63,8 dólares.