Calviño y Montero desoyen las críticas de los organismos europeos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero./EFE
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / EFE

Las ministras aseguran que sus previsiones coinciden con las del Gobierno y que les dan «ánimo» para sacar adelante los Presupuestos

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las críticas recibidas al plan presupuestario del Gobierno por parte de la Comisión Europea no han calado entre sus máximas responsables. Pero no fueron los únicos. También el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han expuesto esta semana sus reticencias ante el crecimiento económico de España. Pero tanto la ministra de Economía, Nadia Calviño, como su homóloga en Hacienda, María Jesús Montero, se mostraron este jueves optimistas respecto a estas valoraciones.

Ambas argumentaron que las previsiones coinciden con las del Gobierno, que el pasado mes de octubre envió a Bruselas unas proyecciones macroeconómicas que también rebajaban hasta el 2,6% (dos décimas menos que en su anterior previsión) el crecimiento de España este año y al 2,2% para 2019. «Nuestra aproximación con los objetivos es realista y responsable», explicó Calviño en la rueda de prensa junto al secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. La ministra achacó esta desaceleración a que la economía mundial está perdiendo fuerza y ese contexto «hoy en día influye más que hace diez años» por el proceso de internacionalización de las empresas españolas.

Prorrogar los Presupuestos aumentaría el déficit

Sobre el déficit, que el FMI calcula que en caso de prorrogarse los Presupuestos y no poder incluir medidas de ingresos, se dispare hasta el 2,8% este año y el 2,4% el que viene (seis décimas más de lo previsto por el Gobierno), la titular de Hacienda aseguró que estas previsiones están «en línea» con las suyas y, por tanto, «lo que hay que hacer para que no haya desviación del déficit es aprobar los Presupuestos». Nada dijo, sin embargo, del aviso de Bruselas de que las previsiones de ingresos están infladas. La ministra afirmó que luchará «hasta el último día» para que salgan adelante y no se tengan que prorrogar las cuentas públicas que elaboró en su día el Gobierno del PP.

Por su parte, Calviño aseguró que las evaluaciones sobre el déficit son «útiles» y dan «ánimos» al Gobierno para sacar adelante los Presupuestos. «Me extraña que algunos grupos políticos que defienden la ortodoxia fiscal no se sienten a negociar con nosotros«, indicó la ministra. Además, sobre la advertencia de incumplimiento enviada esta semana por la Comisión Europea señaló que »es similar« a la que han recibido otros países y a la de años anteriores.

Así, explicó que dadas las «circunstancias específicas» de España y la necesidad de reducir la deuda, saben que es necesario reforzar la parte de los impuestos, «independientemente de que el sistema tenga que ser lo más justo y eficiente posible«.

Más información

 

Fotos

Vídeos