Jeremy Corbyn rechaza el Brexit de May y apoya una renegociación si el Parlamento lo suspende

El líder de la oposición británica, Jeremy Corbyn./Reuters
El líder de la oposición británica, Jeremy Corbyn. / Reuters

No descarta la posibilidad de unas nuevas elecciones generales si fracasa la iniciativa de la primera ministra

EPLondres

El líder de la oposición laborista británica, Jeremy Corbyn, ha declarado este domingo su rechazo, en su nombre y en el de su partido, al acuerdo de Brexit alcanzado entre la primera ministra británica, Theresa May, y la Unión Europea. Corbyn ha recomendado que, en el caso de que el acuerdo sea suspendido por el Parlamento británico, May y sus negociadores deberían volver a Bruselas a recomendar el acuerdo.

«No creo que el acuerdo actual responda a las necesidades del país», ha declarado Corbyn que, aún así, considera imposible detener el proceso de salida del bloque europeo. «Creo que no hay opción. Lo que va a ocurrir es que nos acercamos a la fecha de inicio de la separación, en marzo, con un Gobierno que no ha conseguido lo que pretendíamos«, ha declarado en entrevista a Sky News.

«Lo que estamos haciendo es forzar un debate sobre las condiciones de este país en un futuro fuera de la Unión Europea. Porque si hacemos otro referéndum mañana... no sabemos qué pregunta hacer. Ni tenemos los votos en el Parlamento para detenerlo», ha dicho.

«No creo que el acuerdo actual responda a las necesidades del país» jeremy corbyn

Corbyn ha recordado que votó por la permanencia en la Unión Europea, pero ha insistido en que «el segundo referéndum es una opción para el futuro, pero no para hoy».

El líder laborista ha insistido en que el camino que le espera al país será complicado, e incluso no descarta la posibilidad de unas nuevas elecciones generales si fracasa la iniciativa de May, sobre quien pesa a su vez la amenaza de una moción de censura dentro de su propio partido Conservador.

Un plan para evitar un «brexit» sin acuerdo

Diputados del Partido Conservador británico han iniciado contactos con miembros de la oposición para diseñar un plan que evite un «brexit» sin acuerdo, en caso de que el Parlamento rechace el pacto al que ha llegado la primera ministra, Theresa May, según ha revelado este domingo «The Telegraph».

El diario asegura que el grupo de parlamentarios «tories» quieren tener preparada una moción de «emergencia» para presentar en la Cámara de los Comunes días después de un eventual voto en contra del pacto.

Ese plan prevé que el Reino Unido mantenga tras el «brexit» una relación con la Unión Europea (UE) similar a la de Noruega, que asegura su acceso al mercado único al estar integrada en el Espacio Económico Europeo (EEE).

«The Telegraph» subraya que más de 70 diputados del Partido Laborista se rebelaron contra la disciplina de voto de su formación el pasado junio para apoyar una propuesta similar y sugiere que podrían respaldarla de nuevo.

Agrega, con todo, que la oposición laborista puede intentar forzar una moción de censura contra May, o bien proponer un segundo referéndum, antes de adherirse a esa eventual moción pactada con los conservadores.

Raab acusa a la UE de intentar «chantajear» al Reino Unido con el «brexit»

El exministro británico para el «Brexit» Dominic Raab, quien dimitió esta semana por su desacuerdo con el pacto alcanzado con la Unión Europea (UE), ha afirmado este domingo que Bruselas está tratando de «chantajear» a Londres.

El político «tory» ha acusado a la primera ministra, Theresa May, de no haber logrado convencer a la UE de que el Reino Unido estaba dispuesto a levantarse de la mesa de negociaciones sin acuerdo en caso de que los 27 socios comunitarios restantes no aceptasen sus términos.

«Esto se trata de dejar claro con tus acciones que estás dispuesto a decir: Si no llegamos a un pacto razonable, nos iremos. Creo que ese mensaje nunca aterrizó (en Bruselas)», ha dicho Raab en una entrevista con el diario «The Sunday Times».

«Si no podemos cerrar este acuerdo con unos términos razonables, debemos ser muy honestos con el país y decir que no nos dejaremos chantajear ni acosar, y nos marcharemos», ha insistido el exministro.

En un artículo publicado este domingo en el tabloide «The Sun», May ha asegurado, por su parte, que el acuerdo al que ha llegado con Bruselas es el único posible. «No hay planes alternativos sobre la mesa. No existe ningún enfoque distinto con el que pudiéramos llegar a un acuerdo con la Unión Europea», ha dicho la primera ministra, embarcada en una campaña mediática para tratar de convencer a los británicos sobre las ventajas de su pacto.

La jefa de Gobierno ha subrayado que su pacto permitirá «retomar el control completo de las fronteras». «Eso significa que por primera vez en una generación, o más, nosotros seremos los que decidiremos quién puede venir a este país y, lo que es igual de importante, quién no puede venir», ha añadido.

La amenaza de que los diputados del Partido Conservador fuercen una moción de confianza contra la primera ministra continúa presente, si bien por el momento tan solo 25 parlamentarios han elevado esa petición, de los 48 necesarios para activar el mecanismo, según el diario «The Telegraph».

El antiguo candidato «tory» a la alcaldía de Londres Zac Goldsmith se ha sumado este domingo a las peticiones para que May dé un paso al lado.

Raab, uno de los nombres que aparecen en las listas como posible candidato a suceder a May, ha considerado que hablar sobre su futuro político es ahora una «distracción».

Cuestionado sobre lo que haría si él fuera el jefe de Gobierno, ha insisteido en que presionaría para lograr un acuerdo que permita al Reino Unido abandonar de forma unilateral la cláusula de seguridad diseñada para evitar una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. «Creo que no debemos ofrecer la imagen de que estamos asustados de nuestra propia sombra, tenemos que salir ahí afuera y aprovechar las oportunidades», afirmó el exministro.

 

Fotos

Vídeos