Un discurso de Torrent provoca la protesta del presidente del TJSC y del fiscal jefe catalán

Barrientos y Bañeres se han levantado ante su crítica a la independencia judicial

EUROPA PRESS

El discurso del presidente del Parlament, Roger Torrent, en un acto solemne en el Colegio de Abogados de Barcelona (Icab) ha provocado que se levantaran de sus asientos y se apartaran momentáneamente varios asistentes, incluido el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC,) Jesús María Barrientos; el fiscal jefe de Cataluña, Francisco Bañeres, y la fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón, que han abandonado el acto.

Más información

Torrent había dicho poco antes que en los últimos meses hay una regresión de derechos y libertades fundamentales especialmente en Cataluña; ha añadido textualmente que hay presos políticos por delitos inexistentes; que la separación de poderes está en peligro; y ha elogiado la labor de la Comisión de Defensa del Icab.

En la mesa presidencial junto a Torrent han estado el ministro de Justicia, Rafael Catalá -que ha hecho su discurso después de Torrent-, y la decana del Icab, Maria Eugènia Gay, que ha abierto el acto.

En su intervención, Torrent ha criticado al poder judicial y ha afirmado que se vulneran derechos como la libertad de expresión, reunión, manifestación, intimidad y defensa, así como de los derechos políticos fundamentales.

Ha lamentado que "la voluntad de las urnas no se puede materializar" porque los tribunales a instancias del Gobierno central no lo permiten, y ha asegurado que hay presos políticos acusados de delitos inexistentes.

Y ha añadido que esta sesión solemne tiene lugar en un "contexto anómalo por la situación política" en las instituciones catalanas, intervenidas por el Estado, y por la situación de la Justicia.

Torrent ha mostrado preocupación por "la crisis del Estado de derecho" en dos cuestiones esenciales como son la separación de poderes y la garantía de los derechos fundamentales, citando al catedrático Javier Pérez Royo, que lamentaba una regresión a una situación predemocrática, según ha dicho el presidente.

Ha citado los ejemplos del rapero Valtonyc -condenado a tres años de cárcel- y casos de conversaciones de políticos que hablaban de poner o quitar fiscales y jueces, "o ministros que anticipaban decisiones judiciales antes de existir sentencias".

Además, ha cuestionado la separación de poderes y ha dicho que con ello "se pone en riesgo los derechos y libertades fundamentales".

 

Fotos

Vídeos