Roban en la iglesia de un pueblo de Guadalajara mientras los vecinos debatían sobre la oleada de robos que sufren

Imagen aérea de Alcolea del Pinar. /Ayuntamiento de Alcolea.
Imagen aérea de Alcolea del Pinar. / Ayuntamiento de Alcolea.

Los vecinos de Alcolea del Pinar se manifestarán en diciembre

J.V. MUÑOZ-LACUNAGuadalajara

Robar en los pequeños pueblos donde no hay cuartel de la Guardia Civil o agentes de la Policía Local está convirtiéndose en un chollo para las bandas de ladrones. Éstos se han cebado últimamente con el pequeño municipio de Alcolea del Pinar, situado en la comarca de la Sierra Norte de Guadalajara. Sus 336 vecinos, hartos de la oleada de robos que llevan sufriendo desde hace tiempo, decidieron reunirse en asamblea el pasado fin de semana para debatir sobre este problema y decidir acciones.

Lo que no esperaban estos vecinos es que al acabar la asamblea descubrieron que, al mismo tiempo que ellos estaban reunidos, los ladrones estaban sustrayendo 300 litros de gasoil del depósito de la caldera que tiene la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario para el sistema de calefacción.

«Hay robos un día sí y otro también», se lamenta Carmen Rojo, concejala en este municipio que en el pasado llegó a contar con casa cuartel de la Guardia Civil. «La gente no tiene medios de transporte para denunciar los robos en el cuartel de la Guardia Civil más cercano y al final no se denuncia», asegura la concejala de este pueblo que en las últimas semanas ha sufrido robos en dos viviendas, un banco, la estación de ITV y en varios vehículos.

Ante tantos casos de pillaje, los vecinos de Alcolea del Pinar han decidido concentrarse el próximo 8 de diciembre ante el antiguo cuartel de la Guardia Civil y exigir una solución a la Subdelegación del Gobierno en Guadalajara.

 

 

Fotos

Vídeos