Alerta roja en el Parque de Bomberos

La plantilla califica de "insostenible laboralmente" la situación del servicio contra incendios de la ciudad

Efectivos del Parque de Bomberos de Torrelavega realizan maniobras junto a uno de los vehículos en las instalaciones junto al Ferial. /
Efectivos del Parque de Bomberos de Torrelavega realizan maniobras junto a uno de los vehículos en las instalaciones junto al Ferial.
DAVID CARRERASantander

Los propios trabajadores califican de "insostenible laboralmente" la situación que vive el Parque de Bomberos de Torrelavega, y cuyo último capítulo, el enfrentamiento público entre el Ayuntamiento y la jefa del servicio no ha hecho más que poner de relieve la tensión existente en este colectivo integrado por 37 profesionales. Eva Martín se encuentra de baja médica desde el viernes y el Parque descabezado. Todos los mandos y los bomberos coinciden en que la causa de este tenso clima laboral está en la falta de recursos humanos y materiales con la que se viene trabajando en los últimos años.

Las cifras

1.647 horas al año: En turnos de 12 horas, por la mañana de 09.00 a 21.08 horas, y por la noche, de 21.00 a 09.08 horas.

Costes: De los 2,2 millones de euros que cuesta el servicio comarcal al año, el Gobierno regional solo aporta el 16% (371.640 euros).

Presupuesto: De los 398.703 euros que aportaba el Ejecutivo cántabro en 2010 se ha pasado a los 371.640 de los últimos ejercicios.

47 años de edad media: El 62% de la plantilla tiene más de 45 años, y los conductores rondan los 54 años, jubilándose a los 60.

8 vehículos: El Parque dispone de tes camiones autobombas, una autoescala, dos furgones y dos vehículos todoterreno.

Intervenciones: El periodo con más intervenciones fueron los meses de junio a septiembre, la mayoría por incendios.

Por su parte, el Ayuntamiento, como así lo han puesto de manifiesta en reiteradas ocasiones tanto el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, como el concejal de Seguridad Ciudadana, Pedro Pérez Noriega, insiste en que todavía no han encontrado la "fórmula para contratar" el personal que necesita el servicio "sin saltarse la normativa".

De este modo, uno de los principales caballos de batalla de los bomberos es que la plantilla es insuficiente para atender a una población de 120.000 habitantes, ya que el Parque de Torrelavega ofrece un servicio comarcal. En la actualidad está integrada por 37 profesionales que son la jefa del servicio, el oficial técnico ahora de baja laboral y 35 bomberos. De esos 35 trabajadores, cinco son conductores, pero también cumplen funciones de bombero porque según los sindicatos "la escasez de medios en parques pequeños como éste hace que se tienda a la figura del conductor-bombero, y no como antes que se dedicaban exclusivamente a conducir".

Los sindicatos y la Plataforma de Bomberos de Cantabria recuerdan que la plantilla se ha visto reducida en un 12% desde 2011, con solo 37 bomberos para atender a más de 120.000 habitantes, lo que supone un bombero por cada 3.500 vecinos.

Eva Martín no se siente respaldada

La jefa del servicio, Eva Martín, que hace diez días no acudió a los actos de celebración del día del patrono, al no sentirse respaldada por el equipo de gobierno local, explicó más tarde que esta carencia de medios está repercutiendo en la calidad del servicio que presta el Parque de Bomberos.

Tras hacerse públicas sus quejas, el concejal responsable del área, el regionalista Pedro Pérez Noriega, manifestó que "tiene una forma de ser que la lleva a pensar que todos estamos contra ella" y le instó a que analice "por qué todos los bomberos estaban en el acto menos ella, por qué todos los que pasan por mi puesto tienen problemas con ella". Luego vino el episodio de la presentación de la memoria del servicio en cuya rueda de prensa el alcalde no permitió hablar a Eva Martín por considerar que se trata de "cuestiones personales".

Algunos de los bomberos del Parque de Torrelavega visto el ambiente prefieren permanecer en el anonimato reconocen que el clima laboral "no es el mejor" aunque entienden que "la falta de diálogo ha hecho que las cosas vayan a peor y un ejemplo de ello es lo que ha sucedido esta semana con este bochornoso incidente público que se podía haber solucionado de forma privada". De hecho, dicen que "se veía venir" ya que las diferencias entre las autoridades políticas y la jefa del Parque resultan "evidentes".

En cuanto a la escasez de medios materiales, los bomberos son conscientes de que hay "aspectos mejorables y que un camión cisterna facilitaría el trabajo" pero hacen hincapié en que "al problema de la falta de recursos y una plantilla corta se une la falta de voluntad de unos y otros para solucionar este tipo de conflictos".

Conscientes de la situación y de la repercusión en el servicio que se ofrece al ciudadano, los seis grupos municipales con representación en la Corporación aprobaron de forma unánime en el último pleno una moción para recordar al Gobierno regional que se trata de un parque referencia de la comarca, que presta servicio a muchos municipios de los alrededores, a pesar de recibir una cantidad que no es suficiente por parte del Ejecutivo.

El Gobierno Cántabro solo aporta un 16%

La Plataforma de Bomberos apunta que desde hace años el Gobierno cántabro tan solo aporta un 16% esto es 371.640 euros del coste total de 2.236.900 euros del servicio al año. A pesar de que se acude a otros municipios como son los de Piélagos, Miengo, Alfoz de Lloredo, Cartes, Polanco, Puente Viesgo, Santillana del Mar y Suances, una superficie que abarca diez veces más que el municipio de Torrelavega.

En la actualidad, según los datos de la memoria de 2016 del Parque de Bomberos, se presta servicio de emergencias a una población de unos 120.000 habitantes, realizando más del 27% de sus actuaciones fuera del municipio. Con estos datos se comprueba que el Parque de Torrelavega es un servicio comarcalizado excepto para recibir la dotación económica equivalente a los servicios que presta. Este desajuste en la aportación económica que el Gobierno regional destina a Torrelavega genera un agravio comparativo entre vecinos de la comarca, de modo que cda torrelaveguense paga cerca de 37 euros al año por el servicio de bomberos, frente a los apenas 3 euros que pagan los vecinos de la comarca disponiendo de las mismas prestaciones.

Otro de los problemas en el seno del Parque es que lejos de rejuvenecerse la plantilla, la edad media sigue aumentando y en la actualidad se sitúa en los 47 años. Además, el 41% tiene más de 50 años, el 62%, más de 45, y la media de edad de los conductores alcanza los 54 años. Una plantilla que actualmente cuenta con una jefa, un auxiliar administrativo, cinco cabos, cinco conductores, 24 bomberos, y 5 bomberos temporales contratados por cinco meses. De cara a 2017, el equipo de gobierno ha insistido en que "si la ley lo permite" se dotará al Parque de más efectivos, algo que contribuirá a la mejora del servicio y sobre todo a que las relaciones laborales se normalicen.