Anievas abandonará la Mancomunidad de servicios del valle el 1 de enero

Los alcaldes de la mancomunidad, Pernía, Gómez, Mantecón y Montero. /Cavia
Los alcaldes de la mancomunidad, Pernía, Gómez, Mantecón y Montero. / Cavia

Las discrepancias que mantienen los cuatro ayuntamientos que forman este órgano ponen en peligro su continuidad

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La Mancomunidad de Servicios de los Valles de Iguña y Anievas dejará de existir como tal a 1 de enero del año que viene. Así lo anunció esta semana el alcalde de Anievas, Agustín Pernía (PRC), al explicar que ya se ha registrado la citación de la Corporación para una sesión plenaria en la que se decidirá la salida del valle de esa mancomunidad. Así se lo ha hecho saber al resto de alcaldes, enfrentados por el funcionamiento de un organismo herido de muerte.

Tanto es así que la actual presidenta y alcaldesa de Molledo, Teresa Montero (PSOE), ha dicho que si siguen las presiones de los alcaldes de Arenas de Iguña y Bárcena de Pie de Concha ella misma llevará a pleno también abandonar esa mancomunidad. Otro alcalde, el de Arenas de Iguña, Pablo Gómez (PRC), anunciará este miércoles en la reunión del Consejo que deja su cargo como Tesorero, cansado, ha dicho, «de tener que dar explicaciones a personas que llevan dos años (el mandato de Montero) sin cobrar sus servicios». Defensor de esa mancomunidad, coincide con el alcalde de Bárcena, Agustín Mantecón (PRC), como «fieles defensores» de ella.

Agustín Pernía explicó que «tal y como funciona esta mancomunidad para Anievas no tiene sentido seguir en ella». El alcalde afirmó que «la decisión la hemos tomado ahora para no perjudicar el funcionamiento normal de la mancomunidad».

Anunció su decisión en el momento en el que debería haber asumido la presidencia de la mancomunidad, prorrogada en manos de la alcaldesa de Molledo, muy crítica con los otros dos miembros, los alcaldes regionalistas de Arenas y Bárcena. «Tal y como están las cosas no tiene futuro. Me han hecho padecer mucho estos dos años y medio que llevo de presidenta y han conseguido quemarme con lo que quizá yo también proponga que Molledo se salga. Con la actitud de poner palos en las ruedas constantemente no creo que tenga futuro, y si se va Anievas, menos», dijo.

Pablo Gómez lamentó en primer lugar el «espectáculo que estamos dando desde la mancomunidad» y mantuvo su apuesta por el futuro de ese organismo «con o sin Anievas». Adelantó que en la próxima reunión del Consejo dejará su cargo como tesorero «y espero que otra persona asuma la responsabilidad de firmar pagos porque no tengo por qué soportar que haya personas que me reclamen pagos que no se han hecho en los últimos dos años».

También señaló que «una cosa es lo que piense una persona y otra lo que son los procedimientos oficiales, uno se puede ir si no está a gusto, pero habrá que cumplir los trámites precisos y mientras Anievas seguirá formando parte de la mancomunidad».

Por su parte el alcalde de Bárcena dijo no compartir la decisión de Anievas «pero la respeto y a partir de ahí habrá que replantear la mancomunidad, un organismo muy aprovechable todavía para crear empleo y agrupar gastos». También afirmó que Anievas deberá asumir la presidencia de la mancomunidad mientras su decisión de abandonarla no pase por pleno y sea firme.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos